Confirmado. Los equipos diversos mejoran la productividad…, pero nada es gratis

20 noviembre, 2019

Por: Alejandro Zappe*

En el armado de equipos de alto desempeño la diversidad de sus integrantes es vital.

Las distintas perspectivas que aportan los miembros de un equipo “diverso” son vitales para el triunfo de un proyecto. El mundo se ha vuelto demasiado complejo para que las empresas sigan con una mirada única a la solución de un problema.

EL desafío, sin embargo, no reside solo en la constitución del grupo respetando “cupos” etarios, de estratos culturales, etnias, género o profesión. Se trata, además, de generar el espacio donde se escuche y se tenga en cuenta a los que piensan distinto”.

En algunas organizaciones, puede ser intimidante llevar la voz disonante. Amy Edmondson de Harvard Business School define como “seguridad psicológica” la tranquilidad de los empleados para exponer los problemas sin temor a ser sancionados. Y este activo organizacional es parte del ADN de una nueva cultura.

Pero pese a que promover la diversidad en el armado de equipos es clave para generar mejoras en la empatía con el cliente, esas mejoras no se traducen automáticamente en mejoras de desempeño.

La diversidad se gestiona

Porque la gente con orígenes distintos no se integra sola en una organización. La multi-culturalidad se debe gestionar.

Un estudio del MIT destaca que, si bien la diversidad puede aumentar más de 40% la productividad, también puede tener efectos negativos en la satisfacción de sus integrantes. Y esto se debe a que los miembros suelen preferir trabajar con equipos menos diversos.  La camaradería que se suele generar entre los compañeros de trabajo da lugar a la preferencia por los equipos más homogéneos.

En parte esto se debe a que en los equipos diversos hay diferencias de percepción sobre valores, normas y estilos de comunicación. Eso puede generar prejuicios y conflictos.

O sea que la clave no está solamente en construir equipos diversos, hay que gestionar la integración de sus miembros. Esto se logra solamente con el compromiso activo de los líderes de la organización, con foco en la comunicación activa y el desarrollo de las competencias necesarias para entablar las relaciones y la confianza necesarias.

Las empresas pueden mejorar su rentabilidad y los empleados tener la oportunidad de compartir su identidad.

*Director de aqnitio

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades