Clio 2004

En Miami Beach tuvo lugar la edición 45 del Clio Awards, que este año abregó dos novedades: la categoría Content & Contact (que premia nuevas formas de contacto) y el premio “Future Golds”, que busca las “nuevas promesas” de la publicidad.

El Grand Clio de Televisión fue para “Cog”, un comercial de Honda Accord ideado por Weieden & Kennedy, Londres. El spot, de 120 segundos, muestra en un único y aparente plano secuencia, la puesta en marcha de la reacción en cadena que se produce entre las diferentes piezas y partes del auto cuando se da arranque al nuevo modelo de Honda. Este comercial, que peleó el Grand Prix de Cannes el año pasado, desató un gran revuelo porque varios del los miembros de aquel jurado habían dicho que “no podía ser Grand Prix porque en un par de años los avances tecnológicos harían evidentes los trucos que se usaron para hacerlo” y porque pronto se convirtió en uno de los favoritos del público del Reino Unido.

La perfomance argentina es para destacar, ya que 4 de los 14 oros fueron para nuestro país. Uno para Mastercard por el comercial “No te puedo creer, macho”, ideado por McCann Erickson; otro para el Malba (Museo de arte Latinoamericano de Buenos Aires) , por la pieza “Presidentes” de Craverolanis Euro RSCG; y los dos restantes para Aerolíneas Argentinas por “Cartero II” y “Sombras”, creados por J. Walter Thompson, agencia que además obtuvo un bronce por el comercial “Cartero I para el mismo cliente. Agulla & Baccetti se hizo con el segundo de los bronces con el spot “Abeja”, del HSBC-Autoscoring de La Buenos Aires.

El Grand Clio de Televisión fue para “Cog”, un comercial de Honda Accord ideado por Weieden & Kennedy, Londres. El spot, de 120 segundos, muestra en un único y aparente plano secuencia, la puesta en marcha de la reacción en cadena que se produce entre las diferentes piezas y partes del auto cuando se da arranque al nuevo modelo de Honda. Este comercial, que peleó el Grand Prix de Cannes el año pasado, desató un gran revuelo porque varios del los miembros de aquel jurado habían dicho que “no podía ser Grand Prix porque en un par de años los avances tecnológicos harían evidentes los trucos que se usaron para hacerlo” y porque pronto se convirtió en uno de los favoritos del público del Reino Unido.

La perfomance argentina es para destacar, ya que 4 de los 14 oros fueron para nuestro país. Uno para Mastercard por el comercial “No te puedo creer, macho”, ideado por McCann Erickson; otro para el Malba (Museo de arte Latinoamericano de Buenos Aires) , por la pieza “Presidentes” de Craverolanis Euro RSCG; y los dos restantes para Aerolíneas Argentinas por “Cartero II” y “Sombras”, creados por J. Walter Thompson, agencia que además obtuvo un bronce por el comercial “Cartero I para el mismo cliente. Agulla & Baccetti se hizo con el segundo de los bronces con el spot “Abeja”, del HSBC-Autoscoring de La Buenos Aires.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades