Manual de sobrevivencia: no temerle a los rápidos del río

El nuevo status-quo es cambio permanente. Se triunfa con agilidad, talento y habilidad para aprender del fracaso. Esa es la teoría de los dos autores de “Your Job Survival Guide”, Gregory Shea y Robert Gunther. Usan la metáfora de los rápidos.

1 diciembre, 2008

Gregory Shea es profesor adjunto de management en la Escuela de Negocios Wharton. Robert Gunther es escritor de temas empresariales. Aquì explican la metáfora que usaron en el libro Your Job Survival Guide, a Manual for Thriving in Change.
Los autores comparan la economía y el mercado de trabajo con la zona de rápidos de un río, donde cada uno de los remeros sabe que tiene que pasar una parte importante del viaje bajo el agua.

El concepto del rápido

La idea nació, dice Robert Gunther, cuando yo escuchaba una presentación que hacía Greg ante una gran firma de telecomunicaciones. Él en un momento usó la frase “vivimos en un medio formado por permanentes aguas rápidas. No es cambio estable, donde uno tiene tiempo para tomar aliento. Es cambio permanente. Y cuando pronunció la palabra “rápidos” me cautivó porque yo de chico anduve mucho en cayak. Y sé que más que peligroso, el deporte es divertido.

Por eso, con la imagen de las aguas agitadas en un rápido, cambia totalmente la perspectiva. En ese contexto, fracasar no es algo que se evita. Es, en cambio, algo para lo cual uno se prepara y de lo cual se recupera rápidamente. La metáfora es la clave del libro y se refiera a cómo trabajar, vivir y sobrevivir en ambientes que cambian a gran velocidad.

En las últimas semanas, dice Gunther, hemos aprendido que podemos tener en la puerta la placa de Bear Stearns, o Merrill Lynch, o Lehman Brothers, pero a menos que estemos en alguna parte excepcional de la economía, si estamos en lo que nos parece un transatlántico, lo más probable es que no entendamos el mundo en que vivimos. Y si no lo entendemos lo vamos a pagar caro. Por eso es mejor entenderlo e ir a alguna otra parte con otra gente que lo entienda.

Fracasar y recuperarse rápidamente

En un ambiente como el que describimos, fracasar es inevitable. Pero los remeros de rápidos ven esto como una de las cosas más interesantes del deporte. Cuando el cayak se da vuelta en el agua, para el remero no es un desastre. Sigue aferrado a su embarcación tratando de maniobrar para darlo vuelta otra vez y así poder otra vez respirar aire puro. Mientras tanto, contiene la respiración bajo el agua. En cambio, en el océano, si uno está en el Titanic y choca contra un témpano, eso sí es un desastre.

Una cosa que se aprende cuando se practica cayak es la vuelta del esquimal. Es difícil de aprender, principalmente porque hay mucho de psicológico. Porque el primer impulso, cuando el bote se voltea y nos falta el oxígeno, es salir del bote y buscar aire arriba del agua lo antes posible. Pero eso está mal, es peligroso. Fuera del bote la corriente nos puede arrastrar a las rocas, los troncos o infinidad de otros peligros. Mientras que, si nos quedamos boca abajo en el cayak, siempre tenemos la posibilidad de darlo vuelta otra vez. Por eso aprendemos a hacer una serie de movimientos que nos permitan volver a poner el bote en la posición correcta.

Practicamos quedar boca abajo con el bote para arriba para aprender a darlo vuelta otra vez. Esa práctica se llama “rolling”. Y ésa es la práctica que nos permite recuperarnos del fracaso, porque hace dos cosas: nos protege de situaciones peligrosas y nos permite jugar. Las olas no nos dan miedo, las remontamos, las bajamos, nos caemos y nos levantamos.

La vida del trabajo

Cuando uno está dispuesto a experimentar con las cosas, las cosas nuevas no lo amedrentan. Uno prueba muchas cosas que pueden no estar relacionadas directamente con el trabajo pero se hacen para aprender a caerse y levantarse. Son experimentos que permiten aprender. Luego ésas serán las cosas que abren puertas a la siguiente etapa de una carrera en la compañía o fuera de ella.

Gregory Shea es profesor adjunto de management en la Escuela de Negocios Wharton. Robert Gunther es escritor de temas empresariales. Aqu&igrave; explican la met&aacute;fora que usaron en el libro Your Job Survival Guide, a Manual for Thriving in Change. Los autores comparan la econom&iacute;a y el mercado de trabajo con la zona de r&aacute;pidos de un r&iacute;o, donde cada uno de los remeros sabe que tiene que pasar una parte importante del viaje bajo el agua. <strong>El concepto del r&aacute;pido</strong>
<p>La idea naci&oacute;, dice Robert Gunther, cuando yo escuchaba una presentaci&oacute;n que hac&iacute;a Greg ante una gran firma de telecomunicaciones. &Eacute;l en un momento us&oacute; la frase &ldquo;vivimos en un medio formado por permanentes aguas r&aacute;pidas. No es cambio estable, donde uno tiene tiempo para tomar aliento. Es cambio permanente. Y cuando pronunci&oacute; la palabra &ldquo;r&aacute;pidos&rdquo; me cautiv&oacute; porque yo de chico anduve mucho en cayak. Y s&eacute; que m&aacute;s que peligroso, el deporte es divertido. </p>
<p>Por eso, con la imagen de las aguas agitadas en un r&aacute;pido, cambia totalmente la perspectiva. En ese contexto, fracasar no es algo que se evita. Es, en cambio, algo para lo cual uno se prepara y de lo cual se recupera r&aacute;pidamente. La met&aacute;fora es la clave del libro y se refiera a c&oacute;mo trabajar, vivir y sobrevivir en ambientes que cambian a gran velocidad. </p>
<p>En las &uacute;ltimas semanas, dice Gunther, hemos aprendido que podemos tener en la puerta la placa de Bear Stearns, o Merrill Lynch, o Lehman Brothers, pero a menos que estemos en alguna parte excepcional de la econom&iacute;a, si estamos en lo que nos parece un transatl&aacute;ntico, lo m&aacute;s probable es que no entendamos el mundo en que vivimos. Y si no lo entendemos lo vamos a pagar caro. Por eso es mejor entenderlo e ir a alguna otra parte con otra gente que lo entienda.</p>
<p><strong>Fracasar y recuperarse r&aacute;pidamente</strong></p>
<p>En un ambiente como el que describimos, fracasar es inevitable. Pero los remeros de r&aacute;pidos ven esto como una de las cosas m&aacute;s interesantes del deporte. Cuando el cayak se da vuelta en el agua, para el remero no es un desastre. Sigue aferrado a su embarcaci&oacute;n tratando de maniobrar para darlo vuelta otra vez y as&iacute; poder otra vez respirar aire puro. Mientras tanto, contiene la respiraci&oacute;n bajo el agua. En cambio, en el oc&eacute;ano, si uno est&aacute; en el Titanic y choca contra un t&eacute;mpano, eso s&iacute; es un desastre.</p>
<p>Una cosa que se aprende cuando se practica cayak es la vuelta del esquimal. Es dif&iacute;cil de aprender, principalmente porque hay mucho de psicol&oacute;gico. Porque el primer impulso, cuando el bote se voltea y nos falta el ox&iacute;geno, es salir del bote y buscar aire arriba del agua lo antes posible. Pero eso est&aacute; mal, es peligroso. Fuera del bote la corriente nos puede arrastrar a las rocas, los troncos o infinidad de otros peligros. Mientras que, si nos quedamos boca abajo en el cayak, siempre tenemos la posibilidad de darlo vuelta otra vez. Por eso aprendemos a hacer una serie de movimientos que nos permitan volver a poner el bote en la posici&oacute;n correcta. </p>
<p>Practicamos quedar boca abajo con el bote para arriba para aprender a darlo vuelta otra vez. Esa pr&aacute;ctica se llama &ldquo;rolling&rdquo;. Y &eacute;sa es la pr&aacute;ctica que nos permite recuperarnos del fracaso, porque hace dos cosas: nos protege de situaciones peligrosas y nos permite jugar. Las olas no nos dan miedo, las remontamos, las bajamos, nos caemos y nos levantamos. </p>
<p><strong>La vida del trabajo</strong></p>
<p>Cuando uno est&aacute; dispuesto a experimentar con las cosas, las cosas nuevas no lo amedrentan. Uno prueba muchas cosas que pueden no estar relacionadas directamente con el trabajo pero se hacen para aprender a caerse y levantarse. Son experimentos que permiten aprender. Luego &eacute;sas ser&aacute;n las cosas que abren puertas a la siguiente etapa de una carrera en la compa&ntilde;&iacute;a o fuera de ella. </p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades