Malos tiempos para el negocio publicitario

2017 no fue un buen año para WPP. Pero tampoco para Publicis, Omnicom e Interpublic.

Luego de un mal arranque de 2018, el grupo publicitario más grande del mundo anticipa que las malas condiciones podrían continuar. Las acciones de WPP cayeron 13% al comienzo de esta semana.

Sorrell atribuyó esta situación a la visión cortoplacista de las personas encargadas de definir los presupuestos de los anunciantes, que los alientan a recortar los presupuestos publicitarios mientras avanzan los grandes grupos tecnológicos.

El grupo FTSE 100, dueño de empresas como J Walter Thompson y GroupM, manifestó que daría prioridad a los esfuerzos por crear un “equipo global con mucha cohesión” en lugar de continuar como un grupo de empresas individuales para de ese modo estar en mejores condiciones de soportar las presiones del negocio.

Esos comentarios se produjeron cuando WPP dio cuenta de sus resultados anuales al ser conminado a emitir una serie de advertencias de ventas el año pasado. Los ingresos totales correspondientes a 2017 crecieron 5,4% a 15.300 millones de libras esterlinas, pero esa cifra se acható por movimientos de monedas y adquisiciones. Sobre una base comparativa, los ingresos cayeron 0,3%.

WPP no es la única compañía publicitaria que tuvo dificultades el año pasado . Publicis, Omnicom e Interpublic hacen malabares para adaptarse al cambio en los patrones de gasto de los clientes.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades