Ahora el marketing se convirtió en ciencia

Antes, crear un plan de marketing era más arte que ciencia. Se juntaba información, se hacían números, se estudiaba el lima y a la calle.

Hoy la avalancha de datos cambió todo. Los escáners, las tarjetas de crédito, las páginas web y las redes sociales transformaron el marketing. Sigue habiendo un elemento de arte, pero la ciencia brinda formas de conocer mejor a los consumidores.

 

Pero toda esa información sirve si se la combina con una estrategia. Por eso es que de ahora en adelante hay que especializarse en analytics para el conocimiento de las preferencias de los consumidores.

 

Es cierto que los gerentes de marketing usan datos para analizar conductas pasadas, pero muchas veces pasan por alto información valiosísima que puede extraerse de los medios sociales para dar una cantidad de información sobre sus preferencias. Quien conoce las preferencias de alguien hoy, puede predecir sus acciones de mañana y podrá influenciar su conducta futura.

 

La televisión sigue viviendo. La radio sigue viviendo, los diarios y revistas siguen viviendo. Aunque podríamos decir que todos ellos son dinosaurios del marketing, en realidad ayudan al marketing digital a funcionar mejor. Es cierto que la gente compra cada vez más online pero el consumidor todavía sigue teniendo que escribir información en un buscador para encontrar lo que quiere. Las empresas quieren que los consumidores busquen con palabras clave de la marca , porque esas palabras son más baratas. Pero uno busca por marca sólo si conoce la marca. ¿Y cómo se conocen las marcas? Mediante publicidad en TV, en revistas y diarios y en radio.

 

En el marketing antiguo las campañas en televisión y diario eran un costo fijo porque era imposible cambiar sobre el momento. Aun cuando la campaña no marchara bien, no se la podía detener para modificar. Con el advenimiento de las campañas digitales, todo eso cambio. Ahora se puede saber, en tiempo real, si los avisos digitales están funcionando y si no, adaptarlos rápidamente. Así el marketing se convierte en un costo variable.

 

Pero la tendencia hacia Big Data brinda oportunidades y desafíos. La oportunidad está en comprender mejor la conducta del consumidor. El desafío está en conectar toda esta información en tiempo real sobre los consumidores con una estrategia.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades