Ser lindo ya no es una ventaja

Según un estudio los hombres considerados más atractivos tienen menos chances de ascender en el trabajo. ¿La razón? Sus jefes los consideran una amenaza.

Si están entre los que piensan que ser atractivo es una ventaja competitiva en esta vida, quizás estén equivocados. Un nuevo estudio en conjunto entre la Universidad de Maryland y la University Collage de Londres reveló que estar un poquito por debajo del promedio en la escala de la belleza podría ayudar, en el caso de los hombres, a conseguir un mejor puesto de trabajo.

 

El estudio se basó en un experimento en el que un grupo de voluntarios tuvo que contratar a algunos nuevos miembros del staff. Cuando los voluntarios creyeron que el nuevo compañero de trabajo trabajaría dentro de metas por equipo, era contratado. Pero cuando lo veían como competencia, lo descartaban inmediatamente.

 

Es claro: cuando los hombres son percibidos como una amenaza, no son contratados. Y eso es lo que ocurre con aquellos considerados más atractivos. ¿Desafortunado en el trabajo, afortunado en el amor?

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades