El sueldo no lo es todo para valorar el empleo

Un buen equipo de trabajo y la posibilidad de desarrollo son los aspectos más valorados por los trabajadores, según un sondeo realizado por Grupo RHUO y la Universidad Abierta Interamericana (UAI) a nivel nacional.

“Un dato interesante es la diferencia significativa que hay en la mirada de lo que se valora más de un trabajo cuando se realiza un corte por zona geográfica. Si bien todos eligen buen clima de trabajo como lo más valorado, la flexibilidad horaria y el trabajar desde la casa son atributos altamente apreciados por los residentes de CABA. Esto seguramente esté relacionado con los ritmos alocados de la ciudad en contraposición con el interior del país”, expresó Mariela Aliandri, gerente de Capital Humano de Grupo RHUO.

 

Asimismo, la mayoría de los 1253 hombres y mujeres de todo el país consultados coincide también en que las empresas no reconocen sus labores fuera del horario de trabajo.

 

Al ser el trabajo una de las actividades a las que más tiempo dedica el ser humano y, por eso, al resultar clave conocer cuáles son sus hábitos y preferencias para generar condiciones adecuadas para el desarrollo propicio de sus tareas sin descuidar el bienestar de la persona, sobre los aspectos más valorados por los argentinos en el ámbito laboral, el 41,8% de los encuestados coincidió en que contar con un buen equipo de trabajo es un fundamental.

 

Además, la posibilidad de desarrollo (37,3%) y la estabilidad (36,5%) privan entre sus intereses por encima de otros, como la remuneración.

 

Por su parte, un jefe que reconozca los logros y trabaje sobre las cuestiones a mejorar constituye otro de los valores más apreciados, según el 30,1% de los consultados.

 

Otro dato llamativo que surge del relevamiento es que la mayoría (38,7%) coincide en que la empresa no reconoce sus labores fuera del horario de trabajo.

 

Estas conclusiones surgen de la encuesta “Hábitos y preferencias laborales de los argentinos”, elaborada por Grupo RHUO en alianza con la Facultad de Empresariales de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), para la que fueron consultados 1253 hombres y mujeres de todo el país, entre el 21 de febrero y el 13 de marzo de 2014.

 

El sondeo manifiesta además que la mayoría de los encuestados independientes, pertenecientes a los sectores público y privado aseguraron estar “satisfechos” con las posibilidades de ascenso y con los beneficios ofrecidos, y “algo satisfechos” con el salario.

 

Otro de los aspectos consultados se refirió a las costumbres laborales.

 

Por ejemplo, el 35,7% afirmó no recibir mails o llamados de trabajo en su tiempo libre y el 34,2% tampoco realiza tareas profesionales en su tiempo personal.

 

Por su parte, el 77,5% aseguró compartir su tiempo fuera del trabajo con sus compañeros, ya sea algunas o varias veces al mes. 

 

Desarrollo profesional y buen clima laboral, valores fundamentales en el trabajo

Si bien para los argentinos encuestados lo que más importa de un trabajo es “que le permita desarrollarse” (37,7%), a la hora de priorizar los aspectos que valoran en ese ámbito eligen definitivamente tener “un buen equipo de trabajo” (41,8%).

 

Se plantea así cierta paradoja entre el desarrollo y el clima laboral, donde este último es definitivamente el aspecto más importante para un alto porcentaje de los argentinos encuestados.

 

En cuanto a género y edades, tanto para los jóvenes de entre 18 y 29 años y los mayores de 50, lo más importante es la posibilidad de desarrollo, al igual que para las mujeres. En tanto que las franjas etarias medias valoran la estabilidad y, a la hora de privilegiar los ingresos, son los hombres los más interesados.

 

De esta manera, se nota una tendencia a valorar aspectos como el desarrollo, la estabilidad y el clima laboral por sobre los desafíos profesionales (11%) y las posibilidades de ascenso (10,9%).

 

En cuanto a los jefes, se priorizan los modelos de liderazgo donde el coaching (que reconozca lo que haces bien y corrija lo que haces mal, 30,1%) y la comunicación (20,6%) resultan fundamentales al momento de pensar en un jefe ideal. Aunque al referirse a lo que menos agrada de ellos, la mayoría de los encuestados coincidió en señalar que “no valore el trabajo de los demás”.

 Hábitos dentro y fuera del horario laboral

El 35,7% asegura no recibir correos electrónicos y/o llamadas de trabajo, sólo en casos excepcionales, durante el tiempo de descanso. En cuanto a los rangos de edad, son los encuestados de entre 40 y 49 años quienes habitualmente (39,9%) los reciben.

 

Quizás la experiencia haga que los mayores de 50 años o más, en contraposición, nunca lo hagan. Finalmente, son quienes ocupan cargos directivos aquellos que habitualmente trabajan fuera del horario laboral: el 48,3%, en contraposición al 31,8% de trabajadores de línea media y el 24,2% de los niveles iniciales.

 

Tareas en general

 

Sólo los encuestados del resto del país manifestaron realizar tareas laborales de manera habitual durante el tiempo de descanso. En tanto, los encuestados de CABA aseguraron hacerlo “sólo en casos excepcionales”. Por otra parte, los encuestados de GBA y el interior de la provincia de Buenos Aires respondieron que es algo que no hacen nunca.

 

Con respecto al género, las mujeres son las que realizan tareas extra con mayor frecuencia: el 34,2% de ellas, versus el 30,7% de ellos. A su vez, el 38,1% de los hombres y el 31,6% de las mujeres nunca llevan adelante actividades laborales fuera del horario de trabajo.

 

Otro dato llamativo que surge de esta temática es que la mayoría de los encuestados (38,7%) afirma que en ningún caso la empresa reconoce las labores extra de sus empleados.

 

Después de la oficina

 

El 77,5% de las personas comparte tiempo libre con sus compañeros de trabajo, siendo más frecuentes en GBA que en CABA. Por otra parte, quienes menos tiempo comparten son los encuestados del interior de la provincia de Buenos Aires. La actividad que se realiza con mayor frecuencia son las reuniones de trabajo.

Al hablar de edad, son los más jóvenes y los mayores de 50 años quienes, con más asiduidad, comparten tiempo libre con sus compañeros de trabajo, y más los hombres que las mujeres.

 

Almuerzo y tareas personales

La mayoría de los encuestados de CABA, GBA y del resto del país manifestaron que utilizan la hora del almuerzo para comer dentro de la empresa. En cambio, la mayoría del interior de la provincia de Buenos Aires respondió que utiliza esa hora para almorzar en su casa. Un porcentaje muy ínfimo de encuestados realiza trámites propios o va al gimnasio durante ese tiempo.

Por último, con respecto a temas personales, la mayoría asegura que no le dedica tiempo durante el horario laboral. El porcentaje más alto (50%) es del interior de la provincia de Buenos Aires.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades