Para consumir más, los pobres deben cambiar de hábitos

Esta receta proviene del centro para empresas globales, escuela de negocios, universidad Cornell, estado de Nueva York. “Para transformar a los pobres en mercado, debe hacérseles ver la necesidad de modificar costumbres”. China no lo cree así.

9 noviembre, 2009

<p>Para ilustrar su argumento, el experto en marketing Eric Simaris se&ntilde;ala que &ldquo;en el planeta viven 4.000 millones de pobres. Varias compa&ntilde;&iacute;as occidentales se esfuerzan en tornarlos clientes&rdquo;. Pero ese grupo, que el analista define como &ldquo;visionario&rdquo; (Amartya Sen, Nobel 1998, no lo llama as&iacute;), &ldquo;se ha pasado diez a&ntilde;os intentando reformar la base de la pir&aacute;mide social, un segmento tan inmenso como mal aprovechado&rdquo;.</p>
<p>Casi por casualidad, el gobierno chino acaba de lanzar en el &Aacute;frica subsahariana un esquema completamente distinto. Si en Cornell creen que basta con que los pobres dejen de comportarse como tales, Beijing hace lo contrario: promete asistir al crecimiento de los pa&iacute;ses pobres mediante escuelas primarias, secundarias y t&eacute;cnicas.</p>
<p>Con ese objeto, China asignar&aacute; hasta US$ 10.000 millones en cr&eacute;ditos a baja tasa. Seg&uacute;n planteaba el primer ministro Wen Jiabao en Sharm-es-sheikh (Egipto), la educaci&oacute;n sistem&aacute;tica &ndash;no el mercado- y la salud son claves para superar la pobreza. Su programa se basa en erigir cincuenta escuelas y formar mil quinientos docentes africanos.</p>
<p>En cierto modo, Simaris coincide con Beijing en un punto: aquellas empresas &ldquo;visionarias&rdquo; estaban equivocadas. La base de la pir&aacute;mide no es realmente el mercado y las poblaciones pobres del mundo carecen de dos rasgos claves en materia de consumo. Uno, no han sido condicionadas a comprar m&aacute;s y ni siquiera sue&ntilde;an con ello. Dos, ignoran que &ldquo;un mercado de consumo es, ni m&aacute;s menos, un estilo de vida armado alrededor de bienes y productos&rdquo;.</p>
<p>Dejando de lado los ribetes ir&oacute;nicos de esta concepci&oacute;n, que los soci&oacute;logos sist&eacute;micos o los chinos no ignoran, el experto de Cornell sugiere a las empresas &ldquo;crear mercados, o sea estilos de vida, para los eventuales compradores pobres. &Eacute;stos han de acostumbrarse a la idea de que pagar por algo es natural, para lo cual las propias compa&ntilde;&iacute;as deben desarrollar un marketing atractivo y lanzar numerosos productos&rdquo;. Simaris no explica con qu&eacute; ingresos se comprar&aacute;n.<br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades