Cara y ceca de Microsoft

Durante el último Foro Económico Mundial, la firma de relaciones públicas Edelman realizó una encuesta para ver cuál es la empresa más confiable para el mundo. La ganadora fue Microsoft.la misma que afronta juicios por prácticas anticompetitivas.

Los líderes de opinión reunidos en Davos, Suiza, contestaron el cuestionario que buscaba averiguar cuáles compañías eran confiables en sus países de origen y cuáles en el mundo entero. Así resultó que Toyota Motor sale muy bien rankeada en Japón, Samsung Electronics en Corea, Siemens en Alemania, IBM en Estados Unidos. Pero la empresa con reputación ascendente en el mundo entero fue Microsoft.

El lector se preguntará si se trata de la compañía que fue hallada culpable de prácticas anticompetitivas en tres continentes.; la que fue llamada “el imperio del mal” en 3,6 millones de páginas web en Internet. Su naturaleza rapiñera es denostada en todo el mundo.

Si se ha de dar crédito a la encuesta de Edelman (Microsoft es uno de sus clientes más importantes) los días negros están por acabar. La firma de investigación en medios Delahaye, hizo una amplia investigación en diarios y seleccionó todas las historias que ensalzaban la reputación de la empresa. Una encuesta de diciembre realizada por Burson-Marstellar descubrió que Bill Gates es el director ejecutivo más admirado del mundo. Eso es especialmente sorprendente por cuanto Gates no es CEO de Microsoft desde enero del año 2000, cuando pasó a ser “chief software architect” y cedió el título de CEO a Steven Ballmer.

Podría decirse que, en parte, esas encuestas reflejan el tamaño y el alcance de Microsoft. También del efecto de propagación que emana de la Fundación Bill y Melinda Gates. Es difícil parecer malo cuando alguien cede US$ 6.000 de su dinero para combatir enfermedades, aunque ese dinero haya sido ganado con prácticas anticompetitivas.

Más allá de todo eso, Microsoft ha cambiado. Sus críticos siguen encontrando motivos para acusarla, pero la compañía ha resuelto casi todos los juicios en su contra y ha aplacad a muchos de sus atacantes, a veces con dinero. Tampoco tiene la arrogancia de otros tiempos, tal vez porque la computación ahora dejó el escritorio y saltó a la Web, un ámbito donde Microsoft domina mucho menos.

Además, desde hace algunos años, la compañía viene llevando a cabo lo que parece algo así como una campaña política global, siguiendo el consejo de, entre otros, Mark Penn, asesor de Bill y Hillary Clinton en cuestiones de campañas. Desde el 2002, el CEO Balmer comenzó a poner el énfasis en la “computación confiable”, en las responsabilidades de la empresa para con los clientes, socios, accionistas, empleados y comunidades. También empezaron a prestar atención en todos los involucrados en el accionar de la empresa. La reputación, ahora, es un tema de importancia en todas las reuniones de directorio. Una buena reputación no garantiza buenos resultados comerciales, pero puede ser importante a la hora de reclutar y mantener empleados, dicen en la compañía. Microsoft espera mejorar su reputación para reforzar su posicion ante las autoridades de la Comisión Europea que la amenazan con millonarias multas diarias.

Los líderes de opinión reunidos en Davos, Suiza, contestaron el cuestionario que buscaba averiguar cuáles compañías eran confiables en sus países de origen y cuáles en el mundo entero. Así resultó que Toyota Motor sale muy bien rankeada en Japón, Samsung Electronics en Corea, Siemens en Alemania, IBM en Estados Unidos. Pero la empresa con reputación ascendente en el mundo entero fue Microsoft.

El lector se preguntará si se trata de la compañía que fue hallada culpable de prácticas anticompetitivas en tres continentes.; la que fue llamada “el imperio del mal” en 3,6 millones de páginas web en Internet. Su naturaleza rapiñera es denostada en todo el mundo.

Si se ha de dar crédito a la encuesta de Edelman (Microsoft es uno de sus clientes más importantes) los días negros están por acabar. La firma de investigación en medios Delahaye, hizo una amplia investigación en diarios y seleccionó todas las historias que ensalzaban la reputación de la empresa. Una encuesta de diciembre realizada por Burson-Marstellar descubrió que Bill Gates es el director ejecutivo más admirado del mundo. Eso es especialmente sorprendente por cuanto Gates no es CEO de Microsoft desde enero del año 2000, cuando pasó a ser “chief software architect” y cedió el título de CEO a Steven Ballmer.

Podría decirse que, en parte, esas encuestas reflejan el tamaño y el alcance de Microsoft. También del efecto de propagación que emana de la Fundación Bill y Melinda Gates. Es difícil parecer malo cuando alguien cede US$ 6.000 de su dinero para combatir enfermedades, aunque ese dinero haya sido ganado con prácticas anticompetitivas.

Más allá de todo eso, Microsoft ha cambiado. Sus críticos siguen encontrando motivos para acusarla, pero la compañía ha resuelto casi todos los juicios en su contra y ha aplacad a muchos de sus atacantes, a veces con dinero. Tampoco tiene la arrogancia de otros tiempos, tal vez porque la computación ahora dejó el escritorio y saltó a la Web, un ámbito donde Microsoft domina mucho menos.

Además, desde hace algunos años, la compañía viene llevando a cabo lo que parece algo así como una campaña política global, siguiendo el consejo de, entre otros, Mark Penn, asesor de Bill y Hillary Clinton en cuestiones de campañas. Desde el 2002, el CEO Balmer comenzó a poner el énfasis en la “computación confiable”, en las responsabilidades de la empresa para con los clientes, socios, accionistas, empleados y comunidades. También empezaron a prestar atención en todos los involucrados en el accionar de la empresa. La reputación, ahora, es un tema de importancia en todas las reuniones de directorio. Una buena reputación no garantiza buenos resultados comerciales, pero puede ser importante a la hora de reclutar y mantener empleados, dicen en la compañía. Microsoft espera mejorar su reputación para reforzar su posicion ante las autoridades de la Comisión Europea que la amenazan con millonarias multas diarias.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades