Los empleados quieren más flexibilidad

Se sabe que, históricamente, un buen salario podía ser la llave para empleados más contentos y productivos. Pero con la Generación Y la cosa se complica un poco más. Por Florencia Pulla

Un buen salario. Una linda oficina. La posibilidad de crecer dentro de la empresa. Históricamente esas fueron las exigencias de los empleados para ser felices y quedarse, finalmente, muchos años en las empresas. Pero la lealtad es difícil de comprar y para la Generación Y, específicamente, la libertad parece no negociarse.

 

Lejos de acudir a las multinacionales, más y más empleados jóvenes buscan empresas más chicas o startups para trabajar por los beneficios adicionales que les proponen: horarios más flexibles, amplitud de proyectos, un ambiente más informal. Con cargas de trabajo cada vez mayores no es de extrañar que los empleados elijan formatos modernos en donde las líneas entre trabajo y ocio se desdibujen.

 

Como la cosa está difícil, te ofrecemos siete consejos para retener a tu plantilla más joven. Nobleza obliga, hay algunas empresas que lo están manejando bien, especialmente las tecnológicas. Google Argentina tiene una oficina abierta, con una cocina llena de bebidas y snacks saludables. Globant tiene un pelotero en la entrada de sus oficinas centrales e impulsa a sus empleados a perseguir proyectos personales en Globant Labs. Havas Media le dio gas a un proyecto para que sus gerentes, que tienen cocheras pagas, hagan carpooling con sus empleados de rangos medios. Pero, todavía, son los menos.

 

La flexibilidad ante todo

La mayoría de los estudios de RRHH están de acuerdo: la flexibilidad horaria es clave para las nuevas generaciones. Hay que equilibrar trabajo y tiempo personal y entonces darle a los empleados la chance de elegir sus propios horarios es una buena manera de retenerlos y mantenerlos felices.

 

Para que esto funcione es necesaria la confianza: los empleados deben demostrar que pueden cumplir con los tiempos y consignas de proyectos sin el micromanagement de los mandos medios.

 

El tiempo libre no es el cuco

El almuerzo es sagrado. Salir antes un viernes puede ser sanador. Estos “mimos” en realidad enmascaran una realidad subyacente: que relajarse y cargas pilas es importante para cualquiera. La mayoría de los empleados se sienten atados a sus escritorios y eso no es bueno ni para la moral, ni la para la espalda ni para la calidad y creatividad del trabajo. Poner una sala de descanso en la oficina es una inversión mínima pero que puede traer resultados positivos.

 

 

El e-mail, un aliado peligroso

Si inundamos la casilla de entrada de nuestros empleados con pedidos que pueden resumirse, quizás, en un solo mail laboral o que no necesitan un recordatorio constante, quizás estemos presionando de más a nuestra planta. Responder emails se lleva una porción cada vez más grande de nuestras jornadas diarias y cuidar ese aspecto puede redundar en mayor productividad por hora. Si el correo puede esperar al día siguiente, que espere.

 

Y por qué no, menos reuniones

El viejo chiste tiene sentido en este caso: un camello es un caballo diseñado por una junta directiva. Si llenamos los días de reuniones, ningún proyecto va a llegar a buen puerto. Una reunión semanal con objetivos fijos para cumplir puede ser mejor.

 

Repensar toda la cultura laboral

Cada oficina es distinta; cada empresa tiene una cultura diferente. Y hay que tener en cuenta esas diferencias a la hora de repensar la estrategia laboral de nuestros emprendimientos. Las interacciones entre empleados, los lugares para distenderse, la confianza entre los jefes, pueden tener efectos positivos en el día a día y en el bottom line. Pero, ¿sabén cuál es la clave? La charla. El feedback con los empleados debe existir y debe ser algo buscado por el management. Sin eso, las posibilidades de mejora son pocas. A escuchar más y a exigir menos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades