Gran Bretaña: M&S despide a 7.000 empleados

Marks & Spencer, una clásica marca británica de venta de ropa y comida de calidad, se está reduciendo a su mínima expresión.

La compañía declaró que “está claro que se ha producido un cambio sustancial en el comercio y que si bien todavía no se puede predecir con precisión cómo terminarán acomodándose las ventas luego de que pase la Covid-19, debemos actuar ahora para reflejar es cambio”.

La venta de ropa y de artículos para el hogar siguió baja durante todo el año pasado aunque las ventas online fueron fuertes, anuncia la entidad, que en este momento tiene una fuerza laboral de unas 180.000 personas.

La emblemática tienda que ya tiene 136 años de historia busca reinventarse una vez más. Ya lo ha hecho reiteradamente en los últimos años. En mayo dijo que esta crisis indudablemente cambiará su negocio y que aceleraría su plan de reformas. La crisis, anuncia, demostró que pueden trabajar con más flexibilidad y productividad con más empleados haciendo multitareas y alternando entre alimentos, ropa y las divisiones hogareñas. La tiene también aumentó la utilización de tecnología.

El CEO, Steve Rowe, dijo que “estas propuestas son un paso importante en el proceso de ser más ligeros y más rápidos para adaptarnos a los cambios en las demandas de los consumidores”.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades