Hagan ejercicios, sugiere McDonalds en una nueva campaña

Para defenderse de todos aquellos que la señalan como parcialmente responsable del problema nacional de obesidad McDonald’s acaba de presentar una campaña de marketing en la que recomienda la actividad física para una vida equilibrada.

10 marzo, 2005

El tema de la campaña se reduce a la frase: “Es lo que como y es lo que hago… me encanta”. Los comerciales no muestran ni el producto, ni los restaurantes ni gente comiendo. Uno de ellos, por ejemplo, dice a los televidentes: “Tal vez deberías pasar menos tiempo mirando televisión”.

La cadena de restaurantes todavía sigue pendiente del juicio que le iniciaron dos adolescentes bajo acusación de haber contribuido a sus problemas de peso y de corazón. En realidad, grupos de consumidores acusan no sólo a McDonald’s sino a todas las demás cadenas de comidas rápidas de que sus campañas de publicidad, especialmente las orientadas al público infantil, atenta contra la salud de los consumidores.

La campaña tuvo una acogida diversa. Algunos la interpretan como una cortina de humo para distraer la atención de las acusaciones, otros le dan un discreto apoyo. Por su parte, la compañía ha declarado que no se trata de una respuesta a las críticas sino un intento de ponerse a tono con las preocupaciones de la gente sobre la salud.

Hasta ahora la campaña consiste en seis comerciales, muchos de ellos con Venus y Serena Williams. Otros usan animación para mostrar vasos de la marca, hojas de lechuga, sorbetes y hamburguesas haciendo ejercicios. Los cortos, creación de Leo Burnett USA en Chicago, aparecerán en las pantallas de Estados Unidos en mayo. Los directivos de la empresa no revelaron cuánto piensan gastar en promocionar el nuevo tema o cuánto invirtieron para introducir platos más sanos en el menú.

El tema de la campaña se reduce a la frase: “Es lo que como y es lo que hago… me encanta”. Los comerciales no muestran ni el producto, ni los restaurantes ni gente comiendo. Uno de ellos, por ejemplo, dice a los televidentes: “Tal vez deberías pasar menos tiempo mirando televisión”.

La cadena de restaurantes todavía sigue pendiente del juicio que le iniciaron dos adolescentes bajo acusación de haber contribuido a sus problemas de peso y de corazón. En realidad, grupos de consumidores acusan no sólo a McDonald’s sino a todas las demás cadenas de comidas rápidas de que sus campañas de publicidad, especialmente las orientadas al público infantil, atenta contra la salud de los consumidores.

La campaña tuvo una acogida diversa. Algunos la interpretan como una cortina de humo para distraer la atención de las acusaciones, otros le dan un discreto apoyo. Por su parte, la compañía ha declarado que no se trata de una respuesta a las críticas sino un intento de ponerse a tono con las preocupaciones de la gente sobre la salud.

Hasta ahora la campaña consiste en seis comerciales, muchos de ellos con Venus y Serena Williams. Otros usan animación para mostrar vasos de la marca, hojas de lechuga, sorbetes y hamburguesas haciendo ejercicios. Los cortos, creación de Leo Burnett USA en Chicago, aparecerán en las pantallas de Estados Unidos en mayo. Los directivos de la empresa no revelaron cuánto piensan gastar en promocionar el nuevo tema o cuánto invirtieron para introducir platos más sanos en el menú.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades