Poner Internet al alcance de pequeños comerciantes

Aparecen servicios para toda esa inmensa masa de pequeños comerciantes que quieren no sólo estar en la web sino ser vistos por los navegantes sin tener que pagar fortunas para ello.

19 diciembre, 2005

Hace algunos años, cualquier comerciante minorista podía armar su página web con bastante facilidad, pero tenía pocas posibilidades de atraer la atención de los navegantes a menos que tuviera el suficiente capital como para anunciarse en sitios importantes como AOL o MSN. Otros, como Yahoo y Amazon, vendían vidrieras a los pequeños comerciantes a precios acomodados y además los incluían en sus páginas a cambio de una comisión en las ventas obtenidas.

Pero aunque esa exposición era importante, empalidece frente a la vidriera que obtienen ahora invirtiendo unas pocas monedas por clic en un aviso de texto en Google.

Según eBay, casi 650.000 pequeñas empresas en Estados Unidos tienen presencia online, una cifra nada despreciable pero una diminuta fracción de los 7,5 millones de empresas que, según estimaciones de la consultora Kelsey Group, venden sus productos directamente a los consumidores. Muchos de los que todavía no están es porque se resisten a la Web por considerar que la transición es demasiado difícil, demasiado cara o ambas cosas. Para todos ellos ahora aparece Yahoo Stores, ProStores de eBay, NetSuite y otras que ayudan a esos comerciantes a operar online y esperan vencer sus dudas con software y servicios más baratos y más fáciles de usar.

Esos servicios incluyen no sólo la capacidad para poner una página en la Web y aceptar transacciones. También ofrecen herramientas para quienes quieren manejar el negocio entero – nómina, envíos y marketing – a través de Internet.

Hace algunos años, cualquier comerciante minorista podía armar su página web con bastante facilidad, pero tenía pocas posibilidades de atraer la atención de los navegantes a menos que tuviera el suficiente capital como para anunciarse en sitios importantes como AOL o MSN. Otros, como Yahoo y Amazon, vendían vidrieras a los pequeños comerciantes a precios acomodados y además los incluían en sus páginas a cambio de una comisión en las ventas obtenidas.

Pero aunque esa exposición era importante, empalidece frente a la vidriera que obtienen ahora invirtiendo unas pocas monedas por clic en un aviso de texto en Google.

Según eBay, casi 650.000 pequeñas empresas en Estados Unidos tienen presencia online, una cifra nada despreciable pero una diminuta fracción de los 7,5 millones de empresas que, según estimaciones de la consultora Kelsey Group, venden sus productos directamente a los consumidores. Muchos de los que todavía no están es porque se resisten a la Web por considerar que la transición es demasiado difícil, demasiado cara o ambas cosas. Para todos ellos ahora aparece Yahoo Stores, ProStores de eBay, NetSuite y otras que ayudan a esos comerciantes a operar online y esperan vencer sus dudas con software y servicios más baratos y más fáciles de usar.

Esos servicios incluyen no sólo la capacidad para poner una página en la Web y aceptar transacciones. También ofrecen herramientas para quienes quieren manejar el negocio entero – nómina, envíos y marketing – a través de Internet.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades