7 de cada 10 dueños aplican subas arriba de la inflación

La baja rentabilidad anual que venían teniendo los alquileres (menos del 3%) y la incertidumbre por la nueva ley hicieron que muchos dueños optaran por vender sus propiedades para obtener mayores ganancias y así no tener que lidiar con algunos puntos –según ellos contradictorios- de esa norma.

Así lo indica un relevamiento realizado por RE/MAX Premium, que analizó el comportamiento de los propietarios luego de la sanción de norma.

Este panorama llevó a que la demanda de alquileres superara a la oferta vigente y que los futuros inquilinos tengan que pagar elevados precios para mudarse y aceptar las reglas de juegos que los propietarios les imponen.

En ese sentido, un relevamiento realizado por RE/MAX Premium indicó que 7 de cada 10 propietarios no respeta la ley de alquileres y fijan subas por encima de la inflación. “Hoy los dueños manejan toda la situación como quieren. La realidad es que hay tanta demanda que ponen ellos las condiciones y el precio y el inquilino queda rehén de ellos”, remarcó Ariel Champanier, presidente de empresa.

“La ley de alquileres, que se hizo para mejorar la realidad de los inquilinos, en realidad la empeoró porque en vez de dejar un libre mercado hicieron algo totalmente diferente porque el dueño ahora se cubre por si acaso y muchas veces pide un valor superior porque sabe que por cada inmueble hay 10 posibles inquilinos”, explicó Champanier.

Por más que desde las inmobiliarias aconsejen respetar la ley y que los contratos se hagan cada 3 años con subas anuales –como está estipulado-, el presidente de RE/MAX Premium aclaró que “en los acuerdos entre privados no nos podemos meter”.

Y a pesar que la nueva legislación permite la primera actualización al año de la firma del contrato a través de un índice que elabora el Banco Central, son muy pocos los que se rigen por ese valor y buscan capitalizarse a futuro imponiendo aumentos por encima de la inflación.

“Para 2021 proyectamos una suba del 40% en el precio de los alquileres, que podría incrementarse con la inflación galopante que tenemos y la alta demanda de inmuebles persistente”, señaló Champanier, quien para fijar un precio hace un estimativo de mercado buscando unidades de similares características pero luego tiene que lidiar con las pretensiones del dueño.

“Por lo general, el propietario siempre pretende mucho más de lo real y está en nosotros bajarlo a tierra y poner un valor lógico. Aunque muchos nos consultan, la realidad es que se terminan haciendo acuerdos por fuera de la ley y el inquilino queda atado a lo que el dueño decida”, explicó el presidente de RE/MAX Premium.

La disparada en los precios también hizo muchos inquilinos debieran mudarse a zonas más rezagadas de la ciudad, en busca de un lugar más acorde a sus ingresos. “Lo que sí está pasando es que en el centro porteño cuesta mucho más alquilar que antes ya que es una zona cara y actualmente no tiene tanta demanda como antes”, detalló Champanier tras la implementación del home office y el cierre de muchos locales comerciales a raíz de la pandemia de coronavirus.

En RE/MAX Premium, un monoambiente en Belgrano cotiza $30 mil mensuales, mientras que en Flores entre $15 mil y $18 mil dependiendo de la antigüedad. En lo que respecta a los PH, arrancan en $50 mil debido a la escasa oferta de este tipo de inmuebles.

“Hoy entre barrios residenciales no hay tanta diferencia de precios porque al haber tanta demanda de alquileres los valores se equilibraron”, concluyó Champanier.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades