Disney, marketing y nutrición

Walt Disney dijo que no prestará más ni su marca ni sus personajes para la publicidad de alimentos que no cumplan con los actuales estándares de nutrición. Nada dijo, sin embargo, sobre qué hará con la publicidad en sus cadenas y programas de TV.

17 octubre, 2006

Walt Disney, en un acto de respuesta a las crecientes preocupaciones de padres
y médicos sobre nutrición infantil, dijo que reducirá el
uso de su nombre y personajes junto a alimentos que no cumplan con los niveles
nutricionales exigidos actualmente. Los nuevos lineamientos limitan la cantidad
de azúcar, calorías y grasa que se aceptan en snacks y alimentos
comercializados por compañías que Disney tiene como licenciatarias.

La decisión, que se produce en un momento de creciente preocupación
sobre la obesidad infantil, podría obligar a que otros competidores hagan
lo propio. Ninguna mención hizo Disney, sin embargo, de la considerable
publicidad de productos “basura” que se realiza a través de
las redes Disney de televisión.

Pero el cambio de política fue ampliamente celebrado por expertos en
negocio alimentario, quienes consideran que es una actitud importante en el
actual debate sobre qué quieren los padres que coman sus hijos y qué
les están tratando de vender las empresas alimentarias.

Además de restringir licencias, Disney declaró que los restaurantes
de sus propios parques temáticos cambiarán las opciones de acompañamiento
de platos. En lugar de papas fritas, por ejemplo, ofrecerán zanahorias
o puré de manzana.
Durante años Walt Disney ha cedido la licencia de su poderosísima
marca — y de su colección de personajes — a productoras de alimentos
como McDonald´s, Coca-Cola y Kellogg, que venden alimentos altamente calóricos.
Ahora, la preocupación pública por la alimentación infantil
pone paños de agua fría a semejantes acuerdos comerciales.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema creciente entre los profesionales
de la salud en Estados Unidos. Según la American Obesity Association,
15,5 % de los adolescentes entre 12 y 19 son obesos, cifra que triplica la correspondiente
a 1980. Para los niños entre 6 y 11, el aumento es de 15,3 %, el doble
que en 1980.

Walt Disney, en un acto de respuesta a las crecientes preocupaciones de padres
y médicos sobre nutrición infantil, dijo que reducirá el
uso de su nombre y personajes junto a alimentos que no cumplan con los niveles
nutricionales exigidos actualmente. Los nuevos lineamientos limitan la cantidad
de azúcar, calorías y grasa que se aceptan en snacks y alimentos
comercializados por compañías que Disney tiene como licenciatarias.

La decisión, que se produce en un momento de creciente preocupación
sobre la obesidad infantil, podría obligar a que otros competidores hagan
lo propio. Ninguna mención hizo Disney, sin embargo, de la considerable
publicidad de productos “basura” que se realiza a través de
las redes Disney de televisión.

Pero el cambio de política fue ampliamente celebrado por expertos en
negocio alimentario, quienes consideran que es una actitud importante en el
actual debate sobre qué quieren los padres que coman sus hijos y qué
les están tratando de vender las empresas alimentarias.

Además de restringir licencias, Disney declaró que los restaurantes
de sus propios parques temáticos cambiarán las opciones de acompañamiento
de platos. En lugar de papas fritas, por ejemplo, ofrecerán zanahorias
o puré de manzana.
Durante años Walt Disney ha cedido la licencia de su poderosísima
marca — y de su colección de personajes — a productoras de alimentos
como McDonald´s, Coca-Cola y Kellogg, que venden alimentos altamente calóricos.
Ahora, la preocupación pública por la alimentación infantil
pone paños de agua fría a semejantes acuerdos comerciales.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema creciente entre los profesionales
de la salud en Estados Unidos. Según la American Obesity Association,
15,5 % de los adolescentes entre 12 y 19 son obesos, cifra que triplica la correspondiente
a 1980. Para los niños entre 6 y 11, el aumento es de 15,3 %, el doble
que en 1980.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades