China va retomando la normalidad

Los chinos comienzan a   volver al trabajo pero no al “business as usual”. 

Mientras en el mundo la gente comienza a revalorar el trabajo remoto, en China los empleados comienzan a regresar a sus lugares de trabajo luego de una licencia forzada debido a la epidemia de coronavirus. Aunque la situación parece controlada en el país donde se originó la enfermedad, volver a trabajar no es fácil

Les toman diariamente la temperatura y los obligan a usar mascarilla. Quien se la saca, aunque sea por un momento, recibe una sanción. Luego se ha estipulado que no más del 50% del personal esté junto en el mismo lugar en un determinado momento. Al momento de almorzar, los trabajadores deben poner una especie de pantalla protectora mientras comen en la cantina y deben mantener un metro de distancia entre cada individuo. En las oficinas del equivalente de Uber en ese país   Didi Chuxing, el piso de los ascensores han marcado con cinta cuadrados,  cada uno con la imagen de   zapatos para impedir que los empleados se amontonen y se acerquen demasiado.

Oppo, una empresa fabricante de smartphone, a ligado el uso del barbijo a los indicadores de desempeño que se usan para evaluar el trabajo de los empleados.

Por eso, aunque ya se puede abandonar el trabajo remoto, hay cálculos que indican que solo 20% de los empleados lo ha hecho.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades