La litigiosidad, principal problema de las ART

El incesante incremento de las demandas en tribunales no pudo revertirse siquiera con los cambios a la ley 24.557 en el año 2012, que vino a resolver los primeros agujeros negros que se gestaban en este universo, y entre ellos el del reclamo en sede judicial.

23 octubre, 2015

Por Iván Gurevich

Como se supone que ocurrió con el universo a partir del Big Bang, el mercado de las ART continúa su plena expansión desde que fuera instaurado hace casi 20 años atrás, con una inercia que parece dotarse de mayor fuerza cada vez. Y en el mismo sentido metafórico, pareciera crecer desde todos sus puntos al mismo tiempo.
Menos el índice de accidentabilidad, que muestra el objetivo último del sistema ?que no haya siniestros?, todas las restantes variables medidas en proporción aumentaron de 1996 a la fecha, incluso una que socava las bases mismas del negocio según reconocen en el ámbito público y el privado: el índice de litigiosidad.
Aunque las modificaciones a la norma dieron por tierra con la denominada “doble vía judicial”, en el empresariado subsiste la idea de que el constante aumento de las acciones en los juzgados laborales vuelve inestable e imprevisible el negocio de las aseguradoras y amenaza con la eclosión de una crisis.
Según datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), en 2014 se registraron 12,3 juicios cada 100 siniestros notificados. Este índice de litigiosidad había sido de 11,5 % en 2013, y de 9,8 % en 2012.
En términos cuantitativos, en 2014 se iniciaron 76.292 demandas laborales, 4,2% más que el año anterior, que a su vez había crecido 18,8% por encima de los 61.651 juicios ingresados en el año 2012.
Por su parte, la Unión de Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (UART) calcula para 2015 una evolución de +27% en el ingreso de juicios contra las compañías nucleadas en la cámara.
Para la presidente de la UART, Mara Bettiol, la litigiosidad “hace incierto el desarrollo del sistema… es tan grande la frecuencia de juicios que termina socavando la solvencia de las compañías para atender sus obligaciones en los términos que estipula la ley”.
“El sistema tiene unos 500.000 siniestros por año, con un promedio de 60.000 incapacidades definitivas, y para 2015 se prevé que habrá en paralelo a ello casi 100.000 nuevos juicios”, explicó Bettiol.
“Este índice de litigiosidad va a terminar alterando la base de lo que cubren las primas, porque no hay resultado financiero que pueda soportar ese costo. Este nivel de judicialidad no es administrable”, aventuró la representante del sector empresarial.
Bettiol se refería así a la salud del negocio, que está previsto alcance este año una cifra en torno de los $32.000 millones al cierre del ejercicio, y que opera con una pérdida técnica promedio estimada en el orden de 10%, compensada por el resultado positivo de las colocaciones financieras, en un entramado que regula rigurosamente la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN).


Juan González Gaviola

Evolución del mercado

En la comunicación 4.466 de abril último, la SSN calculó la evolución del mercado de las ART, que pasó de emitir un total de primas por casi $4.000 millones en 2004, a 13.656 millones en 2010, y a 28.183 millones en 2014, sobre la base de las compañías que operan en forma exclusiva las coberturas derivadas de la Ley 24.557.
En tanto, en la comunicación del 30 de marzo de 2015 sobre la situación del mercado asegurador al 31 de diciembre de 2014, en la composición del pasivo de la rama de riesgos del trabajo, el órgano dependiente del Ministerio de Economía informó sobre $4.134 millones por siniestros pendientes de pago por juicios y otros 6.063 millones por reclamos judiciales a las ART.
Estos registros abarcan a 22 empresas que se dividen en un grupo de 14 “ART puras” y otro de ocho aseguradoras que entre sus productos cuentan con coberturas de riesgos del trabajo, pero que también operan Patrimoniales y de Vida, por ejemplo, y que para el mercado de las ART se denominan “continuadoras”.
En el total de 22 compañías, hay cuatro de origen estatal, de las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Río Negro y Entre Ríos; tres cooperativas; tres que vienen del rubro de la medicina privada prepaga; una vinculada a la cámara que agrupa las tabacaleras del NOA y otra a la de productores frutícolas, y dos de origen sindical (camioneros y porteros).
Entre las ocho empresas aseguradoras restantes, siete también funcionan bajo un esquema de accionistas nacionales, con lo cual queda una sola que es de origen internacional, de capitales estadounidenses (Berkley ART).
En cuanto a la repartición del mercado, según datos oficiales, entre las principales cino compañías toman una porción equivalente a casi 67% del total. Las siguientes cinco, poco más de 25%, y entre las 12 que quedan, aproximadamente el restante 8%. 
De momento hay unos 9,5 millones de trabajadores dentro del sistema, una cantidad que siempre fue in crescendo, acompañando el ritmo de la actividad económica nacional, desde los 3,5 millones de personas aseguradas contra riesgos laborales cuando se inició el sistema en 1996.
Se estima que a esa cifra todavía hoy se podría incorporar 35% más de asegurados, ya sea a través de grupos todavía no determinados por ley como las fuerzas de seguridad y los motoqueros, o porque se trata de trabajadores que aún permanecen en el plano de la informalidad.


Mara Bettiol

El sector contratante

Entre las empresas que contratan este servicio obligatorio de resguardo, las 340.000 que eran en 1997 pasaron a ser 422.000 en 2003, y a casi 1,4 millón en la actualidad. La morosidad calculada no alcanza 5%. 
Junto al incremento de la cobertura, el otro gran logro exhibido es la baja sostenida del índice de accidentabilidad. En el período 2006?2014, en la Argentina se alcanzó una reducción de 31,5% en el índice de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, y de 48% en el de mortalidad, de acuerdo a cifras oficiales.
Desde la UART se menciona un cúmulo anual de 2 millones de prestaciones (tanto médicas como dinerarias), con un nivel de cobertura de 100%, es decir, sin carencias ni coaseguros ni límite alguno de cobertura mientras subsistan los síntomas de incapacidad del trabajador.
Además, estiman que a diciembre de 2014, de cada 100 pesos cobrados por prima, 90,5 se asignaron a prestaciones, incluidos pagos, reservas y obligaciones devengadas, ubicándose 16,4 puntos por encima de lo estimado en diciembre de 2008.
Pero no es el nivel de contraprestaciones establecido por ley la principal preocupación del sector, sino la litigiosidad, tal como ya se ha dicho. El número rojo que maneja la UART para 2015 es de 119 juicios por cada 10.000 trabajadores cubiertos.
Consultado sobre el incremento de este índice, el titular de la SRT, Juan González Gaviola manifestó que “en los últimos años hemos logrado reducir la accidentabilidad de forma sostenida, mejorando en calidad las prestaciones médicas y dinerarias, y sin embargo la litigiosidad no ha disminuido. En este sentido, la SRT seguirá trabajando fuertemente con las Cortes de Justicia de todo el país para reducir los juicios, unificando criterios entre las pericias del sistema administrativo y judicial, que deben ajustarse a través del uso del baremo (la tabla de evaluación de incapacidades laborales)”, aseguró.
El funcionario dio cuenta de un cortocircuito con el Poder Judicial.
“Estamos capacitando a jueces y peritos para que se ajusten al baremo de enfermedades laborales, de modo que estandaricen criterios para determinar el daño sufrido en la salud de los trabajadores derivado de accidentes de trabajo. En lo que va del año se han realizado jornadas de capacitación en las ciudades de Salta, Rosario, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, aunque la tarea es cubrir los 600 juzgados laborales de todo el país”, afirmó.
En términos similares a los de González Gaviola se pronunció Bettiol. “La Justicia toma criterios diferentes a los que establece la ley”, dijo, al explicar que a ese Poder del Estado le caben grandes responsabilidades en la lucha contra la desintegración del universo de las ART así como está organizado hoy.
“Con la vieja ley, el trabajador podía accionar contra su empleador por responsabilidad civil, además de recibir la cobertura de la ART. La nueva ley establece que una vez definida la incapacidad, luego de recibida toda la cobertura, el trabajador puede optar entre recibir lo que le corresponde por ART o ir a juicio. Generó un sistema de opción, no de cúmulo de vías. Y para hacerlo más atractivo, mejoró las prestaciones con montos actualizables, adicionó el daño moral, y estableció inmediatez en algunos plazos”.
“Por otro lado ?siguió con su argumento Bettiol?, desde las ART mostramos que la prevención funciona, se vuelcan mayores recursos y se obtienen mejores resultados, se ha demostrado que hay más prestaciones para con los trabajadores cubiertos, se mida esta variable por donde se mida. Y aun así, no para el ingreso de juicios”.

Consenso entre sectores

“La nueva norma para dar mayores prestaciones y estabilizar al sistema fue un esfuerzo de consenso entre el sector empleador y el trabajador, coordinado por el Poder Ejecutivo y el Congreso mismo. Ahora uno espera que la Justicia lo tome en consideración y lo ponga en línea. La única manera es que las máximas instancias judiciales avalen lo impuesto por la ley”, aseguró.
Según anunció la SRT, en el ranking de acciones judiciales iniciadas por sector de trabajo el año pasado, el transporte ocupó el primer término, seguido del manufacturero, la construcción, los servicios financieros, el comercio, la electricidad, los servicios sociales, la minería, y por último, la agricultura.
La Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza concentraron 93% de los juicios iniciados en 2014. Una de las razones puede desentrañarse a partir de la lectura del objetivo 14.c de la II Estrategia Argentina de Salud y Seguridad en el Trabajo para el período 2015 ? 2019, que fue suscripta el pasado mes de mayo por representantes gremiales, empresariales y gubernamentales.
Allí se explicitan tres ejes de trabajo con la meta de reducir en 20% los actuales guarismos de accidentabilidad y de enfermedades profesionales, a la par que incrementar en 20% la cobertura del sistema de riesgos del trabajo.
El objetivo 14, destinado a limitar la litigiosidad, además de propender a la “unificación de criterios para la aplicación de las Tablas de Evaluación de Incapacidades Laborales (el baremo)”, a partir de su punto c) busca “reformar los regímenes procedimentales de modo de privilegiar la competencia judicial territorial vinculada al lugar del acaecimiento del hecho, evitando la acumulación en jurisdicciones vinculadas a los domicilios de los responsables, situación que hoy genera colapso en determinados focos de concentración de procesos, con la consecuente demora y dificultad en la tramitación de las causas”.
Además, el plan quinquenal acordado por la SRT y el Ministerio de Trabajo de la Nación, la CGT y la CTA, y la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entre otras cámaras empresarias, promueve superar el concepto de salud ocupacional con la idea de salud integral del trabajador.
El desafío que sobrevendrá para las ART será atender con un nuevo enfoque integrador el abordaje de las problemáticas de salud, centrado en la salud preventiva integral de los trabajadores, en el entendimiento de que las enfermedades que afectan a la población económicamente activa son principalmente enfermedades no transmisibles, que en la Argentina representan la principal causa de mortalidad con 60% del total.
Hoy, las enfermedades inculpables no tienen seguro, como así tampoco el sedentarismo ni las adicciones. La ecuación que se hace en el documento es que las prestaciones de las ART serán cada vez menos onerosas en la medida que se actúe oportuna y precisamente, y que por supuesto esto derivará en cada vez menor ausentismo en los puestos de trabajo.

Normativa

Las normas más importantes que regulan el mercado de las ART son:
? Ley 17.418 de Seguros.
? Ley 20.091 de Entidades de Seguros y su Control.
? Ley 22.400 de Régimen de los Productores Asesores de Seguros.
? Ley 24.240 de Defensa del Consumidor.
? Ley 24.557 de Riesgos del Trabajo.
? Ley 25.246 de Lavado de Activos de Origen Delictivo.

Galeno ART

La materia pendiente

Para Claudio Cazalá, vicepresidente de esta aseguradora de riesgos laborales, la litigiosidad es el principal problema que enfrenta el sistema; no se trata ?dice? de un callejón sin salida, pero sí de un deterioro técnico en donde el margen de acción se está estrechando claramente.


Claudio Cazalá

?¿Cómo se origina el paso desde la medicina prepaga hacia la aseguradora de riesgos del trabajo?
?El sector se encuentra transitando un estadio de madurez, con probada eficacia a lo largo de los casi 19 años en que ha funcionado, como se evidencia a través de una marcada mejora en los índices de prevención de accidentes de trabajo y específicamente de mortalidad.
Galeno ART ha logrado una rápida inserción en el sector, primero a través de la compra de Consolidar ART en 2012, y de Mapfre ART un año más tarde. El cambio de denominación a Galeno y la fusión de ambas compañías favorecieron el amalgamiento de ambas culturas y la trasmisión de los valores de excelencia médica y de servicio en los que se ha apoyado siempre la compañía. 
Galeno no solo ha logrado mantener su cartera en un mercado sumamente competitivo, sino que la ha hecho crecer en cápitas aseguradas, lo que ha alentado la concreción de nuevos proyectos como ser la creación de una compañía de seguros de vida.
Las expectativas son las de poder seguir dando un servicio médico diferencial que nos distinga a la hora de elegir que cobertura tomar, y el desafío es poder mantener dichas condiciones en entornos que muchas veces no favorecen dicho desarrollo.

?¿Cuál es su evaluación del índice de litigiosidad?
?La solución a la litigiosidad es la materia pendiente de la reforma del sistema en 2012. Todos los indicadores muestran no solo un aumento en la frecuencia de casos iniciados año tras año, sino también un importante aumento en los montos demandados y convalidados por el sistema judicial. Y es que el aumento de los topes indemnizatorios, que habían quedado desactualizados, ha vuelto más atractivo litigar contra el sistema por los montos en juego.
El tema de litigiosidad es hoy, entonces, el principal problema que enfrenta el sistema, pero su impacto se encuentra enmascarado por los importantes rendimientos financieros nominales que revierten el resultado técnico desfavorable. La dependencia que tiene hoy el sistema de estos resultados financieros, plantea un futuro problema cuando estos rendimientos se normalicen hacia la baja y ya no puedan compensar el déficit técnico.
Es el momento de ir adecuando entonces paulatinamente las tarifas a los requerimientos técnicos para dar previsibilidad al sistema, de lo contrario enfrentaremos un escenario de creciente complejidad. Yo no sería tan extremista de hablar hoy de un callejón sin salida, pero sí de un deterioro técnico en donde el margen de acción se está estrechando claramente.

?¿Cuál es la cartera de inversiones de la compañía? ¿Es lógica la obligación financiera del inciso k) de destinar 8% a la “economía real”?
?La cartera de inversiones de la compañía supera los $8.000 millones, lo que nos ubica como líder en el segmento de ART, y facilita por su volumen la obtención de los rendimientos financieros ya mencionados.
Con relación al inciso k), toda promoción de la economía real que se traduzca en un mayor nivel de empleo es beneficiosa para el sistema que se nutre de la formalización y el crecimiento de la población asegurada, aunque sería más provechoso diseñar un mayor mercado de capitales de mediano y largo plazo que apunte a la promoción del ahorro.

?¿Coincide en la apreciación de que el mercado está “cooptado” por compañías de capital nacional? ¿Esto es bueno, es malo?
?En los últimos años se ha dado una creciente participación de empresas locales dentro del sector. Ya sea por estrategias corporativas o condiciones económicas locales, muchas empresas extranjeras han decidido salir de la operación. Esperamos que las futuras condiciones económicas permitan revisar dichas decisiones en varios sectores de la economía.

?¿Cuál es la propuesta de la empresa en el plano de prevención y prestaciones?
?En materia de prevención, desde siempre Galeno ART tuvo y tiene por objetivo brindar a sus empresas clientes asesoramiento técnico en la gestión de seguridad de los riesgos laborales, colaborando en la mejora continua de sus condiciones y medio ambiente de trabajo, a través del desarrollo de las mejores prácticas para la prevención de riesgos evidentes y potenciales.
Así por ejemplo en el caso de nuestros clientes Pyme, contamos con un Programa Integral de Prevención (PIP), especialmente diseñado para empresas pequeñas y medianas, donde cuentan con toda la información y aplicativos que les permite gestionar integralmente la seguridad de su empresa, cumpliendo con todas las reglamentaciones vigentes.
Tenemos programas continuos de capacitación destinados a los empleados asegurados, ya sea en plataformas web, medios digitales o bien presenciales, incluso se dictan una gran cantidad de cursos presenciales “in company” en empresas que así lo requieren.
Asimismo, nuestras prestaciones médicas responden a nuestros principios de experiencia, rapidez y eficiencia para la resolución de casos de alta, mediana y baja complejidad.
Galeno ART, como parte de Galeno, que cuenta con expertise médico diferencial, basado en la trayectoria de Galeno, brindando siempre prestaciones de altísima calidad y contando con la red de sanatorios de La Trinidad, verdaderos referentes de calidad médica en la Argentina.
Por su lado la ART de Galeno, cuenta con la más calificada y amplia red de Centros Médicos Propios de la actividad. Actualmente con nueve, y en poco más se inaugurará el décimo en la provincia de Neuquén.

Asociart ART

Un sistema sólido

Para el gerente general, Daniel De Filippi, el alto número de demandas promueve efectos nocivos para la productividad de la economía, aumenta los costos laborales e impacta en el precio de la cobertura que pagan las empresas aseguradas.


Daniel De Filippi

?¿Cuál es su evaluación del índice de litigiosidad? ¿Existen otros grandes inconvenientes en el sistema? ¿El sistema está sano o en su defecto se está transitando por un callejón sin salida?
?El diseño de este sistema es de reparación integral y es estructuralmente sólido. Se cumple exitosamente con todas las prestaciones y en cuanto a las indemnizaciones dinerarias, en nuestro país alcanzan a valores superiores a las de otros países de mayor desarrollo económico. No obstante, la judicialización altera severamente la base de la cobertura y la certidumbre, sin mayor beneficio para los trabajadores. Considero que se requiere de una resolución inmediata en la instancia legal correspondiente.
De acuerdo a la información difundida por la UART se iniciaron más de 487.000 juicios desde enero de 2002 hasta abril de 2015 inclusive. Los juicios ingresados durante el mes de abril de este año alcanzan los 10.438 casos. Esto representa un aumento de 41% respecto del mismo mes del año 2014 y un aumento de 30% en lo que va de este año, proyectándose una tendencia sumamente preocupante. Del análisis por jurisdicción, los datos correspondientes al año 2015 presentan a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como la de mayor cantidad de casos iniciados, con un aumento anual de 31% y una participación de 41,2% del total de casos. Es un gran incentivo a la iniciación de juicios en Capital aunque el hecho generador haya sucedido en otra jurisdicción por las altas tasas de interés que se reconocen. 
Como se sabe, estas demandas promueven efectos nocivos en la productividad de la economía, como por ejemplo el aumento de los costos laborales, el tratamiento desigual de los trabajadores (la valoración del daño depende de la jurisdicción de la apelación), y finalmente impacta en el precio de la cobertura afectando de manera importante a las empresas aseguradas, aunque las mismas cumplan con todas las medidas de higiene y seguridad laboral.
En cuanto a las indemnizaciones y salarios caídos, desde la reforma de la ley que se realizó en octubre del año 2012 hasta la actualidad, se incrementó un 296% las sumas adicionales y el piso prestacional. Debemos recordar que, por ejemplo, los valores de una incapacidad grave pasó de $80.000 a $317.101; el piso prestacional de $180.000 a $713.476. Estos números se actualizan en forma semestral con el índice RIPTE y nos muestran una estructura sólida y solvente del sistema.

?¿Cuál es la cartera de inversiones de la compañía? ¿Es lógica la obligación financiera del inciso k) de destinar un 8 % a “la economía real”?
?Nuestra cartera de inversiones se gestiona priorizando los principios de solvencia, liquidez y rentabilidad. Téngase en cuenta que la rentabilidad financiera se utiliza primordialmente para compensar ?en parte? los altos costos de intereses que nos ocasiona la litigiosidad. La cartera está compuesta por fondos comunes de inversión, acciones, títulos públicos, obligaciones negociables, fideicomisos financieros, letras del Banco Central, entre otros instrumentos. Todas nuestras inversiones están orientadas al mercado local y sin duda en la actualidad las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo somos un inversor institucional de importancia. 
Considero destacable que a través de nuestras inversiones se promueva la economía real. De alguna forma todas las inversiones financieras finalmente impactan en el desarrollo de la economía y la mejor forma de lograrlo es promoviendo el crecimiento del mercado financiero y de capitales.

?¿Coincide en la apreciación de que el mercado está “cooptado” por compañías de capital nacional? ¿Esto es bueno, es malo?
?En lo que se refiere a la participación de las empresas en el mercado, la oferta está compuesta por una importante cantidad de operadores, los que sobre la base de las responsabilidades y prestaciones que establece la ley, diferencian su oferta de servicios de acuerdo a sus características y fortalezas, generándose propuestas que satisfacen a la totalidad de empleadores a lo largo de todo el país. La actividad de origen de los grupos empresarios a los que pertenecen las ART es diverso ?salud, seguros, estatal, etc.? lo que a mi entender potencia la calidad ofrecida, sin que el origen nacional o extranjero del capital afecte la misma.

?¿Cuál es la propuesta de la empresa en el plano de prevención y prestaciones?
?Con respecto a la propuesta de Asociart en materia de prevención, quiero resaltar nuestra constante inversión en el área y en el desarrollo de material innovador y de herramientas para la capacitación de los trabajadores. En este sentido el año pasado lanzamos el Primer Programa Audiovisual de Prevención de Riesgos, el cual consiste en cursos y tutoriales que es posible acceder a través de nuestro sitio web o desde el YouTube. Para apoyar estas acciones, Asociart cuenta con una red de “prevencionistas” que trabajan full time y en relación de dependencia, a lo largo de todo el país.
Por el lado de las prestaciones médicas, en Asociart impulsamos la atención de la salud con infraestructura propia, de este modo logramos un nivel de calidad más alto y más controlado en sus estándares. En la actualidad contamos con siete centros médicos propios donde trabajan más de cien profesionales de la medicina. 
La propuesta de Asociart es promover una cobertura integral en materia de riesgos del trabajo. Ofrecemos la única cobertura que integra la ART, con el seguro RC Empleador y los servicios adicionales de Medicina Empresarial e Higiene y Seguridad.

Prevención ART

Un camino más previsible

Prevenir riesgos es fundamental en este negocio, sostiene el gerente Guillermo Davi. “Consideramos que es el camino más efectivo hacia la reducción de la siniestralidad laboral y la creación de ambientes de trabajo saludables y seguros”.


Guillermo Davi

?¿Cuál es la cartera de inversiones de Prevención? ¿Es lógica la obligación financiera del inciso k) de destinar un 8% a “la economía real”?
?En Grupo Sancor Seguros siempre estuvimos a favor de invertir en la economía real y lo hacemos con independencia de que exista una normativa que lo exija. En lo que refiere al inciso k), tal como hemos señalado en otras oportunidades, muchos de los proyectos productivos que fueron seleccionados para formar parte del mismo son demasiados pequeños para nuestras carteras, con la consecuente falta de diversidad y volumen. Consideramos que es indispensable ampliar la gama de alternativas para evitar la concentración en determinados proyectos.

?¿Cuál es su evaluación del índice de litigiosidad? ¿Existen otros grandes inconvenientes en el sistema? ¿El sistema está sano o en su defecto se está transitando por un callejón sin salida?
?La elevada litigiosidad es el principal problema del sector, que lo viene afectando desde hace una década y se agravó en los últimos tres años. Fuera de esta problemática, estamos ante un sistema que brinda prestaciones en especie de muy buena calidad y prestaciones económicas al nivel de los países más desarrollados del mundo. Tenemos más prevención de riesgos, mejores prestaciones y servicios, menos accidentes laborales, una menor tasa de mortalidad y, pese a ello, una cartera de juicios en constante crecimiento. Todo indica que el escenario judicial podría seguir empeorando. Esperamos no estar transitando un callejón sin salida y en algún momento comenzar a recorrer un camino más previsible, confiable y seguro, que permita a las compañías equilibrar sus resultados técnicos para continuar brindando servicios de calidad a los trabajadores.

?¿Coincide en la apreciación de que el mercado está “cooptado” por compañías de capital nacional? ¿Esto es bueno, es malo?
?Es cierto que algunas compañías de capitales extranjeros decidieron dejar de operar en el país en los últimos tiempos. No obstante, considero que un mercado no es bueno ni malo por tener empresas nacionales o extranjeras. Independientemente del origen del capital, creo que el Sistema de Riesgos del Trabajo argentino más que nunca necesita aseguradoras serias, responsables, con proyectos de largo plazo y, por sobre todo, comprometidas con el país y sus trabajadores, con capacidad suficiente para afrontar y sobrellevar la difícil situación por la que atraviesa el sistema ante la elevada litigiosidad, buscando la mejores formas de seguir brindando cobertura y buenos servicios a casi 10 millones de trabajadores en toda la Argentina.

?¿Cuál es la propuesta de la empresa a nivel prevención y prestaciones?
?La prevención de riesgos es fundamental en este negocio. Consideramos que es el camino más efectivo hacia la reducción de la siniestralidad laboral y la creación de ambientes de trabajo saludables y seguros. Estamos convencidos de que si nos abocamos a la prevención de riesgos, a la eficiencia en la gestión, a la concientización y a lograr que los diversos actores se involucren activamente, estamos agregándole valor al sistema. Por ello, contamos con una amplia red de asesores de riesgos, profesionales expertos en Higiene y Seguridad, a través de los cuales brindamos un asesoramiento integral al empleador, y ponemos a disposición una variada oferta de capacitación que incluye cursos presenciales en diferentes puntos del país y propuestas de capacitación a distancia. Todo ello se complementa con programas orientados a la prevención de riesgos específicos que implementamos en función de las necesidades y perfil de las empresas aseguradas.

?¿Cómo mantienen su posición de liderazgo durante tantos años? 
?Desde hace varios años somos líderes del mercado y buscaremos continuar enfocados en las estrategias que nos permitieron cimentar esa posición: cercanía con el cliente a través de nuestra red de 480 oficinas en el país y los servicios de autogestión que le ofrecemos, la presencia en las empresas para cumplir con nuestro objetivo de poner foco en lo preventivo y una red de atención médica efectiva para la recuperación de los trabajadores accidentados, incluyendo Centros Médicos Laborales propios ubicados en las principales ciudades de la Argentina.

Provincia ART

Financiamiento productivo

Por ser parte del holding de capitales públicos que conforma Grupo Provincia, afirma el presidente de esta ART, Sergio Mileo, esta característica aporta un plus que es el de buscar un resultado social, más allá del económico, y acompañando las políticas de impulso al desarrollo.


Sergio Mileo

?¿Cuál es su evaluación del índice de litigiosidad? ¿Existen otros grandes inconvenientes en el sistema?
?Se advierte una aceleración en el crecimiento del índice que permite afirmar que el problema de la litigiosidad está lejos de resolverse. Es importante destacar que la nueva LRT trajo importantes beneficios para empleadores y trabajadores: acceso a la reparación del código civil con garantías prestacionales, mejoras en las indemnizaciones y por sobre todo, más certidumbre ?lo que redunda en un beneficio para el mercado?. Los cambios reales aún no pueden dimensionarse y visualizarse en su totalidad. 
Sí hay ciertos aspectos que ya tienen un impacto negativo, como el criterio jurisprudencial de aplicación del RIPTE a siniestros ocurridos con anterioridad a la sanción de la Ley 26.773 ?con excepciones como lo resuelto por los tribunales superiores de justicia de las provincias de Córdoba y Mendoza? y la base sobre la que se aplica, ya que en ciertas jurisdicciones se dispone que debe multiplicarse por el mencionado índice el resultado de la fórmula de la ley, cuando debe ser aplicado, en ese marco, solo a los pisos y a los pagos adicionales. Su aplicación y la adecuación del mercado a este nuevo marco reglamentario exigen el compromiso de todos los actores, para ir resolviendo diferentes cuestiones. Consideramos que la ley era necesaria y su sanción marcó un hito muy importante para el sistema.

?¿Cuál es la cartera de inversiones de la ART? ¿Es lógica la obligación financiera del inciso k de destinar 8% a “la economía real”? 
? Provincia ART posee un portafolio de inversiones de 100% de riesgo doméstico y registra el 8,63% en instrumentos del Iiciso k) sobre el total de la cartera de inversiones propias. Creemos que es muy positivo que se promueva el desarrollo. Llamándolo únicamente por su nomenclatura legislativa (“inciso k”), olvidamos que detrás hay un objetivo de canalizar el ahorro popular e institucional hacia un financiamiento productivo que garantice el crédito, la inversión, el crecimiento y el empleo, con inversiones destinadas a que el ahorro no sea volcado a la especulación financiera. Hay que recordar además que este es un cambio regulatorio que forma parte del Plan Nacional Estratégico del Seguro 2012/2020, coordinado por la Superintendencia de Seguros y del que participamos todos los actores del sector.

?¿Coincide en la apreciación de que el mercado está “cooptado” por compañías de capital nacional? 
?No compartimos la apreciación de “cooptación”. Desde el inicio del sistema, el mayor porcentaje de operaciones se concentró en aseguradoras de origen nacional; en cuanto a la entrada o salida del mercado entendemos que se trata de decisiones empresariales individuales de asumir tal o cual riesgo, lo cual aplica a las compañías independientemente del origen de sus capitales.

?¿El hecho de que sea una ART de origen estatal, hace alguna diferencia importante? ¿Operan en todo el país o se concentran en la provincia de Buenos Aires?
?Provincia ART forma parte del holding de capitales públicos que conforma Grupo Provincia. En ese sentido, esta característica nos aporta un plus que es el de buscar un resultado social, más allá del económico y desde nuestro lugar acompañamos las políticas de impulso al desarrollo. Por otra parte, es importante destacar que Provincia ART opera en todo el país. Contamos con sucursales en toda la Provincia de Buenos Aires y también en el interior del país, en Río Negro, Catamarca, Córdoba, Corrientes, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Entre Ríos, Misiones, Tierra del Fuego, Salta, Santa Fe, Chubut y Tucumán.

¿Cuál es la propuesta de la empresa en materia de prevención y prestaciones?
En Provincia ART el foco del trabajo está puesto en la prevención y por esto acompañamos a nuestros clientes, entendiendo la prevención desde el lado de la inversión y no como un gasto. Con el objeto de lograr una situación de siniestralidad controlada en empresas que por su riesgo lo amerite, se decidió la implementación de planes de focalización específicos a suscribir con las empresas interesadas a partir de los cuales la Gerencia de Prevención junto con un responsable de las compañías las asistirán más allá de lo requerido por la normativa. 
El objetivo principal es acordar un plan de acciones de salud y seguridad en el trabajo que hagan a su gestión, tendientes a lograr un estado de siniestralidad controlada y una mejora continua con miras a la eficiencia de las actividades en su conjunto. Para ello se diseñará y ejecutará un plan integral con acciones de prevención primaria, secundaria y terciaria, previa adhesión voluntaria de la empresa. El plan prevé la adhesión de la empresa, el análisis de la siniestralidad, la visita a los establecimientos con el fin de identificar el o los establecimientos de alta siniestralidad, y la confección de un Plan de Reducción de Siniestralidad (PRS) específico para la actividad desarrollada con el objeto de mejorar condiciones de seguridad e higiene del ámbito del trabajo.
En forma complementaria se programan visitas mensuales para el seguimiento de las recomendaciones que forman parte del PRS y visitas de capacitación orientadas al cambio de comportamiento (incluye trabajadores, mandos de supervisión y autoridades en general) También se instrumentan acciones adicionales como intervenciones ergonómicas, mediciones del ambiente de trabajo, y en caso que la empresa lo requiera, la implementación de un sistema de gestión según RES SRT 523/07 (herramienta indispensable para el control siniestral).

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades