Leyes e impuestos para Internet

Según un nuevo estudio, la mayoría de los estadounidenses aprueba la aplicación de algún tipo de norma para Internet impuesta por el gobierno, que regule temas de privacidad, seguridad y confiabilidad.

18 julio, 2001

Zoe Baird, presidenta de la Fundación Markle, comentó a Newsbytes que “el estudio aparece acompañado del debate político”, señaló una vez finalizada la reunión en la que la fundación dio a conocer el estudio. “Espero que esta investigación demuestre que la gente sí tiene interés en resolver estos problemas.”

A través de docenas de consultas telefónicas y grupos de focalización realizadas el año pasado, el estudio de la Fundación Markle –“Toward a Framework for Internet Accountability” – procuró evaluar la opinión de la población estadounidense sobre Internet y la función del gobierno en la regulación de la misma.

Entre los consultados, 64% opinó que el gobierno debería aplicar reglas para proteger a la gente on line “incluso si esto implica imponer ciertas normas para Internet”.

Sólo 32% de los consultados expresó que el gobierno debería evitar tomar este tipo de medidas. Alrededor de 45% de los consultados describió a Internet como una “fuente de preocupación”.

“Éstas son cuestiones que preocupan realmente”, subrayó el presidente del comité judicial del senado, Patrick Leahy, quien agregó que el Congreso debe “desarrollar un marco legal apropiado para garantizar” que el público estadounidense se sienta cómodo on line .

Pero el profesor de derecho de la Universidad de Stanford, Lawrence Lessig, cuestionó el hecho de que el Congreso pueda obtener consenso político para promulgar leyes que dispongan la protección del ciudadano común en el mundo virtual.

Indicó que, si bien el Congreso se apresuró a responder a las inquietudes de las grandes marcas registradas y poseedores de derechos de autor mediante la presentación de leyes que apuntan a proteger la propiedad intelectual on line , los legisladores han optado por una iniciativa más “lenta” respecto de los temas orientados al consumidor como por ejemplo la privacidad.

“Las prioridades de Hillary Rosen (presidenta de la asociación Recording Industry Association de Estados Unidos) y de Jack Valenti (presidente de Motion Picture Association de Estados Unidos) no son las prioridades de la gente estadounidense”, remarcó.

Sin embargo, Baird comentó que sí existe el deseo político de proporcionar protección al consumidor en Internet y argumentó que la preocupación general acerca de la seguridad en Internet impulsará a legisladores a actuar.

Dado que el estudio determinó que sólo 25% de los usuarios de Internet hace compras on line , Baird subrayó que sería aconsejable que la industria acceda a la aplicación de algún tipo de protección legislativa.

Los autores del estudio comentaron que las personas consultadas estaban a favor de una iniciativa “pluralista” para regular la Internet. Los ciudadanos consultados señalaron que el gobierno, la industria y la comunidad sin fines de lucro deberían participar en el trazado de normas on line .

Si bien los consultados aparentemente querían que la industria se involucre en el proceso de normatización, 58% afirmó que no confiaba en los intentos de auto-regulación por parte de la industria, en pos de una protección on line.

Uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio indica que sólo alrededor de 34% de los consultados dijo que las operaciones virtuales deberían estar exentas de impuestos. En cambio, 60% señaló que las transacciones en Internet deberían gravarse al igual que las transacciones físicas.

Zoe Baird, presidenta de la Fundación Markle, comentó a Newsbytes que “el estudio aparece acompañado del debate político”, señaló una vez finalizada la reunión en la que la fundación dio a conocer el estudio. “Espero que esta investigación demuestre que la gente sí tiene interés en resolver estos problemas.”

A través de docenas de consultas telefónicas y grupos de focalización realizadas el año pasado, el estudio de la Fundación Markle –“Toward a Framework for Internet Accountability” – procuró evaluar la opinión de la población estadounidense sobre Internet y la función del gobierno en la regulación de la misma.

Entre los consultados, 64% opinó que el gobierno debería aplicar reglas para proteger a la gente on line “incluso si esto implica imponer ciertas normas para Internet”.

Sólo 32% de los consultados expresó que el gobierno debería evitar tomar este tipo de medidas. Alrededor de 45% de los consultados describió a Internet como una “fuente de preocupación”.

“Éstas son cuestiones que preocupan realmente”, subrayó el presidente del comité judicial del senado, Patrick Leahy, quien agregó que el Congreso debe “desarrollar un marco legal apropiado para garantizar” que el público estadounidense se sienta cómodo on line .

Pero el profesor de derecho de la Universidad de Stanford, Lawrence Lessig, cuestionó el hecho de que el Congreso pueda obtener consenso político para promulgar leyes que dispongan la protección del ciudadano común en el mundo virtual.

Indicó que, si bien el Congreso se apresuró a responder a las inquietudes de las grandes marcas registradas y poseedores de derechos de autor mediante la presentación de leyes que apuntan a proteger la propiedad intelectual on line , los legisladores han optado por una iniciativa más “lenta” respecto de los temas orientados al consumidor como por ejemplo la privacidad.

“Las prioridades de Hillary Rosen (presidenta de la asociación Recording Industry Association de Estados Unidos) y de Jack Valenti (presidente de Motion Picture Association de Estados Unidos) no son las prioridades de la gente estadounidense”, remarcó.

Sin embargo, Baird comentó que sí existe el deseo político de proporcionar protección al consumidor en Internet y argumentó que la preocupación general acerca de la seguridad en Internet impulsará a legisladores a actuar.

Dado que el estudio determinó que sólo 25% de los usuarios de Internet hace compras on line , Baird subrayó que sería aconsejable que la industria acceda a la aplicación de algún tipo de protección legislativa.

Los autores del estudio comentaron que las personas consultadas estaban a favor de una iniciativa “pluralista” para regular la Internet. Los ciudadanos consultados señalaron que el gobierno, la industria y la comunidad sin fines de lucro deberían participar en el trazado de normas on line .

Si bien los consultados aparentemente querían que la industria se involucre en el proceso de normatización, 58% afirmó que no confiaba en los intentos de auto-regulación por parte de la industria, en pos de una protección on line.

Uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio indica que sólo alrededor de 34% de los consultados dijo que las operaciones virtuales deberían estar exentas de impuestos. En cambio, 60% señaló que las transacciones en Internet deberían gravarse al igual que las transacciones físicas.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado