Aeropuertos, “Fórmula Uno†del retail de lujo

Más de mil millones de personas viajan internacionalmente cada año – aproximadamente 15% de la población global – y gastan el equivalente de más de US$ 1 billón (millón de millones) en ese proceso. Como resultado, empresas como Pernod Ricard y L’Oréal hablan del viaje minorista como su “sexto continente”, y Luxottic describe las ventas en aeropuerto como “la Fórmula Uno del retail”    

Esta es una de las cinco grandes tendencias que modifican el espacio del retail, según el informe 2015 de Deloitte sobre Potencias Globales en comercio minorista. El reporte identifica las 250 retailers más grandes en el mundo sobre la base de datos a disposición del público para el año fiscal 2015 y analiza su desempeño sobre la base de región geográfica, sector de producto, actividad de e-commerce y otros factores.

La primer tendencia relevada es que el turismo internacional continúa superando expectativas a pesar de los continuados desafíos económicos y geopolíticos, y las ventas han crecido más de 12% al año desde 2009. La mitad de ese crecimiento provino de un aumento en los viajeros, especialmente de países emergentes como China. Gran parte del resto se debe a la disposición de los viajeros a comprar en ruta y en el extranjero (y a la mejorada capacidad de los minoristas para servirlos).

Las clases medias en expansión de las economías emergentes están viajando a las capitales del mundo e inflando ventas, especialmente de productos de lujo, y esto está beneficiando las economías desarrolladas de Estados Unidos y Europa. Más de la mitad del negocio del lujo francés depende de los turistas. Por lo tanto en 2015 los minoristas podrías continuar atendiendo a esos viajeros de altos gastos, especialmente a los turistas de mercados emergentes, para generar crecimiento.

El viaje minorista brinda nuevas oportunidades para atraer consumidores. Los viajeros suelen tener tiempo para comprar tranquilamente debido a los largos periodos de espera en los aeropuertos, y el viaje internacional suele promover una sensación de logro personal, ambas condiciones brindan una buena atmosfera para la experimentación y la indulgencia.

Como respuesta a esas oportunidades muchas compañías están invirtiendo en crear una conciencia de marca en los países emergentes, aun cuando los consumidores a que apuntan pueden no comprar esas marcas en su país de origen. Esto es porque esos consumidores están interesados en adquirir marcas extranjeras y de lujo mientras viajan, especialmente en mercados desarrollados que ofrecen una gran selección de productos y una disponibilidad además de precios ventajosos en comparación con los altos impuestos de importación en su país de origen.

En consecuencia, los aeropuertos se han convertido en destinos minoristas y el diseño de los comercios allí ha evolucionado, ahora está dominado por las tendencias en moda de lujo más que el tradicional duty free shop de antes. Los aeropuertos también se han convertido en laboratorios y en una importante fuente de datos que permiten experimentar a las compañías. Hasta llegan a reconfigurar sus vidrieras para atraer a los distintos gustos nacionales que pasan por allí.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades