10 Secretos para una buena comunicación

La experta en relaciones laborales, Susan M. Heathfield, da aquí diez consejos para fortalecer las relaciones en el lugar de trabajo.

Hay muchas razones por las cuales conviene tener condiciones para la comunicación interpersonal, dice la experta. Además de buenas relaciones de convivencia se crean también más oportunidades para lograr los objetivos laborales y menos malas interpretaciones u objetivos cruzados.

Los grandes comunicadores son considerados por sus compañeros  como individuos exitosos. Por lo general, la gente asocia eficiencia con comunicación efectiva. Pero hay secretos para la buena comunicación. Aquí, algunos de ellos.

Primero que nada, entable una relación. Siempre. Es muy importante, antes de hablar de un tema del trabajo, no olvidarse de decir “buenos días†“¿cómo te va hoy?†“¿tuviste un buen fin de semana?â€. Estas frases tienen un efecto muy grande pues envían el mensaje, en cada conversación, de que la persona se preocupa por quien recibe el mensaje.

Sepa de lo que habla. Infórmese, averigüe, investigue todo lo que necesita para ganarse el respeto de sus colegas sobre el tema de marras. Nadie lo va a escuchar si no creen que usted va a traer su experiencia a la mesa.Los profesionales no respetan ni escuchan a quien no sepa de lo que se está hablando.
Escuche más de lo que habla. Cuando usted se permite escuchar también escucha lo que no se dice. Puede leer entre líneas para entender todo el contexto del pensamiento y necesidades de la otra persona.

Procure entender lo que está diciendo la otra persona. Cuando un colega está hablando no dedique el tiempo a preparar su respuesta. Haga preguntas para clarificar y asegurarse de que entiende completamente lo que la otra persona está comunicando.  Concéntrese en escuchar y entender. .

Diga en voz alta lo que usted entendió de lo que dijo la otra persona. Diga, por ejemplo, “esto es lo que yo escuché, y repita el núcleo de la idea recién expresada.  No interprete el significado de esas palabras. Usted está usando eso para controlar que haya entendido correctamente.

Preste atención a la comunicación no verbal que muestra la otra persona. La comunicación no verbal es una poderosa voz en cualquier interacción. El tono de voz, lenguaje del cuerpo y las expresiones faciales hablan con más fuerza que la comunicación verbal o las palabras en un intercambio conversacional.

Observe patrones, inconsistencias y consistencias. En cualquier comunicación, la oportunidad de malinterpretar siempre está presente. Un indicador clave que que su interlocutora no está diciendo lo que verdaderamente siente es una combinación de factores que usted puede observar.

Si a usted le molesta algo de lo que dice o hace otro empleado, recuerde que el problema es suyo y no del otro.  Usted es la persona que se ha molestado por la acción o comunicación de su compañero. Sus acciones o comunicación pueden haber desatado su reacción pero la respuesta le pertenece a usted. Nunca se va a comunicar bien si usted señala con el dedo e intenta convertirlo en un problema del otro.

Si va a emitir una crítica , o si está enojado, espere 24 horas antes de decirlo, enviarlo, o postearlo para ver si usted todavía se siente de esa forma.  Hacer una pausa antes de comunicar es una habilidad poco apreciada de los grandes comunicadores. No es necesario comunicar inmediatamente cómo se siente. En realidad, la comunicación va a ser más poderosa  si usted deja que las circunstancias se sedimenten durante cierto tiempo.

Abra su mente a ideas nuevas. Las nuevas ideas viven y mueren en la primera comunicación a una persona que tiene poder en una organización. Usando las otras habilidades de comunicación presentadas aquí, usted puede hacer que una idea nueva florezca o muera, en un instante. En lugar de rechazarla inmediatamente,, haga una pausa y considere sus posibilidades. Considere qué podría funcionar en su organización en lugar de qué puede fracasar. Piense en las posibilidades en lugar de en las imposibilidades.

Toda comunicación saldrá mejor si sus colaboradores tienen confianza en usted. No alcanza con ser un buen escucha, Usted gana confianza en sus interacciones diarias con la gente cuando les dice la verdad, aun cuando es difícil. Cuando usted muestra integridad en forma consistente y confiabilidad en sus conversaciones y acciones diarias usted construirá su capacidad para ser un gran comunicador.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades