Experimentar para innovar

La utilización de nuevas tecnologías facilitan la experimentación en las primeras etapas de un proyecto, dice Stephan Thomke en Experimentation Matters. Las empresas deben experimentar más, porque sólo usar tecnología no alcanza para innovar.

24 septiembre, 2003

La experimentación temprana con proyectos de negocios es un poderoso instrumento
para la innovación, dice en su nuevo libro, Experimentation Matters.
Unlocking The Potential Of Innovation Through New Technologies
Stefan Thomke,
profesor de management de tecnología y operaciones de la Harvard Business
School. El autor cree que hay un enorme potencial de innovación en las
nuevas tecnologías.

Para ayudar a las empresas a destrabar ese potencial, dice en su nuevo libro,
deben aprovechar el poder de la experimentación y de nuevas tecnologías
al tiempo que cambian sus procesos, organización y manejo de la innovación.
Explica que la posibilidad de crear y simular con modelos que brinda la computación
ha hecho de la experimentación un proceso mucho más económico
que antes, los equipos de investigación y desarrollo ahora cuentan con
nuevas herramientas a disposición que pueden usarse para crear nuevo valor
para los clientes.

Muchos de los avances científicos que hoy tomamos con naturalidad son el
resultado de simulación y modelización computarizada. Los experimentos
por computadora fueron primero usados para la investigación científica
y militar, pero hoy las simulaciones se usan en una cantidad de campos, desde
el análisis del genoma humano y el diseño de autos y aviones hasta
la comprensión del flujo de fluidos en el desarrollo de pañales
para bebés. Realizar estos experimentos es cada vez un proceso más
barato y más rápido, y hasta las instituciones financieras están
usando simulaciones computarizdas para testear nuevos instrumentos y productos
financieros.

Aprender a manejar la experimentación

Usar nuevas tecnologías para la experimentación no es fácil
y Thomke explica que las empresas deben a prender a manejar, organizar y estructurar
sus procesos de innovación. En Experimentation Matters,muestra a las organizaciones
cómo pueden integrar las nuevas tecnologías a su proceso de experimentación
ofreciendo seis principios y explicando cómo se pueden usar para impulsar
el desarrollo de productos. Ellos son:

1. Anticipar y aprovechar información temprana mediante procesos de
innovación de “carga frontal”.
Thomke explica que hay mucho
valor en encontar fallas potenciales lo antes posible. Considerando el enorme
gasto que ocasionan las fallas que aparecen en la última etapa de su desarrollo-ya
sea en experimento de drogas, desarrollo de software, simulaciones de choque de
autos o desarrollo de aviones – usar nuevas tecnologías al principio de
proyectos de investigación y desarrollo ayuda a los equipos a evitar problemas
potenciales a lo largo del proceso. Ejemplos tomados de Microsoft, Boeing y Toyota
muestran que se pueden ahorrar millones de dólares con experimentación
temprana.

2. Experimentar con frecuencia pero no sobrecargar a la organización.
Aunque muchos tests tempranos pueden minimizar demoras y costos de rediseño,
las organizaciones deben estar preparadas para manejar la creciente cantidad de
información que trae la experimentación. Thomke usa un amplio y
detallado estudio de caso de BMW para destacar este principio

3. Integrar tecnologías tradicionales y nuevas para destrabar el desempeño.
Las nuevas tecnologias pueden crear resultados impresionantes, pero no son perfectas
ni tampoco son técnicas independientes. Thomke escribe, “Para liberar
su potencial, una compañía debe comprender no sólo cómo
pueden coexistir las tecnologías nuevas y las tradicionales dentro del
proceso sino también cómo se mejoran y complementan unas a otras”.”

4. Organizarse para una rápida experimentación. La capacidad
de experimentar rápidamente es un componente importante para el aprendizaje
efectivo. Como la experimentación virtual . Como la experimentación
virtual trae antes la información, los gerentes pueden usar los resultados
para guiar sus decisiones sobre eluso de los principales recursos y evitara la
repetición de malos diseños después de que la empresa se
ha comprometido a fabricarlos. Thomke muestra cómo la experimentación
rápida ayudó a BMW a aprender a fabricar autos más seguros.

5.Sufrir fracasos tempranos y frecuentes pero evitar “errores”.
Las ideas nuevas suelen fracasar, por eso los fracasos tempranos ayudan a eliminar
opciones inconvenientes y facilitar el aprendizaje. Los fracasos pueden producir
información nueva y útil.

6. Manejar proyectos como experimentos. Los líderes deben tener
una cartera de proyectos experimentales para extraer aprendizajes, que se manejen
con la misma seriedad que se aplica a otros procesos de negocios. Usar un proyecto
como experimento de aprendizaje y agente de cambio puede ayudar a una compañía
a investigar diversos conceptos.

Experimentation Matters

Stefan H. Thomke
Harvard Business School Press

La experimentación temprana con proyectos de negocios es un poderoso instrumento
para la innovación, dice en su nuevo libro, Experimentation Matters.
Unlocking The Potential Of Innovation Through New Technologies
Stefan Thomke,
profesor de management de tecnología y operaciones de la Harvard Business
School. El autor cree que hay un enorme potencial de innovación en las
nuevas tecnologías.

Para ayudar a las empresas a destrabar ese potencial, dice en su nuevo libro,
deben aprovechar el poder de la experimentación y de nuevas tecnologías
al tiempo que cambian sus procesos, organización y manejo de la innovación.
Explica que la posibilidad de crear y simular con modelos que brinda la computación
ha hecho de la experimentación un proceso mucho más económico
que antes, los equipos de investigación y desarrollo ahora cuentan con
nuevas herramientas a disposición que pueden usarse para crear nuevo valor
para los clientes.

Muchos de los avances científicos que hoy tomamos con naturalidad son el
resultado de simulación y modelización computarizada. Los experimentos
por computadora fueron primero usados para la investigación científica
y militar, pero hoy las simulaciones se usan en una cantidad de campos, desde
el análisis del genoma humano y el diseño de autos y aviones hasta
la comprensión del flujo de fluidos en el desarrollo de pañales
para bebés. Realizar estos experimentos es cada vez un proceso más
barato y más rápido, y hasta las instituciones financieras están
usando simulaciones computarizdas para testear nuevos instrumentos y productos
financieros.

Aprender a manejar la experimentación

Usar nuevas tecnologías para la experimentación no es fácil
y Thomke explica que las empresas deben a prender a manejar, organizar y estructurar
sus procesos de innovación. En Experimentation Matters,muestra a las organizaciones
cómo pueden integrar las nuevas tecnologías a su proceso de experimentación
ofreciendo seis principios y explicando cómo se pueden usar para impulsar
el desarrollo de productos. Ellos son:

1. Anticipar y aprovechar información temprana mediante procesos de
innovación de “carga frontal”.
Thomke explica que hay mucho
valor en encontar fallas potenciales lo antes posible. Considerando el enorme
gasto que ocasionan las fallas que aparecen en la última etapa de su desarrollo-ya
sea en experimento de drogas, desarrollo de software, simulaciones de choque de
autos o desarrollo de aviones – usar nuevas tecnologías al principio de
proyectos de investigación y desarrollo ayuda a los equipos a evitar problemas
potenciales a lo largo del proceso. Ejemplos tomados de Microsoft, Boeing y Toyota
muestran que se pueden ahorrar millones de dólares con experimentación
temprana.

2. Experimentar con frecuencia pero no sobrecargar a la organización.
Aunque muchos tests tempranos pueden minimizar demoras y costos de rediseño,
las organizaciones deben estar preparadas para manejar la creciente cantidad de
información que trae la experimentación. Thomke usa un amplio y
detallado estudio de caso de BMW para destacar este principio

3. Integrar tecnologías tradicionales y nuevas para destrabar el desempeño.
Las nuevas tecnologias pueden crear resultados impresionantes, pero no son perfectas
ni tampoco son técnicas independientes. Thomke escribe, “Para liberar
su potencial, una compañía debe comprender no sólo cómo
pueden coexistir las tecnologías nuevas y las tradicionales dentro del
proceso sino también cómo se mejoran y complementan unas a otras”.”

4. Organizarse para una rápida experimentación. La capacidad
de experimentar rápidamente es un componente importante para el aprendizaje
efectivo. Como la experimentación virtual . Como la experimentación
virtual trae antes la información, los gerentes pueden usar los resultados
para guiar sus decisiones sobre eluso de los principales recursos y evitara la
repetición de malos diseños después de que la empresa se
ha comprometido a fabricarlos. Thomke muestra cómo la experimentación
rápida ayudó a BMW a aprender a fabricar autos más seguros.

5.Sufrir fracasos tempranos y frecuentes pero evitar “errores”.
Las ideas nuevas suelen fracasar, por eso los fracasos tempranos ayudan a eliminar
opciones inconvenientes y facilitar el aprendizaje. Los fracasos pueden producir
información nueva y útil.

6. Manejar proyectos como experimentos. Los líderes deben tener
una cartera de proyectos experimentales para extraer aprendizajes, que se manejen
con la misma seriedad que se aplica a otros procesos de negocios. Usar un proyecto
como experimento de aprendizaje y agente de cambio puede ayudar a una compañía
a investigar diversos conceptos.

Experimentation Matters

Stefan H. Thomke
Harvard Business School Press

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades