Cómo explicar un rechazo

Rechazar postulantes a un trabajo es complicado pero debe encararse con seriedad: dar una buena explicación es importante para quien necesita mejorar sus habilidades y así triunfar en su próxima entrevista.

No todas las personas son ideales para todos los trabajos. De esta máxima se desprende que habrá muchas entrevistas para las que alguien no dé la talla: es decir, es parte de la vida laboral ser rechazado por jefes y especialistas en Recursos Humanos. Pero hay un regalo que se le puede hacer al postulante rechazado sin tener que gastar dinero o esfuerzo: una buena devolución de la entrevista.

Lo cierto es que, aunque no haya obtenido el trabajo, resaltar cuáles fueron las debilidades de una entrevista puede dar al candidato pistas para que lobre obtener el puesto en la siguiente entrevista. Lamentablemente, esta no es una práctica habitual en las oficinas. De hecho, 70% de los postulantes se va del edificio sin recibir recomendación alguna.

Para el 30% restante, hay diez cuestiones a tener en cuenta:

1)    Diga la verdad. No minimice su feedback ni le reste importancia. El postulante no sacará ningún beneficio con su generosidad: solo le interesa la verdad.
2)    Trátelo con respeto. Todo lo que tenga que decir deberá verbalizarlo de la mejor manera posible.
3)    Solo ofrezca consejos si siente la necesidad de hacerlo. Recuerde que no es una obligación. Lo ofrece porque considera que es importante que el postulante mejore si quiere conseguir un trabajo en el futuro.
4)    Trate que su feedback tenga que ver con los requerimientos del trabajo. Recuerde que el consejo debe tener que ver con el trabajo, si es que quiere ayudarlo en su búsqueda laboral.
5)    Use lenguaje claro y sea constructivo en su crítica. Fíjese que sus consejos sean incorporados con facilidad en la estrategia de entrevistas del postulante.
6)    Use ejemplos. Es importante  que ilustre bien lo que quiere decir utilizando un ejemplo de la entrevista. Dígale lo que hizo mal y ofrezca una alternativa.
7)    Explique la importancia de la investigación previa. Seguramente algunos candidatos están más preparados que otros y eso hará toda la diferencia. Investigar online puede dar una ventaja competitiva.
8)    No ofrezca opiniones o manifieste sentimientos. Seguramente estos comentarios causarán controversia y no es algo que usted quiera en su oficina.
9)    Si hay un examen de competencias en la entrevista, explique cuáles fueron sus errores y aciertos.
10)    Enfoque su crítica a actividades, respuestas o experiencias que el postulante pueda cambiar.

Es posible que usted no haya aceptado al postulante por razones estructurales, no coyunturales. Es decir, por cuestiones que no podrán resolverse en el corto plazo. Pero lo cierto es que si le da una buena explicación de sus razones, devuelve al mercado un postulante más preparado para encarar el obstáculo difícil que es, a veces, una entrevista laboral.
 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades