No hay vacuna para la pandemia del retiro

A nivel local y global, miles de personas mayores perdieron sus empleos durante la pandemia mientras sus riesgos y costos de salud podían verse aumentados.

Quienes se pudieron retirar en mejores condiciones económicas fueron quienes tuvieron mayores posibilidades de reinserción. El resto tuvo que lucharla y aún lo hace en un mercado laboral encogido.

En Argentina las cosas fueron aún peor: ANSES cerrada gran parte del año y con acceso virtual para algunos recién a mitad de año, índices de ajustes previsionales sumamente discutidos, retroactivos que no se actualizan en un año de inflación elevada y largas demoras. Todos factores que perjudicaron aún más a quienes querían o debían jubilarse. «Los abuelos», como se llama a los retirados, no recibieron en la acción el buen trato que esta denominación pretende trasuntar.

Este es el análisis que en materia de recesión y retiro durante la pandemia, hace la consultora Ana María Weisz (directora de Weisz Wealth and Retirement).

¿Qué hicieron los empleadores? Los paquetes de salida vía mutuo acuerdo incluyeron indemnizaciones más generosas que lo establecido por ley, pagadas one shot, en forma mensual o mixta, y buenas coberturas de salud junto al asesoramiento previsional y trámites.

Sabiendo que la plata debía durar y que la reinserción podía ser esquiva, algunas empresas, las menos, contrataron asesoramiento financiero relacionado a las conductas de gastos e inversión y a las ventajas impositivas del ahorro en algunos vehículos. Fin de año fue el momento de las consultas sobre impuesto a los bienes personales. Las Áreas de Recursos Humanos no estuvieron ajenas al cambio y reestructuración y allí también hubo movimientos. Quienes permanecieron, hubieron de aggiornarse en la administración de este tipo de plan que no es tarea fácil.

Hubo interés en seguros de retiro en dólares para ya retirados, en especial rentas temporarias para cubrir los primeros 5 años del retiro, algo no tan conocido en el mercado.

Lo más consultado por los retirados

  • «Me fijé en la página de ANSeS y me faltan aportes de mi empleador. Me van a certificar todo?» Huelga aclarar que la respuesta es «sí»
  • «Me van a pagar retroactivo desde el primer turno o desde la fecha de carga virtual?» Desde el primer turno, y si así no fuera se reclama por vías administrativas.
  • «El reclamo administrativo es virtual?» No, y hay que tener paciencia porque siendo presencial no dan turnos para ello por ahora.
  • «Ya pueden presentarse Retiros por Invalidez en forma virtual?» Sí, y la fecha del retroactivo es desde el cese. Aunque las Comisiones Médicas están cerradas. «Puedo tramitar mi jubilación en países con Convenio de Seguridad Social con Argentina»? Sí, aunque la UDAI de Convenios Internacionales no dio turnos en casi todo el 2020.. Si en Argentina se tienen los años para jubilar empezamos este trámite y más adelante el del otro país.
  • «Puedo trabajar como monotributista o autónomo sin perjudicar mis antecedentes previsionales para el cálculo anteriores a mi inscripción? Sí. Los aportes como trabajador independiente no promedian con los últimos 10 años de salarios. A tener en cuenta: las personas reciben asesoramiento previsional al momento de retirarse de la empresa pero las demoras de una Administración cuasi paralizada provocan olvidos y generan innumerables consultas.

Una clase media que no se recompone aún de la crisis de la década pasada, un nivel de desempleo que no permite que las personas se ayuden entre sí, un Estado que colaboró con paquetes de rescate exiguos provenientes, permítase la paradoja, de arcas vacías, niveles de pobreza que hablan de millones de personas sin el sustento mínimo, de alguna forma completan el escenario con que llegamos a 2021.

Lo que casi nos permite entender la pandemia del retiro: empleados que adelantan su retiro lo que trae un detrimento del ahorro planificado, jubilados que en términos reales cobran cada vez menos, y jubilables que deben enfrentar las mil trabas de un sistema cuya ineficiencia siempre redunda en menos erogación por parte del Estado.

Haciendo zoom en algunos microclimas, hay hogares con pleno empleo, alumnos universitarios aprobando sus finales con excelentes performances, cursadas completas, gente con buena salud y hasta algunos disfrutando vacaciones (al menos por ahora…). Pero en los planteles de las empresas hay de todo y es así que el término «empatía» se re significó en las oficinas de Recursos Humanos.

En estos temas 2021 será una réplica aunque ya ensayada, y esto es un plus para quienes ensayaron. Por ahora no hay vacuna para la pandemia del retiro: Planes de Retiro Voluntario mejorados, mayor eficiencia en la comunicación, mejor diseño de lo operacional es lo que viene.

Y confiaremos en el talento argentino bajo la manga, «la manga de Dios» de paso recordando a Maradona y su «mano» , y quien supiera sintetizar mejor que nadie a la sociedad argentina. Y como decían nuestros padres o abuelos cuando se vaciaba la fuente de la mesa, 2021 llega diciendo: «En la heladera tengo más», (más para el Estado). Estemos atentos y pongámosle el pecho juntos al 2021!

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades