El mensaje de Obama

Simpático, pintón y relajado, Obama es un hombre de temer. ¿O no? lo que está en juego es mucho más que él.

24 septiembre, 2009

<p><br />
Por Patricio Cavalli<br />
Desde hace un tiempo, Obama viene anunciando cosas que cumple a medias, o no cumple. Se hizo el loco el primer d&iacute;a en el Sal&oacute;n Oval y firm&oacute; el decreto para cerrar Guant&aacute;namo. Pues resulta que la c&aacute;rcel ilegal sigue all&iacute;, las comisiones militares siguen all&iacute;, los pozos de la CIA siguen all&iacute;, y las rendiciones extraordinarias de prisioneros privados de derechos siguen all&iacute;. <br />
<br />
Bast&oacute; un informe de la CIA para que Obama siguiera el curso de la administraci&oacute;n Bush, con algo de revoque. <br />
Eso quiere decir que el Presidente de los EE.UU., no s&oacute;lo hace lo que le conviene como pol&iacute;tico que es, sino que cada tanto, se pone los pantalones de la instituci&oacute;n presidencial y act&uacute;a como tal. Para bien o para mal, pero act&uacute;a. <br />
<br />
Son esas ocasiones que los estadunidenses llaman &ldquo;being presidential&rdquo;, cuando el pol&iacute;tico que ocupa el cargo &ldquo;hace lo que el cargo tiene que hacer&rdquo;. <br />
<br />
Cuando orden&oacute; a los Navy Seals amasijar a tiros a los piratas de Somal&iacute;a, Obama hizo &ldquo;what needed to be done&rdquo;. <br />
Y lo har&aacute; de nuevo, si Wall Street no se pone a raya en la crisis que parece no tener fin. <br />
Porque lo que est&aacute; en juego ac&aacute; no es lo que Obama piensa sobre el libre mercado, las finanzas o el rol del gobierno. Lo que est&aacute; en juego ac&aacute; es el poder de la autoridad presidencial y del gobierno federal de los EE.UU. <br />
El a&ntilde;o pasado, Obama estall&oacute; de furia cuando los funcionarios de AIG cobraron los bonos gigantescos, despu&eacute;s de haber sido salvados por el dinero del gobierno federal. No pas&oacute; mucho tiempo para que despu&eacute;s de eso, el gobierno federal pusiera l&iacute;mites claros y precisos a las posibilidades de los funcionarios de cobrar bonos de sus empresas, salvadas o no. <br />
<br />
La semana pasada, al hablar sobre la crisis, Obama no habl&oacute; sobre Wall Street. WS fue el tema de su alocuci&oacute;n, s&iacute;, pero no el eje de su mensaje. Este p&aacute;rrafo demuestra claramente lo que el presidente dice, no lo que Obama piensa: <br />
&ldquo;Desafortunadamente, hay algunos en el sector financiero que est&aacute;n malinterpretando este momento. En lugar de aprender las lecciones de Lehman y de la crisis de la que a&uacute;n se est&aacute;n recuperando, eligen hacer caso omiso de ellas. Lo hacen no s&oacute;lo a su propio riesgo, pero a riesgo de nuestro pa&iacute;s. As&iacute; que quiero que oigan mis palabras: no vamos a volver a los d&iacute;as de conducta temeraria y exceso incontrolado en el coraz&oacute;n de esta crisis, donde muchos estaban motivados s&oacute;lo por el apetito de matar r&aacute;pido y obtener bonus hinchados. Los de Wall Street no pueden reanudar esto de correr riesgos sin tener en cuenta las consecuencias y esperar que la pr&oacute;xima vez, los contribuyentes estadounidenses estar&aacute;n all&iacute; para romper su ca&iacute;da.&rdquo;<br />
<br />
Cualquiera que quiera entender que est&aacute; hablando de finanzas, puede. Pero Obama est&aacute; hablando de poder. <br />
Est&aacute;, en el fondo, record&aacute;ndole al sector d&iacute;scolo de la econom&iacute;a, que la instituci&oacute;n presidencial y el gobierno federal siguen siendo las instituciones m&aacute;s poderosas del pa&iacute;s. <br />
<br />
Cualquiera con alguna duda, deber&iacute;a revisar la historia de los EE.UU., y las intervenciones <em>swift and immediate </em>del gobierno federal, cuando alg&uacute;n grupo se le opuso. Esto incluye en la lista a la Confederaci&oacute;n encabezada por Carolina del Sur en 1861; la intervenci&oacute;n a los estados segregacionistas durante los a&ntilde;os &rsquo;60; la persecuci&oacute;n al partido de las Panteras Negras por el FBI en los &lsquo;70s; la intervenci&oacute;n de la ATF en Waco en los &rsquo;90; y much&iacute;simos antecedentes m&aacute;s. <br />
<br />
Creer que alguien &ndash;un grupo o un sector econ&oacute;mico- puede oponerse a ese poder es olvidar no s&oacute;lo la historia, si no las nociones m&aacute;s b&aacute;sicas de supervivencia. <br />
<br />
Guarda con este se&ntilde;or, que es simp&aacute;tico hasta que levanta el tel&eacute;fono.</p>
<p><br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades