De lo negativo a lo positivo

Las actitudes o conductas negativas en los empleados son algo que se debe resolver en el momento porque pueden crear, en el largo plazo, una cultura de fracaso que infecte hasta a los empleados nuevos. Aquí, algunas ideas de cómo la gerencia puede trabajar para revertirlas.

<p>En alg&uacute;n momento de su evoluci&oacute;n, las organizaciones desarrollan una sobreabundancia de &ldquo;energ&iacute;a negativa&rdquo; o &ldquo;actitudes negativas&rdquo;. A veces podr&iacute;an estar relacionadas con alg&uacute;n trauma organizacional, como reducci&oacute;n de personal, reducci&oacute;n de presupuesto o aumentos de carga laboral, pero otras evolucionan con el tiempo sin que aparentemente haya ning&uacute;n acontecimiento que los dispare. La organizaci&oacute;n negativa se caracteriza por aumento que las quejas, un foco en las razones por las cuales las cosas no se pueden hacer, y lo que parece ser una falta de esperanza en que las cosas mejoren. Parece que la organizaci&oacute;n est&aacute; atascada en un pantano. Y ese clima es contagioso. El negativismo puede afectar hasta los empleados m&aacute;s positivos.</p><p>Algunas sugerencias sobre la base de un art&iacute;culo de Arthur Beck y Ellis Hillmar, profesores de la Universidad de Richmond: <br /><br /><strong>Modelo de conducta positiva <br /></strong><br />Es evidente que si la gerencia habla y se comporta de manera negativa, el personal har&aacute; lo mismo. No lo haga. M&aacute;s a&uacute;n, adopte una postura positiva con el personal mostrando confianza en sus habilidades. Espere mucho, apoye a su personal, h&aacute;galos responsables e sus acciones, confr&oacute;ntelos y sea claro y honesto. Fije est&aacute;ndares para su propio trabajo y relaciones con los empleados y p&oacute;ngase como meta ser un ejemplo que la conducta que busca en ellos. <br /><br /><strong>Reconozca la negatividad <br /></strong><br />No es posible ignorar la negatividad y esperar que desaparezca. Si usted no admite que existe, el personal sentir&aacute; que usted est&aacute; desconectado y no confiar&aacute; en sus habilidades. No trate de convencer a la gente de que no deber&iacute;a tener sentimientos negativos. Intente en cambio sugerirles c&oacute;mo hacer para superarlos. <br /><br /><strong>Busque e identifique lo positivo en todas las situaciones</strong> <br /><br />A veces nos olvidamos de buscar lo positivo. Cuando un empleado encuentra una soluci&oacute;n impr&aacute;ctica, desechamos r&aacute;pidamente la idea. Deber&iacute;amos identificar el esfuerzo mientras hablamos suavemente sobre la idea. Busca peque&ntilde;as victorias y hable de ellas. Convertir una organizaci&oacute;n negativa en una positiva es el resultado de miles de acciones peque&ntilde;as. <br />&nbsp;</p>

<p><strong>Haga frecuentes reconocimientos positivos <br />
</strong><br />
H&aacute;galo cada vez que descubra un buen desempe&ntilde;o. No acompa&ntilde;e acciones positivas con sugerencias para mejorar. Separe ambas cosas. Combinarlas desvaloriza el reconocimiento para mucha gente. <br />
<br />
<strong>Cont&eacute;ngase de sumarse a la negatividad <br />
<br />
</strong>Es f&aacute;cil quedar atrapado n la queja y el chismorreo generalizados, particularmente en discusiones informales. Cuando se encuentre en medio de conversaciones negativas, considere la posibilidad de cambiar de tema o haga alg&uacute;n comentario sobre lo negativo del contenido (&ldquo;Hablemos de algo m&aacute;s agradable&rdquo;), o pregunte qu&eacute; se puede hacer sobre la situaci&oacute;n (pasar de lo negativo a lo positivo).</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades