¿Las empresas regalan?

La customización masiva está elevando el nivel del marketing directo a la categoría de fino arte. Las empresas se están volviendo más personales y de paso más agresivas.

Como resultado, los consumidores pretenden que les regalen algo cuando compran productos o servicios. Eso, a su vez, crea en las empresas la necesidad de fijar un precio tal que sea un factor del costo de los regalos.

Las empresas de tecnología han empezado a regalar objetos o servicios. Una PC, una cuenta de e-mail, acceso a Internet, cursos de capacitación y muchas otras cosas más.

Regalar muestras de productos siempre fue un buen recurso del marketing. Cajitas miniatura con jabón de lavar, champú o café hace mucho que aparecen gratis en los buzones de las casas suburbanas o entre las páginas del periódico.

Pero a eso ahora se suman computadoras gratis, o acceso sin cargo a Internet, o llamadas de larga distancia. El objetivo principal es llamar la atención, pero también – y tal vez mucho más importante – es asegurar un acceso a los receptores, mucho después del contacto inicial, reunir información sobre las personas para vender más productos a personas como ellas.

En esta era digital parecería que asegurarse información sobre hábitos de compra, ingresos, nivel de educación y preferencias es más fácil y más valioso para el largo plazo que lograr ventas rápidas. Con esa información las empresas pueden desarrollar productos y servicios customizados para el consumidor final. El objetivo, asegurarse ventas continuadas.

Cuando en Estados Unidos Free-PC.com, una nueva pequeña empresa nacida bajo el ala de Idealab, se le ocurrió regalar computadoras Compaq a las personas dispuestas a brindar información personal y recibir avisos publicitarios, más de un millón de personas llamó a la compañía y cientos de miles intentaron visitar su sitio en la Web. El lanzamiento tuvo tanto éxito que Free-PC.com descartó su plan original de regalar una computadora a los primeros 10.000 en llamar. En lugar de eso, ahora recoje las solicitudes y dará las primeras 10.000 computadoras a las personas que tengan el perfil más atractivo a los anunciantes potenciales.

Finalmente, Free-PC.com se propone regalar por lo menos un millón de computadoras. A pesar de que actualmente se debate mucho el tema de la confidencialidad de la información personal, parecería que mucha gente está dispuesta a decirlo todo si el premio lo merece.

Los que reciban la Compaq de regalo aceptan ver mensajes publicitarios durante todo el tiempo que estén trabajando en su computadora. Para que este plan pueda tener verdadero éxito, todos los usuarios tendrán también acceso a Internet, lo cual permitirá a Free-PC.com controlar el uso y enviar más avisos. La compañía no ha dicho quién pagará el acceso a Internet.

Si este modelo de negocios le da buenos resultados a Free-PC.com, seguramente tendrá imitadores, especialmente ahora que bajan los precios de las PC.

Como resultado, los consumidores pretenden que les regalen algo cuando compran productos o servicios. Eso, a su vez, crea en las empresas la necesidad de fijar un precio tal que sea un factor del costo de los regalos.

Las empresas de tecnología han empezado a regalar objetos o servicios. Una PC, una cuenta de e-mail, acceso a Internet, cursos de capacitación y muchas otras cosas más.

Regalar muestras de productos siempre fue un buen recurso del marketing. Cajitas miniatura con jabón de lavar, champú o café hace mucho que aparecen gratis en los buzones de las casas suburbanas o entre las páginas del periódico.

Pero a eso ahora se suman computadoras gratis, o acceso sin cargo a Internet, o llamadas de larga distancia. El objetivo principal es llamar la atención, pero también – y tal vez mucho más importante – es asegurar un acceso a los receptores, mucho después del contacto inicial, reunir información sobre las personas para vender más productos a personas como ellas.

En esta era digital parecería que asegurarse información sobre hábitos de compra, ingresos, nivel de educación y preferencias es más fácil y más valioso para el largo plazo que lograr ventas rápidas. Con esa información las empresas pueden desarrollar productos y servicios customizados para el consumidor final. El objetivo, asegurarse ventas continuadas.

Cuando en Estados Unidos Free-PC.com, una nueva pequeña empresa nacida bajo el ala de Idealab, se le ocurrió regalar computadoras Compaq a las personas dispuestas a brindar información personal y recibir avisos publicitarios, más de un millón de personas llamó a la compañía y cientos de miles intentaron visitar su sitio en la Web. El lanzamiento tuvo tanto éxito que Free-PC.com descartó su plan original de regalar una computadora a los primeros 10.000 en llamar. En lugar de eso, ahora recoje las solicitudes y dará las primeras 10.000 computadoras a las personas que tengan el perfil más atractivo a los anunciantes potenciales.

Finalmente, Free-PC.com se propone regalar por lo menos un millón de computadoras. A pesar de que actualmente se debate mucho el tema de la confidencialidad de la información personal, parecería que mucha gente está dispuesta a decirlo todo si el premio lo merece.

Los que reciban la Compaq de regalo aceptan ver mensajes publicitarios durante todo el tiempo que estén trabajando en su computadora. Para que este plan pueda tener verdadero éxito, todos los usuarios tendrán también acceso a Internet, lo cual permitirá a Free-PC.com controlar el uso y enviar más avisos. La compañía no ha dicho quién pagará el acceso a Internet.

Si este modelo de negocios le da buenos resultados a Free-PC.com, seguramente tendrá imitadores, especialmente ahora que bajan los precios de las PC.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades