Tyco International: casi US$ 3.000 millones para arreglar litigios

La compañía cuyos dos máximos ejecutivos están presos ha aceptado pagar US$ 2.975 millones para encarrilar demandas colectivas de inversores. Este arreglo, el mayor de su tipo, busca cerrar uno de los máximos escándalos empresarios del país.

18 mayo, 2007

En realidad, los litigantes están en posición de recobrar aún más dinero, pues serán partes en la eventual distribución de cualquier suma involucrada en pleitos contra Dennis Kozlowski, ex director ejecutivo hoy entre rejas, dos cómplices y la ex auditora de la firma, Price Waterhouse Coopers.

Estas novedades aparecen precisamente mientras el grupo, todo un ramillete de distintas actividades, trata de escindirse en tres partes. Al mismo tiempo, Tyco afronta litigios de bonistas a quienes no les han ofrecido indemnizaciones suficientes por los cambios a producirse en la estructura del conglomerado.

Bajo Kozlowski, Tyco creció espectacularmente vía fusiones y adquisiciones. Su acción llegó al pico de US$ 63,20 en 2001. Pero echó mano a “contabilidad imaginativa” para inflar utilidades, según confirmaría más tarde la Securities & exchange commission (SEC, comisión de valores). Además, la entidad descubrió cienos de millones de dólares en bonificaciones secretas a jerárquicos.

El CEO y su director financiero, Mark Swartz, fueron condenados por latrocinio en gran escala, falsificación de documentos contables y asociación ilícita. Ahora cumplen ambos sentencias de hasta veinticinco años. Otro director, Frank Walsh, ha sido acusado “solamente” de fraude con títulos.

De acuerdo con el arreglo citado al principio, Tyco pagará esos US$ 2.975 millones a quienes hayan comprado bonos desde el 13 de diciembre de 1999 hasta el 7 de junio de 2002. Poco antes de esta fecha, Kozlowski fue obligado a renunciar. Ahora, los inversores podrán recibir la mitad de cuando la compañía logre sacarles a Kozlowski, Swartz y Walsh.

Tiempo después, Richard Scalzo –el mayor socio de PWC a cargo de la cuenta Tyco- fue castigado por la SEC. Se le vedó auditar empresas cotizantes en bolsa. Según la entidad, desde 1999 Scalzo sabía que Kozlowski y Swartz eran dos bandidos. Pero no hizo nada para proceder y ponerlos al descubierto.

En realidad, los litigantes están en posición de recobrar aún más dinero, pues serán partes en la eventual distribución de cualquier suma involucrada en pleitos contra Dennis Kozlowski, ex director ejecutivo hoy entre rejas, dos cómplices y la ex auditora de la firma, Price Waterhouse Coopers.

Estas novedades aparecen precisamente mientras el grupo, todo un ramillete de distintas actividades, trata de escindirse en tres partes. Al mismo tiempo, Tyco afronta litigios de bonistas a quienes no les han ofrecido indemnizaciones suficientes por los cambios a producirse en la estructura del conglomerado.

Bajo Kozlowski, Tyco creció espectacularmente vía fusiones y adquisiciones. Su acción llegó al pico de US$ 63,20 en 2001. Pero echó mano a “contabilidad imaginativa” para inflar utilidades, según confirmaría más tarde la Securities & exchange commission (SEC, comisión de valores). Además, la entidad descubrió cienos de millones de dólares en bonificaciones secretas a jerárquicos.

El CEO y su director financiero, Mark Swartz, fueron condenados por latrocinio en gran escala, falsificación de documentos contables y asociación ilícita. Ahora cumplen ambos sentencias de hasta veinticinco años. Otro director, Frank Walsh, ha sido acusado “solamente” de fraude con títulos.

De acuerdo con el arreglo citado al principio, Tyco pagará esos US$ 2.975 millones a quienes hayan comprado bonos desde el 13 de diciembre de 1999 hasta el 7 de junio de 2002. Poco antes de esta fecha, Kozlowski fue obligado a renunciar. Ahora, los inversores podrán recibir la mitad de cuando la compañía logre sacarles a Kozlowski, Swartz y Walsh.

Tiempo después, Richard Scalzo –el mayor socio de PWC a cargo de la cuenta Tyco- fue castigado por la SEC. Se le vedó auditar empresas cotizantes en bolsa. Según la entidad, desde 1999 Scalzo sabía que Kozlowski y Swartz eran dos bandidos. Pero no hizo nada para proceder y ponerlos al descubierto.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado