6 trucos mentales para mejorar la productividad

Se puede entrenar la mente para ser más productivos en el trabajo o en el hogar. Y es más fácil de lo que parece.

13 octubre, 2015

¿Todos queremos ser productivos, no? Pero más fácil decirlo que hacerlo. O eso parece, porque existen algunos trucos mentales muy sencillos para poder incrementar tu productividad.

 

Convertí mirar el mail en un juego

En la mayoría de los empleos de oficina se requiere el uso de una computadora. Y el uso de la computadora está inexorablemente ligado al uso de del mail. Para muchos chequear el mail y responder los correos es una carga muy pesada. Pero puede ser mucho más sencillo si “gamificamos” la tarea de revisar el correo electrónico. Gamificar es una técnica que consiste en convertir una tarea cotidiana en un juego de alguna clase. Podemos usar aplicaciones como Habit RPG para convertir tareas tediosas en una experiencia muy divertida.

 

Soñar despierto, un poco

A primera vista, parece que soñar despierto es una perdida de tiempo y de concentración y sería una mala idea para aumentar la productividad. Pero en un estudio de 2012, publicado por Nature, se explico que los momentos de relajación ayudan al cerebro a encontrar soluciones a problemas porque lo vuelve más creativo. Dejar que la mente vuele un poco es una buena idea para llegar a esos momentos donde decimos ¡eureka!.

 

Pensar en voz alta

Guiarse a uno mismo, teniendo una conversación en voz alta, ayuda a aumentar la atención y a alejar las distracciones. Esta simple técnica puede ayudarnos a resolver problemas y mantener el foco en alguna tarea que no esté dando problemas. Según algunos estudios, hablar en voz alta también nos ayuda a concentrarnos y encontrar objetos perdidos.

 

Separar en trozos pequeños las grandes tareas

Algunas tareas muy largas y difíciles son especialmente complicadas de completar en tiempo y forma. Por eso es recomendable separarlas en tareas más pequeñas con fechas límites de finalización mucho más cortas. Es una forma muy sencilla de vencer la procastinación y de no perder el ritmo de trabajo para luego encontrar un montón de tareas amontonadas sin hacer.

 

Un poco de naturaleza

Una manera muy sencilla de recuperar la concetración es mirar, por unos 40 segundos, alguna imagen de la naturaleza. En una estudio publicado en una revista de medicina de Australia  se reveló que los participantes que habían estado expuestos a flores o un ambiente más natural cometían muchos menos errores que los que estaban  expuestos a un entorno de puro concreto.

 

Auto evaluación

El sólo saber que estamos siendo o no productivos nos puede ayudar a corregir el camino. Cada media hora hay que preguntarse si lo que estamos haciendo es productivo o si podría ser aún más productivo. Repetir este mantra nos ayuda a hacer una pausa y recuperar el foco en nuestras tareas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades