Crece el robo de información

Durante el último año, las pérdidas financieras por violación a la seguridad informática y robo de información patentada aumentaron lo mismo que las intrusiones on line, según un informe del Instituto de Seguridad Informática del FBI.

Según 538 empleados, encargados de la seguridad informática de empresas que califican en el ranking de la revista Fortune, universidades y agencias gubernamentales, el estudio registró 85% de irrupciones a computadoras el año pasado y 64% de pérdidas financieras por tal motivo.

Los 186 encuestados, dispuestos a ofrecer este tipo de información, revelaron pérdidas totales de más de US$ 377 millones por irrupciones cibernéticas en el año 2000. En 1999, 249 empresas y agencias estimaron daños por más de US$ 265 millones.

Como indicaron informes pasados, la mayoría de estas pérdidas fue provocada por el robo de información patentada: 34 encuestados revelaron pérdidas por US$ 151 millones por el robo de secretos corporativos y 21 encuestados informaron pérdidas por US$ 92 millones a causa de fraude financiero on line.

Según el estudio, el aumento de estas cifras se debe a que las empresas están dispuestas a admitir la violación a la seguridad: 36% de los encuestados informó sobre intrusiones al cumplimiento de leyes federales y locales en el año 2000, más de 25%, en 1999, y 16%, en 1996.

“Este factor parece indicar que existe más de un problema relacionado con esta actividad”, comentó Richard Power, director editorial de Computer Security Institute.

Más de 70% de los encuestados destacó que la presencia en Internet era el principal punto de ataque. En 1999, este porcentaje se ubicó en 59%. Estas cifras resaltan la necesidad de un cambio en la estrategia corporativa respecto de la lucha contra los piratas virtuales, reconoció Power.

“Tradicionalmente, se decía que 80% del problema de la seguridad informática se originaba dentro de la empresa. Hoy ya no es así.”

Si bien es posible que la amenaza externa crezca a la par de la interna, el estudio también remarcó que la mayoría de las agencias y empresas tiene que lidiar con una mala conducta de los empleados. De los encuestados, 91% afirmó haber detectado abuso por parte de los empleados en cuanto al uso de Internet, ya sea pornografía o software robado o el uso inapropiado del correo electrónico. En 1999, este porcentaje fue de 79%.

Power agregó que esta información sirve para evaluar el aparente aumento en los costos relacionados con el crimen cibernético. La industria intenta saber cómo cuantificar estas cifras.

Según 538 empleados, encargados de la seguridad informática de empresas que califican en el ranking de la revista Fortune, universidades y agencias gubernamentales, el estudio registró 85% de irrupciones a computadoras el año pasado y 64% de pérdidas financieras por tal motivo.

Los 186 encuestados, dispuestos a ofrecer este tipo de información, revelaron pérdidas totales de más de US$ 377 millones por irrupciones cibernéticas en el año 2000. En 1999, 249 empresas y agencias estimaron daños por más de US$ 265 millones.

Como indicaron informes pasados, la mayoría de estas pérdidas fue provocada por el robo de información patentada: 34 encuestados revelaron pérdidas por US$ 151 millones por el robo de secretos corporativos y 21 encuestados informaron pérdidas por US$ 92 millones a causa de fraude financiero on line.

Según el estudio, el aumento de estas cifras se debe a que las empresas están dispuestas a admitir la violación a la seguridad: 36% de los encuestados informó sobre intrusiones al cumplimiento de leyes federales y locales en el año 2000, más de 25%, en 1999, y 16%, en 1996.

“Este factor parece indicar que existe más de un problema relacionado con esta actividad”, comentó Richard Power, director editorial de Computer Security Institute.

Más de 70% de los encuestados destacó que la presencia en Internet era el principal punto de ataque. En 1999, este porcentaje se ubicó en 59%. Estas cifras resaltan la necesidad de un cambio en la estrategia corporativa respecto de la lucha contra los piratas virtuales, reconoció Power.

“Tradicionalmente, se decía que 80% del problema de la seguridad informática se originaba dentro de la empresa. Hoy ya no es así.”

Si bien es posible que la amenaza externa crezca a la par de la interna, el estudio también remarcó que la mayoría de las agencias y empresas tiene que lidiar con una mala conducta de los empleados. De los encuestados, 91% afirmó haber detectado abuso por parte de los empleados en cuanto al uso de Internet, ya sea pornografía o software robado o el uso inapropiado del correo electrónico. En 1999, este porcentaje fue de 79%.

Power agregó que esta información sirve para evaluar el aparente aumento en los costos relacionados con el crimen cibernético. La industria intenta saber cómo cuantificar estas cifras.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades