El MBA y la inflación académica

"Un MBA es como un vino fino que se vuelve más valioso con los años. Y siempre existe el riesgo de descubrir que dentro de esa botella que costó tanto  el vino tenga olor a corcho". Lo dijo Dianna Karaian, de la Kellogg School of Management.

2 noviembre, 2015

El título universitario es hoy un “commodity” porque lo tienen muchos. Por eso la necesidad de complementarlo con posgrados, MBA en el caso del mundo de los negocios. Pero no hay título de MBA que salga gratis y muchos se preguntan si vale la pena el gasto, el esfuerzo y el tiempo.Dicho esto, hay mucha preocupación en el mundo sobre el tema de la inflación académica y la inflación de títulos en el mundo actual de la educación superior.

Para que esto se entienda vamos a poner un ejemplo simple extraído del libro “The Diploma Disease” the Ronald Dore. Una compañía de transporte se conforma con que un aspirante a colectivero tenga cursado y aprobado el ciclo básico del secundario. Pero a medida que crece el número de personas con título secundario completo y no hay suficientes trabajos administrativos para absorberlos, algunos de ellos pueden aceptar un puesto de colectivero aunque eso signifique no ganar lo que aspiraba. Al menos eso es mejor que no tener trabajo. Y la compañía de transporte les da preferencia a estos últimos Pronto todos los puestos de colectiveros se cubren con personas que tienen su secundario completo. Al poco tiempo, tener el título de la educación media se ha convertido en la calificación mínima necesaria para ser colectivero.

No se sabe muy bien por qué ocurre esto, aunque la razón probable es que siempre se ha creído que la educación mejora a la gente y que por lo tanto les conviene contratar a los que han estudiado más (pagándoles el sueldo destinado a los que estudiaron menos)  Y así, en todos los niveles.

El tema de que muchas veces hay en un mercado demasiados candidatos con la debida preparación para los puestos en oferta ha tirado abajo el valor del título universitario de grado. Si antes graduarse en la universidad era el fin de la vida de estudiante, hoy, hace falta más, uno o dos posgrados si se puede. Por primera vez en muchos años, y tal vez en la historia, una educación universitaria ya no se mira como una inversión sin riesgo.

Durante mucho tiempo un título universitario era visto como un pasaje al empleo y no a cualquier empleo sino a un muy buen empleo. Seguramente al principio habría que pasar por posiciones de poca remuneración, pero esa educación universitaria siempre rendía sus frutos al final.  Hoy, nadie está tan seguro de eso.

Si el título universitario ya no es un pasaje seguro hacia el trabajo deseado, el MBA sí lo es? Tampoco, porque hay mucha gente invirtiendo plata para adquirir ese tan codiciado Master. Y lo hacen en el país o fuera del país.  Pero lo buscan porque creen que  entonces sí se van a acabar esos problemas para trabajar en lo que quieren.

Ningún Master sale gratis. Y las matrículas y las cuotas cuestan cada vez más. El problema es preocupante porque los títulos cuestan más pero valen menos. Eso es inflación. Es un problema que puede tardar en resolverse porque nosotros, como sociedad, determinamos el valor de los títulos que producimos. Si los empleadores siguen eligiendo experiencia ante calificación académica no podremos esperar que los jóvenes continúen valorando la educación superior.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades