10 cosas que el emprendedor no debe hacer

Es difícil dar consejos sobre lo que alguien debe hacer. Sin embargo, si se presentan los consejos como equivocaciones de otros que habría que evitar, el impacto de las palabras cambia para mejor.

12 diciembre, 2014

  1. No desestimar la importancia de aprender de los demás. Especialmente de los errores de los demás. Esa es una de las herramientas más valiosas de todo el arsenal. Hay dos maneras de aprender: la primera es analizando los errores y fracasos que cometió una compañía, cómo lograron aprender de esos errores y qué  cambios realizaron para superar esos obstáculos. La segunda forma  es estudiar las compañías que no tuvieron éxito y ver qué fue lo que las llevó al fracaso.
  2. No creer que pueden vender una idea. Rara vez los inversores invierten en ideas. Por lo menos, hace falta haber creado un producto mínimamente viable.  La mejor forma de conseguir inversores es haber creado cierto interés en el mercado y tener no solo algunos ingresos que mostrar sino además alguna prueba de que el producto o servicio  ha tenido buen recibimiento en el público.
  3. No tratar de ser perfecto. Perfecto es enemigo de bueno.  Llévelo al mercado y hala los ajustes. Para los perfeccionistas todo es un fracaso, entonces pasan todo el tiempo tratando de perfeccionar el producto o servicio  y el resultado, casi siempre, es que el producto o servicio nunca tiene oportunidad de ser nada para nadie porque nunca llega al mercado.
  4. No comenzar un negocio para hacerse rico. Esa es la fórmula para el desastre. Muchos emprendedores ven una tendencia y tratan de crear un producto o servicio en ese mercado. Primero hay que encontrar una pasión y luego tratar de resolver un problema en esa área. Porque cuando los tiempos se vuelven difíciles es la pasión la que nos lleva adelante e impide que abandonemos el intento. Además porque el dinero no produce felicidad.  Lo que da felicidad es hacer lo que a uno le gusta y tener un propósito y pasión por todo lo que hacemos.
  5. No diseñar un producto o servicio que nos gusta a nosotros. Hay que trabajar al revés, desde la perspectiva de lo que quiere el mercado.
  6. No poner demasiado foco en el dinero: y demasiado poco en los recursos,  Muchos buscan dinero cuando en realidad lo que necesitan son recursos. Los recursos son el regalo que sigue dando con el paso del tiempo.
  7. No pensar que el fracaso es algo malo. El fracaso es una gran cosa, si se sabe aprender de él. . todos los errores son  o bien oportunidades disfrazadas de errores, o errores de los que se puede aprender y usar como apoyos para futuros éxitos.
  8. No tratar de crear un producto disruptivo. Muchos emprendedores dicen que han creado un producto disrupt6ivo cuando en realidad la disrupción sólo existe raramente y es un modelo mucho más difícil para lograr el éxito. La palabra que necesitan muchos emprendedores es “innovación blanda”. La razón de por qué es importante  entender la diferencia es porque es mucho más fácil tomar un producto en un área que ya tiene visibilidad en el mercado y no crear un producto disruptivo donde hay que inventar, enseñar y crear un nuevo mercado para un producto o servicio que nunca existió y no tiene competencia.
  9. Los inversores tienden a valorar al emprendedor más que el producto o servicio que el emprendedor creó.  Un buen emprendedor sabrá maniobrar, adaptarse  y modificarse a las tendencias cambiantes del mercado y seguir empujando paredes para derrumbar puertas cuando hace falta. Por esa razón, los inversores creen que los  emprendedores en los que invierten les darán  la tranquilidad de saber que tienen un guerrero que hará lo que sea necesario para triunfar.
  10. No hacer suficientemente investigación del negocio. Muchos emprendedores toman a la gente o a las compañías por lo que dicen sin verificar sus antecedentes. Los emprendedores son tan buenos como su capacidad para hacer y entregar el producto y servicio como lo prometieron a sus clientes. Muchos son los que aceptan la primera oferta de proveedor, el precio más barato o el menor tiempo de entrega sin chequear para asegurarse de que las promesas sean válidas.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades