El responsable de la caída

David Ebersman es el gerente financiero de Facebook y uno de los responsables de que el valor de las acciones haya caído US$ 50.000 millones en los últimos tres meses.

4 septiembre, 2012

<p>&iquest;Qui&eacute;n es el fant&aacute;stico Sr. Ebersman? Tal vez sorprenda que el CFO de la red social m&aacute;s grande del mundo no tenga tanto lugar en la prensa. Despu&eacute;s de todo, es el n&uacute;mero tres de la compa&ntilde;&iacute;a, despu&eacute;s de Sheryl Sandberg y el mismo Mark Zuckerberg. Es posible, inclusive, que pocos sepan el rol fundamental que Ebersman tuvo en la ca&iacute;da de las acciones de Facebook en el &uacute;ltimo tiempo.</p>
<p>Lo cierto es que tres meses despu&eacute;s de la oferta p&uacute;blica inicial Facebook perdi&oacute; US$ 50.000 millones, una ca&iacute;da mayor que la que Lehman Brothers experiment&oacute; un a&ntilde;o antes de presentar la quiebra. Muchos culpan de esto a los bancos de Wall Street, en particular a Morgan Stanley. Tambi&eacute;n a Nasdaq, cuyos problemas inform&aacute;ticos contribuyeron a la ca&iacute;da en el valor de las acciones en aquel primer d&iacute;a. Todos, de alguna manera, pusieron su granito de arena en la debacle. Pero, &iquest;y Ebersman?</p>
<p>Tambi&eacute;n es la persona responsable de aumentar el valor de la acci&oacute;n semanas antes de comenzar a cotizar en bolsa &ndash; la infl&oacute; de US$ 24 hasta US$ 38 d&oacute;lares- y de aumentar 25% la cantidad de acciones disponibles. Como la persona de m&aacute;s jerarqu&iacute;a dentro de la empresa tampoco se destac&oacute; explicando a los inversionistas c&oacute;mo fue que el precio de las acciones se levantar&aacute; del piso de US$ 18.</p>
<p>Lo que necesitan los accionistas es que alguien dentro de la empresa asuma la responsabilidad por la ca&iacute;da desproporcionada del valor. Eso es algo que est&aacute; ocasionando problemas inclusive dentro de la compa&ntilde;&iacute;a, socavando la confianza de los empleados y reduciendo el talento que caracteriza a las mejores empresas de Silicon Valley. Algunos de los empleados due&ntilde;os de acciones han comenzado a venderlas y esa es una de las razones por las que el precio ha bajado a&uacute;n m&aacute;s.</p>
<p>Ebersman se equivoc&oacute; al pensar que la demanda de acciones ser&iacute;a mayor. Estuvo influenciado por bancos de Wall Street como JP Morgan Chase y Morgan Stanley, a los que la idea de acciones a US$38 no les parec&iacute;a desagradable. Determinar el precio es dif&iacute;cil, una disciplina m&aacute;s parecida al arte que a la ciencia: cuando los inversionistas llenan formularios pidiendo una cantidad de acciones, generalmente ponen m&aacute;s del doble, porque no esperan recibir la cantidad demandada. En el caso de Facebook, como la oferta iba a ser m&aacute;s reducida, los interesados cuatriplicaron ese n&uacute;mero, empujando la demanda y, finalmente, la decisi&oacute;n de Ebersman de distribuir una mayor cantidad de acciones a un precio mayor.</p>
<p>Esto no significa que Ebersman sea incapaz. Al contrario: posee las caracter&iacute;sticas necesarias para negociar grandes l&iacute;neas de cr&eacute;dito, como la que consigui&oacute; hace unos meses por US$ 8.000 millones de los bancos de Wall Street. Esto es importante porque ayuda a mantener aceitadas relaciones que podr&iacute;an ser beneficiosas si la compa&ntilde;&iacute;a empieza a mostrar signos de decadencia.</p>
<p>La clave es que Ebersman ahora debe ganar la confianza de los accionistas. Est&aacute; haciendo lo que mejor hace: hablar con los directores de fondos de inversi&oacute;n con y grandes inversores para dar se&ntilde;ales claras de que los engranajes de la empresa est&aacute;n funcionando para hacerles ganar dinero. Es su responsabilidad m&aacute;s grande.</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades