No más de 75 centímetros

La cantidad de jubilados chinos que visitan el Templo de los Cielos en Beijing, no para rezar o admirar su belleza sino para llevarse metros y metros de papel higiénico ha obligado la introducción de un rígido sistema de racionamiento.

Como ocurre lo mismo con muchos de los parques públicos, las autoridades han instalado en todos esos lugares máquinas expendedoras de papel higiénico junto a un sistema de reconocimiento facial en todos los baños públicos. Los usuarios deben pararse frente a los sistemas, quitarse los anteojos, sombrero, y luego esperar unos segundos hasta que salga una tira de papel de 75cm. Sólo después de que hayan pasado 9 minutos del primer escaneo, la máquina permitirá a la misma persona repetir el proceso.

 

Por encima se las máquinas hay un cartel que dice “Que la ciencia y la tecnología modifiquen la conducta”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades