7 errores que cometemos en hoteles

Una delgada línea separa una estadía maravillosa de otra que nos deja un gusto amargo. Pero la diferencia depende más de nosotros de lo que creemos. Aquí, 7 errores frecuentes y cómo evitarlos.

Perderse un upgrade

Muchas veces la peor equivocación durante un viaje no es lo que hacemos sino lo que dejamos de hacer. Toda persona acostumbrada a los hoteles sabe que los upgrades de habitación baratos o gratuitos son tan comunes que uno siempre debería pedirlos al entrar por las dudas.

Es bastante común que haya reservas que se caen y además, el crecimiento de ofertas como Airbnb significa que las habitaciones más caras suelen estar desocupadas. Entonces, uno puede preguntar amablemente si hay posibilidad de algún upgrade.

No usar la caja de seguridad

No es común que haya robos, pero los hoteles no son totalmente seguros. Hay llaves maestras que pueden caer en manos equivocadas y es bastante posible que alguien se infiltre en una habitación que se está limpiando o que ha quedado abierta.

Dejar guardados los objetos de valor y los electrónicos es una precaución que hay que tomar en serio. Si la preocupación es olvidárselos luego allí, se puede poner un recordatorio en el teléfono para que advierta en el día de la partida.

 

Confiar en el mini-bar

Todo lo que hay en el mini-bar es tentador, pero los precios son ridículos. Aunque no proyectes tomar nada de allí, ten cuidado de no moverlos de lugar. Algunos mini-bares tienen sensores que cobran  por elementos que han sido movidos de donde estaban aunque no hayan sido consumidos. Entonces pensá dos veces antes de guardar en la heladerita lo que te sobró de la comida que compraste en la calle.

 

No cerrar la puerta con llave

Muchas veces olvidamos poner la cadenita o el seguro de la puerta de nuestra habitación. Esto no es solamente para impedir robos. Se pueden cometer errores  y el personal con su llave maestra puede entrar sin advertir que está ocupada. Cerrar bien la puerta, entonces, puede evitar pérdidas o simplemente momentos embarazosos.

 

No leer las indicaciones para casos de emergencia

De esto somos culpables casi todos. Esa información es muy importante por si de pronto nos ordenan evacuar, especialmente por un corte de luz y todo está oscuro.

 

Salir a comprar las cosas de tocador que nos olvidamos

Antes de ir a la farmacia cercana para comprar los cosméticos que nos olvidamos, mirá bien lo que hay en el baño o llamá a recepción. Te vas a sorprender de las cosas que tienen y pueden ofrecer.

Olvidarnos cosas

Cargadores de teléfonos, tablets y laptops, zapatos en el fondo del piso del placard, valores en la caja fuerte. Hay muchos lugares para olvidarse cosas en una habitación de hotel. Hay que mirar cuatro veces antes de abandonarla. Abrir todos los cajones, todas las puertas, mirar debajo de la cama, en la ducha, detrás de las cortinas y encima de todas las mesas. Son solo 20 segundos que pueden impedir un dolor de cabeza.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades