Consejos para personas de negocios

Aunque nadie niega la importancia de la preparación de un líder, a veces las grandes soluciones vienen del buen uso del sentido común. Este artículo desarrolla cinco puntos que ayudan a dirigir bien una empresa.

Un buen gestor no es necesariamente aquel que más poblada tiene su biblioteca sobre temas de management, ni tampoco aquel empeñado en perseguir sólo la felicidad a través de la gestión.

El directivo no debe ser un monstruo fuera de serie en su empresa si lo logra a costa de ser un desastre en el resto de planos de la vida.
Lo que sigue son cinco puntos importantes para ayudar al lector a manerar mejor no sólo las responsabilidades propias de su compañía sino las personales, familiares y sociales.

Copiar no es, necesariamente, un delito

Usted debe aceptar que siempre habrá alguien que haga algo mejor que usted.

*Observe a su alrededor, cada vez que mire puede aprender algo.
*Usted no es perfecto; hay cosas que debe mejorar y para ello es fundamental conocerse muy bien.
*Sólo si es consciente de sus puntos débiles podrá mejorarlos.
*Compararse con el líder es la forma de hacer autoanálisis con el menor riesgo.
*Mantenga la mente abierta a nuevas formas de hacer las cosas, no asuma nada como inamovible.
*Incorpore aquello que hace fuerte a la competencia y elimine sus puntos débiles.
*La ley establece qué cosas no pueden copiarse; aquello que la ley no prohibe es perfectamente copiable.
*Las formas de gestión no son algo que pueda patentar, aunque una cosa es leer modas de gestión y otra muy distinta creerse a rajatabla todo cuanto predican.
*Investigue las causas del éxito , y aplíquelas.
*Cambiarle solamente los colores no supone añadir valor a su copia.

*No dé que por supuesto que sus puntos fuertes van a durar toda la vida.
*El mercado es muy duro: no sea un “buenazo”, los demás le van a imitar siempre que puedan.
*No crea que el líder no copia. Parte de su liderazgo se sustenta en ello.
*Por muy pequeñina que sea su empresa, proteja sus ventajas.
*Defienda su nicho, si lo ve perdido, abandónelo.
*Si ha probado todas las fórmulas para competir con el líder y ha fallado, usted hace algo mal.
.
· Cuando una empresa funciona bien es por alguna razón. Analice y entienda cuál es.

· Si puede, maquille su copia.

· Citar fuentes, no siempre es recomendable, sobre todo si la misma no es original lo cual ocurre con más frecuencia de lo que imaginamos.

2- CONSTRUYA UN CIRCUITO CON FUSIBLES.

· De usted se espera un modelo de actuar claro y sin altibajos.
· Cuidado con los pasillos.
· Indique si los hay, caminos alternativos y modos de actuar con información parcial.
· No olvide que la conexión final siempre es el cliente. Verdadera razón de la existencia de su empresa.

· Los clientes deben mandar sobre el sistema.

3- NO PIERDA EL TIEMPO: ORGANÍCESE

· No intente resolver los problemas de los otros.

· Establezca momentos periódicos para la charla informal pero cuando trabaje limítese a lo realmente importante.
· Enseñe a sus colaboradores a pensar, y a visitarle con propuestas de solución. No con problemas. Haga lo mismo con sus superiores. Aprenda formas educadas de cortar conversaciones irrelevantes.
· Si no sabe cómo parar a su interlocutor/a, dígaselo claramente.

· Aprenda a tener la puerta cerrada en determinados momentos.
.
· Fije con anterioridad el tiempo que durará cada entrevista y respételo.
· Fije un tiempo para visitas y no las permita fuera de él.
· Lea sólo aquello que sea útil.
· Mire y redacte sólo lo importante. No lea todo.

· Cada reunión debe tener un objetivo claro y conocido; si no lo tiene, no es necesaria.
· Anote sus reuniones y los acuerdos y decisiones a adoptar.
· Deje los pasillos para cuando esté relajado/a o para siempre.
· Aprenda a decir que no quiere hablar ahora de este tema.
· No permita que una persona le haga mantener continuamente reuniones informales.

· Sea amable, claro/a, conciso/a y veloz.
· La clave de la buena comunicación es que sea sencilla.
· Compruebe, siempre, que ha sido debidamente comprendido/a.

· Facilite a sus colaboradores la información adecuada, y en la cantidad precisa.
· Piense que los demás no siempre entienden lo que les dice. Asegúrese, haga que la otra parte repita lo que usted quiere comunicar, siempre.

· La mejor agenda es su mente, ninguna con tanto arbolito, separadores, anillitas y colores.
· Eche del despacho a cualquiera que intente venderle la agenda que solucionará sus problemas de organización. Le complicará la vida y perderá un tiempo precioso en aprenderla.

· Sea disciplinado/a y ordenado/a con su trabajo.
· Termine las cosas que empiece y manténgase centrado/a, evitando elementos que pudieran distorsionar.
· Planifique estableciendo objetivos alcanzables.

·
4 – INVOLUCRE, NO IMPONGA

· No hay nada mejor que la honestidad a la hora de valorar y hacer conocer a los demás el grado en que han aportado al éxito.
· No hacer esto es perder automáticamente la posibilidad de contar con una herramienta muy útil a la hora de valorar el desempeño de sus colaboradores.

· Las relaciones que no se basan en criterios de largo plazo, y aquellas otras que se sustentan sólo en la confianza tienen una probabilidad mucho mayor de fracasar que las que se basan en la mejor opción posible para cada una de las partes implicadas.

· Para delegar debe enseñar, explicar qué estuvo mal y en qué se han equivocado.
· Usted es el /la responsable en última instancia.

5 – SEA FELIZ

· Divertirse con los amigos, una forma sana de olvidar los problemas.
· Si sale no lo haga siempre con la gente de la oficina, diversifique sus amistades.
· No beba demasiado, es malo. Sin embargo, una copa de buen vino es un placer inigualable.
· No le pagan para hacer felices a sus empleados, pero tampoco para hacerles desgraciados.
· Cuando hable con los demás escúcheles; si no puede hacerlo, cierre la puerta.
· No haga las cosas con demasiada premura. Su constancia le permitirá adelantar más eficazmente.
· Enojarse con los demás no es siempre malo, pero debe saber por qué lo hace.

· Lea las revistas del otro sexo. Se sorprenderá de lo que se puede aprender.
· Haga deporte por diversión, no como relajación.
· Entienda el deporte como fuente de placer, no para rebajar kilos, ni para competir a muerte.
· Su casa puede y debería se la opción más clara de diversión.

· Aprenda a desconectar de la oficina. Niéguese a considerar su despacho como pura extensión de su mejor silla de la cocina. No piense en el microondas como en la pantalla de su ordenador, sino en la apetitosa cena que puede ofrecerle.
· No piense en su sofá como en el lugar donde reposará sus stress sino en el lugar desde el que contemplará todas las costas de los mares del sur.

· Sea amoroso/a con frecuencia.
· Asegúrese de que cada día hace alguna cosa que realmente le hará disfrutar.

Un buen gestor no es necesariamente aquel que más poblada tiene su biblioteca sobre temas de management, ni tampoco aquel empeñado en perseguir sólo la felicidad a través de la gestión.

El directivo no debe ser un monstruo fuera de serie en su empresa si lo logra a costa de ser un desastre en el resto de planos de la vida.
Lo que sigue son cinco puntos importantes para ayudar al lector a manerar mejor no sólo las responsabilidades propias de su compañía sino las personales, familiares y sociales.

Copiar no es, necesariamente, un delito

Usted debe aceptar que siempre habrá alguien que haga algo mejor que usted.

*Observe a su alrededor, cada vez que mire puede aprender algo.
*Usted no es perfecto; hay cosas que debe mejorar y para ello es fundamental conocerse muy bien.
*Sólo si es consciente de sus puntos débiles podrá mejorarlos.
*Compararse con el líder es la forma de hacer autoanálisis con el menor riesgo.
*Mantenga la mente abierta a nuevas formas de hacer las cosas, no asuma nada como inamovible.
*Incorpore aquello que hace fuerte a la competencia y elimine sus puntos débiles.
*La ley establece qué cosas no pueden copiarse; aquello que la ley no prohibe es perfectamente copiable.
*Las formas de gestión no son algo que pueda patentar, aunque una cosa es leer modas de gestión y otra muy distinta creerse a rajatabla todo cuanto predican.
*Investigue las causas del éxito , y aplíquelas.
*Cambiarle solamente los colores no supone añadir valor a su copia.

*No dé que por supuesto que sus puntos fuertes van a durar toda la vida.
*El mercado es muy duro: no sea un “buenazo”, los demás le van a imitar siempre que puedan.
*No crea que el líder no copia. Parte de su liderazgo se sustenta en ello.
*Por muy pequeñina que sea su empresa, proteja sus ventajas.
*Defienda su nicho, si lo ve perdido, abandónelo.
*Si ha probado todas las fórmulas para competir con el líder y ha fallado, usted hace algo mal.
.
· Cuando una empresa funciona bien es por alguna razón. Analice y entienda cuál es.

· Si puede, maquille su copia.

· Citar fuentes, no siempre es recomendable, sobre todo si la misma no es original lo cual ocurre con más frecuencia de lo que imaginamos.

2- CONSTRUYA UN CIRCUITO CON FUSIBLES.

· De usted se espera un modelo de actuar claro y sin altibajos.
· Cuidado con los pasillos.
· Indique si los hay, caminos alternativos y modos de actuar con información parcial.
· No olvide que la conexión final siempre es el cliente. Verdadera razón de la existencia de su empresa.

· Los clientes deben mandar sobre el sistema.

3- NO PIERDA EL TIEMPO: ORGANÍCESE

· No intente resolver los problemas de los otros.

· Establezca momentos periódicos para la charla informal pero cuando trabaje limítese a lo realmente importante.
· Enseñe a sus colaboradores a pensar, y a visitarle con propuestas de solución. No con problemas. Haga lo mismo con sus superiores. Aprenda formas educadas de cortar conversaciones irrelevantes.
· Si no sabe cómo parar a su interlocutor/a, dígaselo claramente.

· Aprenda a tener la puerta cerrada en determinados momentos.
.
· Fije con anterioridad el tiempo que durará cada entrevista y respételo.
· Fije un tiempo para visitas y no las permita fuera de él.
· Lea sólo aquello que sea útil.
· Mire y redacte sólo lo importante. No lea todo.

· Cada reunión debe tener un objetivo claro y conocido; si no lo tiene, no es necesaria.
· Anote sus reuniones y los acuerdos y decisiones a adoptar.
· Deje los pasillos para cuando esté relajado/a o para siempre.
· Aprenda a decir que no quiere hablar ahora de este tema.
· No permita que una persona le haga mantener continuamente reuniones informales.

· Sea amable, claro/a, conciso/a y veloz.
· La clave de la buena comunicación es que sea sencilla.
· Compruebe, siempre, que ha sido debidamente comprendido/a.

· Facilite a sus colaboradores la información adecuada, y en la cantidad precisa.
· Piense que los demás no siempre entienden lo que les dice. Asegúrese, haga que la otra parte repita lo que usted quiere comunicar, siempre.

· La mejor agenda es su mente, ninguna con tanto arbolito, separadores, anillitas y colores.
· Eche del despacho a cualquiera que intente venderle la agenda que solucionará sus problemas de organización. Le complicará la vida y perderá un tiempo precioso en aprenderla.

· Sea disciplinado/a y ordenado/a con su trabajo.
· Termine las cosas que empiece y manténgase centrado/a, evitando elementos que pudieran distorsionar.
· Planifique estableciendo objetivos alcanzables.

·
4 – INVOLUCRE, NO IMPONGA

· No hay nada mejor que la honestidad a la hora de valorar y hacer conocer a los demás el grado en que han aportado al éxito.
· No hacer esto es perder automáticamente la posibilidad de contar con una herramienta muy útil a la hora de valorar el desempeño de sus colaboradores.

· Las relaciones que no se basan en criterios de largo plazo, y aquellas otras que se sustentan sólo en la confianza tienen una probabilidad mucho mayor de fracasar que las que se basan en la mejor opción posible para cada una de las partes implicadas.

· Para delegar debe enseñar, explicar qué estuvo mal y en qué se han equivocado.
· Usted es el /la responsable en última instancia.

5 – SEA FELIZ

· Divertirse con los amigos, una forma sana de olvidar los problemas.
· Si sale no lo haga siempre con la gente de la oficina, diversifique sus amistades.
· No beba demasiado, es malo. Sin embargo, una copa de buen vino es un placer inigualable.
· No le pagan para hacer felices a sus empleados, pero tampoco para hacerles desgraciados.
· Cuando hable con los demás escúcheles; si no puede hacerlo, cierre la puerta.
· No haga las cosas con demasiada premura. Su constancia le permitirá adelantar más eficazmente.
· Enojarse con los demás no es siempre malo, pero debe saber por qué lo hace.

· Lea las revistas del otro sexo. Se sorprenderá de lo que se puede aprender.
· Haga deporte por diversión, no como relajación.
· Entienda el deporte como fuente de placer, no para rebajar kilos, ni para competir a muerte.
· Su casa puede y debería se la opción más clara de diversión.

· Aprenda a desconectar de la oficina. Niéguese a considerar su despacho como pura extensión de su mejor silla de la cocina. No piense en el microondas como en la pantalla de su ordenador, sino en la apetitosa cena que puede ofrecerle.
· No piense en su sofá como en el lugar donde reposará sus stress sino en el lugar desde el que contemplará todas las costas de los mares del sur.

· Sea amoroso/a con frecuencia.
· Asegúrese de que cada día hace alguna cosa que realmente le hará disfrutar.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades