El rol de la publicidad en la sociedad contemporánea

Un libro de la profesora Juliann Sivulka muestra cómo la publicidad estadounidense refleja la sociedad y a la vez la crea, cómo los avisos y las agencias reflejan e introducen temas y tendencias en la sociedad.

19 mayo, 2001

Desde el primer aviso publicitario aparecido en los tiempos de la colonia hasta el último sitio en la Web, “Jabón, Sexo y Cigarrillos: una historia cultural de la publicidad americana” (Wadsworth Publishing, 1998), explora el rol integral de la publicidad que tanto refleja como a la vez modela la vida de la gente.

La publicidad es una parte ineludible de la vida moderna, dice Sivulka. Está en la radio, en la televisión, en los diarios y revistas, en carteles callejeros y luminosos, en el cine, en el subte y hasta en la pantalla de la computadora. Su papel es tan profundo y tan integral que refleja y a la vez modela la vida de la gente.

Sirvió siempre, desde los primero días, para que la gente se entere de la existencia de productos nuevos y, de paso, modelar su conducta y sus deseos, dos factores que constituyen el motor de la economía actual. Fue la publicidad la que mostró a la gente el placer de poseer una bicicleta, o una cámara fotográfica, o un automóvil, o de beber cerveza, jugo de naranja, o de fumar un cigarrillo.

Una industria tremendamente inmensa y poderosa, la publicidad gastó aproximadamente US$ 150.000 millones en 1995 y siguió aumentando su gasto en los años posteriores. Los anunciantes más grandes son los fabricantes nacionales de automóviles, alimentos, bebidas carbonatadas, cerveza, cigarrillos y productos de limpieza para el hogar. Los nombres de muchos productos se han vuelto tan populares que sus “marcas” se han convertido en sinónimo de productos similares, como por ejemplo “Gillette” es ha convertido en un genérico empleado para cualquier hojita de afeitar, o Scotch, para cinta autoadhesiva.

En esencia, como fuerza económica, la publicidad se ha convertido en una parte necesaria del capitalismo de consumo que estimula la compra y la venta de los productos de marca. Es, además, el aporte financiero que los medios publicitarios necesitan para crear más caminos para el acceso de los consumidores a los productos.

Se ha escrito mucho sobre la interferencia de los avisos publicitarios en la vida diaria de las personas, pero habría que pararse a considerar la alternativa. Un mundo sin publicidad ofrecería una gama de productos, servicios y entretenimientos mucho más estrecha.

Soap, Sex, and Cigarettes . A Cultural History of American Advertising
Julian Sivulk, Juliann Sivulka, Juliainn Sivulka
Wadsworth Pub. Co.
ISBN: 0534515932

Desde el primer aviso publicitario aparecido en los tiempos de la colonia hasta el último sitio en la Web, “Jabón, Sexo y Cigarrillos: una historia cultural de la publicidad americana” (Wadsworth Publishing, 1998), explora el rol integral de la publicidad que tanto refleja como a la vez modela la vida de la gente.

La publicidad es una parte ineludible de la vida moderna, dice Sivulka. Está en la radio, en la televisión, en los diarios y revistas, en carteles callejeros y luminosos, en el cine, en el subte y hasta en la pantalla de la computadora. Su papel es tan profundo y tan integral que refleja y a la vez modela la vida de la gente.

Sirvió siempre, desde los primero días, para que la gente se entere de la existencia de productos nuevos y, de paso, modelar su conducta y sus deseos, dos factores que constituyen el motor de la economía actual. Fue la publicidad la que mostró a la gente el placer de poseer una bicicleta, o una cámara fotográfica, o un automóvil, o de beber cerveza, jugo de naranja, o de fumar un cigarrillo.

Una industria tremendamente inmensa y poderosa, la publicidad gastó aproximadamente US$ 150.000 millones en 1995 y siguió aumentando su gasto en los años posteriores. Los anunciantes más grandes son los fabricantes nacionales de automóviles, alimentos, bebidas carbonatadas, cerveza, cigarrillos y productos de limpieza para el hogar. Los nombres de muchos productos se han vuelto tan populares que sus “marcas” se han convertido en sinónimo de productos similares, como por ejemplo “Gillette” es ha convertido en un genérico empleado para cualquier hojita de afeitar, o Scotch, para cinta autoadhesiva.

En esencia, como fuerza económica, la publicidad se ha convertido en una parte necesaria del capitalismo de consumo que estimula la compra y la venta de los productos de marca. Es, además, el aporte financiero que los medios publicitarios necesitan para crear más caminos para el acceso de los consumidores a los productos.

Se ha escrito mucho sobre la interferencia de los avisos publicitarios en la vida diaria de las personas, pero habría que pararse a considerar la alternativa. Un mundo sin publicidad ofrecería una gama de productos, servicios y entretenimientos mucho más estrecha.

Soap, Sex, and Cigarettes . A Cultural History of American Advertising
Julian Sivulk, Juliann Sivulka, Juliainn Sivulka
Wadsworth Pub. Co.
ISBN: 0534515932

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado