Atractivo mercado joven en China

El China Youth Marketing Forum, celebrado los días 25 y 26 en Shanghai, reunió a 150 marketineros para analizar los valores y hábitos de consumo de niños y adultos jóvenes de China.

Sin embargo, la gran conclusión fue que la actual generación de
chinos, aunque la más globalizada en la historia del país, no se
está “occidentalizando”. “No se borran así nomás
5.000 años de confusionismo”, comentó Tom Doctoroff, CEO en
Shanghai de JWT (del WPP Group). Esta generación tiene más opciones
que todas las anteriores, pero sus miembros no terminan de sentirse cómodos
con ellas.

Hay 20 millones de estudiantes universitarios que quieren ir a la moda. Se tiñen
el pelo, se perforan las orejas, pero todavía se preocupan por sacar buenas
notas y complacer a sus padres. Constituhen un mercado locrativo y prometedor,
porque entre los ocho y los 24 años tienen ingresos anuales del orden de
los US$ 40.000 millones, según Eguo Interactive Media. Las cinco ciudades
principales de China continental, la mitad del ingreso familiar se gasta en productos
para niños. El consumo mensual de todos losniños menores de 12 años
supera los US$ 422 millones, según China Mainland Marketing Research y
en Beijing solamente la cifra ha llegado a US$ 169 millones.

La publicidad, para tener éxito con los jóvenes, debe hacer un delicado
equilibrio entreel respeto que sienten por su familia, por sus grupos de compañeros,
por su país y sucauteloso deseo de expresar individualidad. Para lograrlos
los mensajes deben evitar imagenes de rebelión extrema, de esos que gustan
en Occidente.

En cuanto a capas demográficas, las decisiones no son geográficas
sino sobre la base del tamaño poblacinal de las ciudades chinas y del nivel
de ingresos de sus habitantes. La capa 1 incluye Beijing, Shanghai y Guangzhou;
luego vienen ciudades grandes, pequeñas, pueblos y, en la capa quinta,
poblaciones rurales.

Antes, anunciantes como Coca-Cola preparaban un aviso para los dos primeras capas
y otro para las de más abajo. “Ése método ya no sirve”,
dice P.T. Black (consultora Jigsaw International), “porque no están
en el mismo nivel de autoexpresión todavía; pero los mercados de
las tercera y cuarta capas están avanzando rápidamente gracias a
su contacto con la televisión, Internet y otras formas de medios masivos.

Sin embargo, la gran conclusión fue que la actual generación de
chinos, aunque la más globalizada en la historia del país, no se
está “occidentalizando”. “No se borran así nomás
5.000 años de confusionismo”, comentó Tom Doctoroff, CEO en
Shanghai de JWT (del WPP Group). Esta generación tiene más opciones
que todas las anteriores, pero sus miembros no terminan de sentirse cómodos
con ellas.

Hay 20 millones de estudiantes universitarios que quieren ir a la moda. Se tiñen
el pelo, se perforan las orejas, pero todavía se preocupan por sacar buenas
notas y complacer a sus padres. Constituhen un mercado locrativo y prometedor,
porque entre los ocho y los 24 años tienen ingresos anuales del orden de
los US$ 40.000 millones, según Eguo Interactive Media. Las cinco ciudades
principales de China continental, la mitad del ingreso familiar se gasta en productos
para niños. El consumo mensual de todos losniños menores de 12 años
supera los US$ 422 millones, según China Mainland Marketing Research y
en Beijing solamente la cifra ha llegado a US$ 169 millones.

La publicidad, para tener éxito con los jóvenes, debe hacer un delicado
equilibrio entreel respeto que sienten por su familia, por sus grupos de compañeros,
por su país y sucauteloso deseo de expresar individualidad. Para lograrlos
los mensajes deben evitar imagenes de rebelión extrema, de esos que gustan
en Occidente.

En cuanto a capas demográficas, las decisiones no son geográficas
sino sobre la base del tamaño poblacinal de las ciudades chinas y del nivel
de ingresos de sus habitantes. La capa 1 incluye Beijing, Shanghai y Guangzhou;
luego vienen ciudades grandes, pequeñas, pueblos y, en la capa quinta,
poblaciones rurales.

Antes, anunciantes como Coca-Cola preparaban un aviso para los dos primeras capas
y otro para las de más abajo. “Ése método ya no sirve”,
dice P.T. Black (consultora Jigsaw International), “porque no están
en el mismo nivel de autoexpresión todavía; pero los mercados de
las tercera y cuarta capas están avanzando rápidamente gracias a
su contacto con la televisión, Internet y otras formas de medios masivos.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades