X.-Del materialismo a lo espiritual

Esta es la décima entrega de diez lineamientos que surgieron en los noventa y prometen consolidarse en los próximos años. Hoy: El renacer de las pasiones religiosas y filosóficas es una respuesta a la exacerbación de lo material.

Empresas y particulares expresan su compromiso con los valores espirituales. En todo el mundo la gente está abandonando el impulso materialista a “tenerlo todo” y manifiesta en cambio un creciente apetito por la espiritualidad.

Como lo demuestra la creciente asistencia a los servicios religiosos, el interés por lo espiritual y la preocupación por la responsabilidad social, la tendencia en parte es una respuesta de alta sensibilidad a un mundo de alta tecnología.

En casos extremos, es un fenómeno de corto plazo inspirado por la fiebre del milenio. Pero para mucha gente del grueso de la sociedad, el resurgimiento de lo espiritual es nada más que el reconocimiento, largamente reprimido, de una necesidad tan básica como la comida, el agua y el abrigo.

El renovado interés por la espiritualidad está creando un paraíso para productores de radios religiosas y libros, para constructores de iglesias y sinagogas, templos y mezquitas, por mencionar sólo algunas de las industrias que están llenándose los bolsillos. Su manifestación más sorprendente, sin embargo, podría estar en el lugar de trabajo.

* Los empleadores están más dispuestos a hablar de sus creencias religiosas en el trabajo. Muchas empresas ya disponen de un espacio para que los empleados realicen grupos de estudio para analizar aspectos religiosos: lectura de la biblia, ética y filosofía judía y plegarias musulmas. Además, los empleados se niegan a trabajar en días santos.

* Aparecen nuevas profesiones para brindar a las empresas y sus empleados asesoramiento espiritual. Esto significa, por ejemplo, capellanes de la empresa (hay alrededor de 4.000 en Estados Unidos, según el National Institute of Business and Industrial Chaplains) y consultores gerenciales que predican cosas como la relación entre espiritualidad y productividad, moral y servicio al cliente. Lucent Technologies y el World Bank figuran entre los empleadores que han usado servicios de consejeros espirituales.

* Cada vez son más las empresas que ponen los valores espirituales y la responsabilidad social en el centro de sus principios operativos. AES, el grupo privado generador de electricidad, pone la responsabilidad social antes que las ganancias. Organizaciones de networking como Business for Social Responsibility (en Estados Unidos) y Young Executives for Responsible Business (en Europa) tienen centenares de empresas asociadas. Y también hubo explosión del interés por las inversiones con responsabilidad social y ambiental.

Las oportunidades se encontrarán en:

* Productos que reflejan enseñanzas o temas religiosos.

* Consultoría en recursos humanos para diseminar información sobre las religiones del mundo y asegurar la comprensión.

* Excursiones a destinos religiosos.

Aun cuando muchas empresas instalan políticas que condenan la intolerancia religiosa, los tribunales van a ver un aumento en las demandas contra empleadores por discriminación sobre la base de convicciones religiosas. A medida que más inversores incorporan la responsabilidad social a sus decisiones de inversiones, más empresas harán el esfuerzo de obtener ganancias haciendo el bien. Se acelerará el desarrollo económico ambientalmente sostenible en partes del mundo hasta ahora descuidadas.

Empresas y particulares expresan su compromiso con los valores espirituales. En todo el mundo la gente está abandonando el impulso materialista a “tenerlo todo” y manifiesta en cambio un creciente apetito por la espiritualidad.

Como lo demuestra la creciente asistencia a los servicios religiosos, el interés por lo espiritual y la preocupación por la responsabilidad social, la tendencia en parte es una respuesta de alta sensibilidad a un mundo de alta tecnología.

En casos extremos, es un fenómeno de corto plazo inspirado por la fiebre del milenio. Pero para mucha gente del grueso de la sociedad, el resurgimiento de lo espiritual es nada más que el reconocimiento, largamente reprimido, de una necesidad tan básica como la comida, el agua y el abrigo.

El renovado interés por la espiritualidad está creando un paraíso para productores de radios religiosas y libros, para constructores de iglesias y sinagogas, templos y mezquitas, por mencionar sólo algunas de las industrias que están llenándose los bolsillos. Su manifestación más sorprendente, sin embargo, podría estar en el lugar de trabajo.

* Los empleadores están más dispuestos a hablar de sus creencias religiosas en el trabajo. Muchas empresas ya disponen de un espacio para que los empleados realicen grupos de estudio para analizar aspectos religiosos: lectura de la biblia, ética y filosofía judía y plegarias musulmas. Además, los empleados se niegan a trabajar en días santos.

* Aparecen nuevas profesiones para brindar a las empresas y sus empleados asesoramiento espiritual. Esto significa, por ejemplo, capellanes de la empresa (hay alrededor de 4.000 en Estados Unidos, según el National Institute of Business and Industrial Chaplains) y consultores gerenciales que predican cosas como la relación entre espiritualidad y productividad, moral y servicio al cliente. Lucent Technologies y el World Bank figuran entre los empleadores que han usado servicios de consejeros espirituales.

* Cada vez son más las empresas que ponen los valores espirituales y la responsabilidad social en el centro de sus principios operativos. AES, el grupo privado generador de electricidad, pone la responsabilidad social antes que las ganancias. Organizaciones de networking como Business for Social Responsibility (en Estados Unidos) y Young Executives for Responsible Business (en Europa) tienen centenares de empresas asociadas. Y también hubo explosión del interés por las inversiones con responsabilidad social y ambiental.

Las oportunidades se encontrarán en:

* Productos que reflejan enseñanzas o temas religiosos.

* Consultoría en recursos humanos para diseminar información sobre las religiones del mundo y asegurar la comprensión.

* Excursiones a destinos religiosos.

Aun cuando muchas empresas instalan políticas que condenan la intolerancia religiosa, los tribunales van a ver un aumento en las demandas contra empleadores por discriminación sobre la base de convicciones religiosas. A medida que más inversores incorporan la responsabilidad social a sus decisiones de inversiones, más empresas harán el esfuerzo de obtener ganancias haciendo el bien. Se acelerará el desarrollo económico ambientalmente sostenible en partes del mundo hasta ahora descuidadas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades