El marketing de uno mismo

Es el que hace Martín Varsavsky, argentino y radicado en Madrid que, ante el Financial Times dijo: "Tengo excelentes ideas, soy muy bueno creando empresas". Puede decirlo, porque además, hace bien las cosas.

Se describe como un visionario y hábil comunicador. Es entrador, locuaz y manifiesta el clásico desprecio por el establishment de la mayoría de los emprendedores.

Es un fanático de las telecomunicaciones. Su primer emprendimiento fue Viatel, una pequeña compañía de telecomunicaciones fundada en Estados Unidos en 1990 para la cual consiguió US$ 5 millones de George Soros.

Luego, ya radicado en España, fundó Jazztel, empresa orientada a la creación de una red de fibra óptica en España y Portugal. Con los repetidos sacudones en las bolsas del mundo, Varsavsky tuvo muchos problemas financieros para el repago de los préstamos contraídos. Pero logró fascinar a los inversores poniendo el énfasis en la cantidad de negocios de Internet que se pueden desarrollar a partir de una red de cable de fibras ópticas.

Las acciones se dispararon, los problemas financieros quedaron atrás y hoy la empresa tiene una capitalización de mercado de US$ 3.200 millones.
El progreso seguido por Jazztel es especialmente notable en España, donde ha habido muy poco capital de riesgo dispuesto a respaldar nuevos emprendimientos de cualquier tamaño.

Después de un accidente de bicicleta en el otoño de 1998, ocurrido cuando Varsavsky estaba a punto de quebrar, comenzó la recuperación. Consiguió US$ 72 millones de capital privado para financiar lo que apenas era algo más que un plan de negocios.

Desde entonces, la empresa golpeó a las puertas de todos los mercados internacionales de capital hasta reunir un total de 1.200 millones de euros (US$ 1.191 millones). Consiguió, en parte gracias a los buenos oficios de la Red Terra ( spin-off de Telefónica), blanquear su situación con la bolsa de Madrid, que aplica su política de no aceptar empresas dirigidas por personas que hayan tenido grandes problemas financieros.

El corazón del negocio de Jazztel es ofrecer servicios de telecomunicaciones y datos a la pequeña y mediana empresa, que en España es un mercado muy poco desarrollado. Es el único operador en España y Portugal y lleva tendidos hasta ahora unos 3.846 kilómetros de red troncal de fibra óptica. Su proyecto es completar 80% de la red para fines del año 2001.

Mientras cuenta con proveedores de Internet para empresas y para usuarios residenciales, tiene en Jazztel a un equipo de 26 personas de Terra Network desarrollando contenido para Internet.
En los primeros nueve meses de 1999 la compañía tuvo ingresos por valor de US$ 11,1 millones.

Datos tomados del Financial Times

Se describe como un visionario y hábil comunicador. Es entrador, locuaz y manifiesta el clásico desprecio por el establishment de la mayoría de los emprendedores.

Es un fanático de las telecomunicaciones. Su primer emprendimiento fue Viatel, una pequeña compañía de telecomunicaciones fundada en Estados Unidos en 1990 para la cual consiguió US$ 5 millones de George Soros.

Luego, ya radicado en España, fundó Jazztel, empresa orientada a la creación de una red de fibra óptica en España y Portugal. Con los repetidos sacudones en las bolsas del mundo, Varsavsky tuvo muchos problemas financieros para el repago de los préstamos contraídos. Pero logró fascinar a los inversores poniendo el énfasis en la cantidad de negocios de Internet que se pueden desarrollar a partir de una red de cable de fibras ópticas.

Las acciones se dispararon, los problemas financieros quedaron atrás y hoy la empresa tiene una capitalización de mercado de US$ 3.200 millones.
El progreso seguido por Jazztel es especialmente notable en España, donde ha habido muy poco capital de riesgo dispuesto a respaldar nuevos emprendimientos de cualquier tamaño.

Después de un accidente de bicicleta en el otoño de 1998, ocurrido cuando Varsavsky estaba a punto de quebrar, comenzó la recuperación. Consiguió US$ 72 millones de capital privado para financiar lo que apenas era algo más que un plan de negocios.

Desde entonces, la empresa golpeó a las puertas de todos los mercados internacionales de capital hasta reunir un total de 1.200 millones de euros (US$ 1.191 millones). Consiguió, en parte gracias a los buenos oficios de la Red Terra ( spin-off de Telefónica), blanquear su situación con la bolsa de Madrid, que aplica su política de no aceptar empresas dirigidas por personas que hayan tenido grandes problemas financieros.

El corazón del negocio de Jazztel es ofrecer servicios de telecomunicaciones y datos a la pequeña y mediana empresa, que en España es un mercado muy poco desarrollado. Es el único operador en España y Portugal y lleva tendidos hasta ahora unos 3.846 kilómetros de red troncal de fibra óptica. Su proyecto es completar 80% de la red para fines del año 2001.

Mientras cuenta con proveedores de Internet para empresas y para usuarios residenciales, tiene en Jazztel a un equipo de 26 personas de Terra Network desarrollando contenido para Internet.
En los primeros nueve meses de 1999 la compañía tuvo ingresos por valor de US$ 11,1 millones.

Datos tomados del Financial Times

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades