Nuevas formas de trabajo

Algunas de las modificaciones a la manera de trabajar que obligó a incorporar la pandemia no van a desaparecer.

1 septiembre, 2020

La pandemia ha generado iniciativas nuevas, refrescado otras más antiguas y obligó a los gerentes y a reconsiderar un método que seguía basado en el contacto cercano con los empleados. Muchas empresas lanzaron métodos de trabajo remoto que muy probablemente se mantengan, aunque la realidad es que a muchos empleados les resulta difícil trabajar en un departamento pequeño o poco apto para instalar un lugar de trabajo.

Otras descubrieron que la crisis revelaron habilidades desconocidas en los empleados y permitió a sus gerentes utilizar al personal de manera más flexible. Algunas compañías decidieron eliminar, o alterar, las jerarquías internas o dar la espalda a viejas normas en la cultura de la empresa.

Mientras va cambiando el escenario, especialmente para el personal de oficinas, no solo es el lugar mismo del trabajo lo que cambia, sino posiblemente también la forma en que se realiza , se organiza y se supervisa el trabajo.

Entre los posibles beneficios que sobrevivan a la crisis está el reconocimiento que bajo presión muchos empleados se adaptan y se aplican a tareas que no están dentro de sus competencias declaradas.

El efecto catalizador de la crisis va mucho más allá de los negocios. Cinco años después de que Suecia reorganizara su fuerza policial, descentralizara su método de arriba hacia abajo, la unidad de la región norte asumió la responsabilidad de coordinar las respuestas a la Covid-19. Antes, los oficiales se referían siempre a los líderes de la oficina central para tomar decisiones, pero la pandemia les dio la posibilidad de probar y reforzar una nueva filosofía de liderazgo.

Amy Edmonson, profesora en la Harvard Business School, dice que “la situación presenta una oportunidad para arreglar algunas de las cosas que no estaban funcionando. Por ejemplo, la idea de que ‘cada empleado debía estar en la oficina de 8:30 a 6, cinco día a la semana’ es una tontería. Algunas tareas, como escribir un informe, se pueden hacer más fácilmente en la tranquilidad del hogar. Otras, como el intercambio de ideas, necesitan más proximidad”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades