Algunas actividades conducen al amor

La empresa de análisis de datos Priceconomics descubrió que algunos trabajos están destinados a mezclarse con el amor. Los trabajadores que se desempeñan en algunas áreas son más proclives a tener parejas del mismo rubro.

 

Se dice que el amor y el trabajo no se deberían mezclar. Pero para algunos trabajadores, el amor está a la vuelta del escritorio de la oficina. Según la empresas de análisis de datos Priceconomics algunos trabajadores son mucho más proclives que otros a casarse con gente de su misma actividad. El análisis tomó en cuenta alrededor de 500 profesiones, pero no computó en sus datos a los matrimonios del mismo sexo Entre las diez ocupaciones más propensas a mezclar los negocios con el amor, dos se encuentran en la agricultura. Los trabajadores agrícolas, que ayudan a los agricultores a mantener los cultivos y el ganado, casarse con otras personas con el mismo trabajo el 27% del tiempo – y los encargados agrícolas, como los agricultores y ganaderos, lo hacen el 20% de las veces. Otras ocupaciones, como los médicos y cirujanos (un 25% de las veces), trabajadores de servicios de juegos de azar (21%), y los administradores hoteleros (18%) también encabezan la lista.

 

Los profesores de estudios terciarios presentan un porcentaje del 17%, seguidos por todos los trabajadores del mundo del Derecho como abogados y jueces que tienen la misma chance de terminar casados con alguien de su mismo mundo laboral. Los gerentes de cadenas de comida también tiene un 17% de posibilidades de casarse con alguien de su mismo rubro. Finalmente, cerrando el top 10, aparecen los trabajadores de la apariencia personal, es decir, quienes se encargan de la estética. En esto caso hay un porcentaje del 16% de que se enamoren y casen con alguien de su mismo trabajo.

 

Dan Kopf, autor del análisis de Priceonomics, toma nota de la alta tasa de casamientos que hay entre los  trabajadores agrícolas y los administradores agrícolas , puede ser atribuido escasez de diversidad de ocupaciones disponibles para las personas en las comunidades rurales en comparación con las urbanas. El estudio explica que como cada profesión viene acoplada con una forma de vida particular, a veces es difícil equiparar formas de vida muy diferentes. Los trabajos que demandan horario nocturno son incompatibles con los que tienen horario de oficina, los trabajos de home office no se llevan demasiado bien con los trabajos que requieren viajar al exterior durante varios meses.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades