Se contrae el marketing del espectáculo

Las grandes fusiones de los últimos tiempos han resultado en cierre de negocios, reducción de puestos de trabajo y recortes en las divisiones de distribución y de marketing.

Para Warner Bros. y New Line Cinema, la primera reducción fue la más cruenta.Los ejecutivos de las divisiones de producción televisiva y cinematográfica de AOL Time Warner sienten que hicieron mucho más de lo que les correspondía para alcanzar los ambiciosos planes de crecimiento de la empresa matriz.

“Literalmente cedimos nuestras oficinas”, remata un ejecutivo senior de Warner. Después que se completó la fusión en enero de este año, Warner Bros. dijo que vendería o cerraría 120 tiendas minoristas en Estados Unidos. Así, eliminará unos 3.500 puestos de trabajo, lo que significa un ahorro de decenas de millones de dólares, explican los analistas. “Las tiendas se crearon por razones estratégicas”, acota el ejecutivo de Warner. “No, para generar ingresos.”

Warner Bros. también recortó sus operaciones en Internet. Combinó Warner Bros. Entertaindom con Warner Bros. Online y así suprimió otros 100 puestos.

Pero no prevé realizar más rebajas. “Hay algunos ajustes”, dijo el ejecutivo. “Pero no ha habido reducciones generales.”

Por ejemplo, Lorenzo di Bonaventura, presidente de producción de Warner Bros. Pictures, no permitirá más recortes en su presupuesto. La cartelera de películas de Warner para este año contará con unas 29 películas, casi la misma cantidad que el año pasado.

Este año, Warner Bros ocupa el segundo lugar en participación de mercado, detrás de Paramount de Viacom. Tiene una participación de 11,6% y una recaudación de US$ 260,5 millones, según los datos de AC Nielsen EDI para el 29 de abril (Paramount tiene una participación de 15,2% y US$ 341,9 millones). Las películas más destacadas de Warner Bros. de este año son “Exit Wounds” y “Driven”, ambos éxitos de taquilla.

Para ahorrar costos, se podría utilizar AOL Time Warner para promocionar los próximos estrenos. En general, la asociación Motion Picture Association of America estima que el costo publicitario promedio de una película a realizarse en 2001 (que también incluye el costo de copias) trepó a US$ 27,3 millones, de US$ 24,5 millones el año anterior. Brad Ball, presidente de marketing del espectáculo, comenta que estudia las distintas opciones dentro del conjunto de canales de televisión, cable, marketing on line y puntos publicitarios de AOL Time Warner. “Queremos aprovechar los 2.500 millones de copias mensuales de toda la empresa”, subraya.

New Line Cinema también efectuó algunos recortes. A principio de este año, redujo unos 120 puestos de trabajo, alrededor de 20% de la fuerza laboral total.

Los analistas del espectáculo estiman que New Line tal vez realice mayores recortes, como eliminar las divisiones de distribución y marketing, y se convierta en una empresa de producción como parte de Warner Bros. Claro que es poco probable que eso suceda hasta el año entrante, ya que New Line hoy está sumergida en la comercialización de la primera parte de la trilogía “The Lord of the Rings” (El señor de los anillos), valuada en US$ 270 millones.

Por Wayne Friedman

©Advertising Age / MERCADO

* Ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

Para Warner Bros. y New Line Cinema, la primera reducción fue la más cruenta.Los ejecutivos de las divisiones de producción televisiva y cinematográfica de AOL Time Warner sienten que hicieron mucho más de lo que les correspondía para alcanzar los ambiciosos planes de crecimiento de la empresa matriz.

“Literalmente cedimos nuestras oficinas”, remata un ejecutivo senior de Warner. Después que se completó la fusión en enero de este año, Warner Bros. dijo que vendería o cerraría 120 tiendas minoristas en Estados Unidos. Así, eliminará unos 3.500 puestos de trabajo, lo que significa un ahorro de decenas de millones de dólares, explican los analistas. “Las tiendas se crearon por razones estratégicas”, acota el ejecutivo de Warner. “No, para generar ingresos.”

Warner Bros. también recortó sus operaciones en Internet. Combinó Warner Bros. Entertaindom con Warner Bros. Online y así suprimió otros 100 puestos.

Pero no prevé realizar más rebajas. “Hay algunos ajustes”, dijo el ejecutivo. “Pero no ha habido reducciones generales.”

Por ejemplo, Lorenzo di Bonaventura, presidente de producción de Warner Bros. Pictures, no permitirá más recortes en su presupuesto. La cartelera de películas de Warner para este año contará con unas 29 películas, casi la misma cantidad que el año pasado.

Este año, Warner Bros ocupa el segundo lugar en participación de mercado, detrás de Paramount de Viacom. Tiene una participación de 11,6% y una recaudación de US$ 260,5 millones, según los datos de AC Nielsen EDI para el 29 de abril (Paramount tiene una participación de 15,2% y US$ 341,9 millones). Las películas más destacadas de Warner Bros. de este año son “Exit Wounds” y “Driven”, ambos éxitos de taquilla.

Para ahorrar costos, se podría utilizar AOL Time Warner para promocionar los próximos estrenos. En general, la asociación Motion Picture Association of America estima que el costo publicitario promedio de una película a realizarse en 2001 (que también incluye el costo de copias) trepó a US$ 27,3 millones, de US$ 24,5 millones el año anterior. Brad Ball, presidente de marketing del espectáculo, comenta que estudia las distintas opciones dentro del conjunto de canales de televisión, cable, marketing on line y puntos publicitarios de AOL Time Warner. “Queremos aprovechar los 2.500 millones de copias mensuales de toda la empresa”, subraya.

New Line Cinema también efectuó algunos recortes. A principio de este año, redujo unos 120 puestos de trabajo, alrededor de 20% de la fuerza laboral total.

Los analistas del espectáculo estiman que New Line tal vez realice mayores recortes, como eliminar las divisiones de distribución y marketing, y se convierta en una empresa de producción como parte de Warner Bros. Claro que es poco probable que eso suceda hasta el año entrante, ya que New Line hoy está sumergida en la comercialización de la primera parte de la trilogía “The Lord of the Rings” (El señor de los anillos), valuada en US$ 270 millones.

Por Wayne Friedman

©Advertising Age / MERCADO

* Ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades