Problemas en condiciones de trabajo

Un estudio reciente, difundido en Europa, demuestra que la falta de apoyo entre el personal y los cambios mal aplicados traen aparejados disfunciones y ausentismo.

Expertos finlandeses en salud ocupacional dieron a conocer un estudio sobre las consecuencias negativas de las malas condiciones en los lugares de trabajo y su incidencia en la performance de los empleados.

Los cambios mal aplicados pueden ser negativos en el ámbito laboral y la falta de apoyo de los compañeros de tareas pueden hacer que el empleado sea propenso a enfermarse, destaca el estudio.

Para arribar a esas conclusiones, los investigadores compararon el estado de salud de 530 empleados municipales finlandeses en diferentes condiciones de trabajo entre 1990 y 1997.

“Durante ese período, Finlandia sufrió la crisis económica más aguda desde el final de la Primera Guerra Mundial”, indicó Jussi Vahtera, uno de los funcionarios del Instituto de Salud Ocupacional en Turku (Finlandia) que realizaron el trabajo.

Añadió que “como consecuencia, el gobierno tuvo que reorganizarse, reducir el personal y hacer grandes cambios que afectaron las condiciones laborales y profesionales”.

Los investigadores descubrieron que en ese período los empleados perdieron control sobre sus tareas y dejaron de contar con el apoyo de sus compañeros, lo que provocó que se volvieran propensos al ausentismo, además de trabajar bajo grandes presiones emocionales y físicas.

En el trabajo, publicado en la revista científica Epidemiology and Community Health, los investigadores destacaron que los empleados con mayor sueldo son más susceptibles a enfermarse, contrariamente a lo que venía pensándose hasta el momento.

“Nuestros descubrimientos sugieren que las características del trabajo relacionadas con el control, las exigencias y el apoyo de los demás son indicadores importantes de ausentismo por enfermedad entre los empleados”, concluyeron Vahtera y sus colegas.

Expertos finlandeses en salud ocupacional dieron a conocer un estudio sobre las consecuencias negativas de las malas condiciones en los lugares de trabajo y su incidencia en la performance de los empleados.

Los cambios mal aplicados pueden ser negativos en el ámbito laboral y la falta de apoyo de los compañeros de tareas pueden hacer que el empleado sea propenso a enfermarse, destaca el estudio.

Para arribar a esas conclusiones, los investigadores compararon el estado de salud de 530 empleados municipales finlandeses en diferentes condiciones de trabajo entre 1990 y 1997.

“Durante ese período, Finlandia sufrió la crisis económica más aguda desde el final de la Primera Guerra Mundial”, indicó Jussi Vahtera, uno de los funcionarios del Instituto de Salud Ocupacional en Turku (Finlandia) que realizaron el trabajo.

Añadió que “como consecuencia, el gobierno tuvo que reorganizarse, reducir el personal y hacer grandes cambios que afectaron las condiciones laborales y profesionales”.

Los investigadores descubrieron que en ese período los empleados perdieron control sobre sus tareas y dejaron de contar con el apoyo de sus compañeros, lo que provocó que se volvieran propensos al ausentismo, además de trabajar bajo grandes presiones emocionales y físicas.

En el trabajo, publicado en la revista científica Epidemiology and Community Health, los investigadores destacaron que los empleados con mayor sueldo son más susceptibles a enfermarse, contrariamente a lo que venía pensándose hasta el momento.

“Nuestros descubrimientos sugieren que las características del trabajo relacionadas con el control, las exigencias y el apoyo de los demás son indicadores importantes de ausentismo por enfermedad entre los empleados”, concluyeron Vahtera y sus colegas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades