Agotamiento laboral y cómo prevenirlo

Provoca ansiedad y estrés. El 89% de los profesionales sufre de agotamiento y el 81% afirma estar más “quemado” ahora que al comienzo de la pandemia.

15 febrero, 2022

Como consecuencia de la pandemia, muchas personas se encuentran sobrecargadas laboralmente e inseguras acerca del futuro, lo que se conoce como agotamiento laboral. Un nuevo estudio de Adecco Argentina, empresa mundial en consultoría integral en Recursos Humanos, revela que casi 9 de cada 10 profesionales sufre de agotamiento mientras que el 81% asegura estar más quemado ahora que al comienzo de la pandemia.

A partir de estos resultados, Adecco comparte algunas estrategias para prevenir el agotamiento laboral y ayudar a disfrutar del trabajo una vez más:

 Decir “no” pero dar opciones

La sensación de estar abrumado empeora si aceptás muchas solicitudes. En estos casos es conveniente comunicar que estás demasiado ocupado para brindar asistencia, pero también sugerir alguna instrucción o a otra persona para que pueda ayudar.

Analizá qué ocupa tu tiempo: puede que se te haya pedido que realices tareas que técnicamente no son parte de tu función. Si estás invirtiendo una cantidad considerable de tiempo en cosas que no brindan valor, podés reunirte con tu superior para identificar las tareas que se pueden abandonar o para analizar formas más eficientes de realizarlas.

Cuidarse

La pandemia hace que muchos se sientan agotados mientras el trabajo se acumula. En cuanto a los gerentes, la mayoría de los profesionales indica que, en comparación con la prepandemia, hay menos énfasis en el bienestar de los líderes. Por eso, no hay que perder de vista aspectos de cuidado personal: dormir, comer bien, hacer ejercicio y tomarse tiempo para familia, amigos y las actividades que se disfrutan.

No esperes a que los demás te digan que no están bien

A veces las personas no levantan la mano para decir que están estresadas, pero podrían abrirse si se les pregunta cómo están, y simplemente reconocer que es un tema importante. Hay señales para identificar quién puede necesitar un “reinicio”: cometen más errores de lo habitual o no cumplen con los plazos, por ejemplo. El área de RR.HH. puede desempeñar un papel clave al asesorar a los gerentes sobre cómo brindar apoyo.

Desconectar

Antes de la pandemia, teníamos incorporadas a nuestra rutina actividades como escuchar música durante el trayecto a la oficina, encontrarnos en una cafetería o charlar en el ascensor. Hoy, es común estar solos con el trabajo y la computadora día tras día. Preferentemente, hay que distanciarse de eso: tomar un poco de aire fresco, incluso si es solo una caminata alrededor de tu casa; cambiar de espacio físico para trabajar, ya sea otra habitación o trasladándose a un bar por unas horas a la semana. Si es posible, coordina con tu equipo para elegir un día para volver a la oficina y dejar que la colaboración en persona comience nuevamente.

Aunque la pandemia se prolongue más de lo esperado, hay que reconocer el lado positivo. Bajo el enfoque adecuado podemos incorporar hábitos que ayuden a conservar la energía en medio de nuevas formas de trabajar y nos mantengan lejos del agotamiento laboral.

 

 

 

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades