La larga crisis del capitalismo

Hay un dejo de revancha en el sentimiento que manifiestan las opiniones de toda la región asiática –especialmente del sudeste– sobre la crisis que golpea duro a la Eurozona y también a Estados Unidos.

<p><span style="color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; ">Hay un dejo de revancha en el sentimiento que manifiestan las opiniones de toda la regi&oacute;n asi&aacute;tica &ndash;especialmente del sudeste&ndash; sobre la crisis que golpea duro a la Eurozona y tambi&eacute;n a Estados Unidos.</span></p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; ">En definitiva, sostienen, lo que est&aacute; en crisis no es el capitalismo, sino exclusivamente la versi&oacute;n del capitalismo del mundo occidental. Contra los que sostienen que hay una crisis global del capitalismo que puede terminar con la forma en que lo conocemos o en su dr&aacute;stica transformaci&oacute;n (ver a la partir de la p&aacute;gina 24). En sus distintas versiones, fiel al libre mercado, o como capitalismo de Estado, las econom&iacute;as asi&aacute;ticas siguen creciendo con las mismas herramientas que antes hac&iacute;an crecer al resto del mundo.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
La crisis est&aacute; en Occidente &ndash;sostienen&ndash;; la innovaci&oacute;n y el dinamismo se han mudado hacia el este y hacia el sur. Hacia el mundo de los pa&iacute;ses emergentes.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Ese sabor de revancha tiene or&iacute;genes precisos. Aparte de los actores tradicionales (como Sur Corea, Jap&oacute;n, Singapur e incluso Malasia), la mayor&iacute;a de los dem&aacute;s pa&iacute;ses siguen siendo pobres o de ingresos medios que hicieron enormes esfuerzos para abrir sus econom&iacute;as a las fuerzas del mercado, para encontrarse ahora con nuevos riesgos.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
En cambio, los partidarios de un capitalismo de Estado a ultranza &ndash;nadie mejor que China en este rol&ndash; o de un capitalismo muy regulado, sostienen que entendieron a tiempo la lecci&oacute;n.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
En 1997, el FMI y las fuerzas del Consenso de Washington, obligaron a todos estos pa&iacute;ses a tomar la amarga medicina. Reducir el gasto p&uacute;blico y elevar las tasas de inter&eacute;s, a pesar de que estaban al borde o ya inmersos en una recesi&oacute;n. Adem&aacute;s, a desregular alegremente.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Pero ahora los mismos Gobiernos que votaban esas medidas en el directorio del FMI, enfrentados a los mismos problemas, encuentran diferentes recetas. Bajan las tasas de inter&eacute;s, mantienen o apenas reducen el gasto p&uacute;blico y usan los dineros p&uacute;blicos para el salvataje de sus bancos amenazados.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
El caso es que mientras toda Europa y EE.UU. buscan esquivar la recesi&oacute;n, la gran mayor&iacute;a de pa&iacute;ses asi&aacute;ticos (y de Am&eacute;rica latina tambi&eacute;n) seguir&aacute;n teniendo tasas importantes de crecimiento econ&oacute;mico. La conclusi&oacute;n asi&aacute;tica es obvia: o los pa&iacute;ses occidentales son hip&oacute;critas en su visi&oacute;n de la realidad, o son incapaces de lidiar con la nueva situaci&oacute;n.</p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; "><strong style="margin: 0px; padding: 0px; ">C&oacute;mo liberar el poder productivo</strong></p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; ">Precisamente, si se prefiere hablar de crisis del capitalismo, no hay modo de evitar un tema con &iacute;ntima conexi&oacute;n. El de los recursos humanos. El de la gesti&oacute;n y retenci&oacute;n del talento.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
En todo el mundo, en el &aacute;mbito corporativo la nueva voz de orden es liberar el poder productivo de la gente (en la Argentina, el anuario sobre Recursos Humanos &ndash;Talento, el petr&oacute;leo del futuro&ndash; , se despliega a partir de la p&aacute;gina 36).<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
El nuevo poder de los consumidores, el escenario de la globalizaci&oacute;n y el impacto de la tecnolog&iacute;a est&aacute;n provocando una dr&aacute;stica transformaci&oacute;n sobre la forma en que entregan productos y servicios. Quien mejor pueda utilizar sus recursos humanos ser&aacute; el ganador de ma&ntilde;ana.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Las formas tradicionales del&nbsp;<em style="margin: 0px; padding: 0px; ">management</em>&nbsp;han cambiado hasta un punto en que son irreconocibles. Hay quien supone que tener un puesto fijo en una empresa ser&aacute; estar en un grupo minoritario en un futuro cercano.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
En buena parte de las econom&iacute;as m&aacute;s avanzadas, 80% de los empleados siguen con puestos fijos; 14% trabajan por su cuenta, y el restante 6% ocupan empleos temporales. Nadie aspira hoy a un empleo de por vida.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Cambios transcendentes han ocurrido. Se precisan nuevas y complejas habilidades. Especialistas, gerentes y profesionales se requieren con mayor intensidad. Obreros manuales y sin especializaci&oacute;n son cada vez menos y no consiguen empleo. Ahora hay en oferta trabajo flexible,&nbsp;<em style="margin: 0px; padding: 0px; ">part time</em>, y contratos con plazo fijo. La frontera entre trabajar en casa o en una oficina o f&aacute;brica se va diluyendo velozmente. Los lugares de trabajo est&aacute;n cambiando con m&aacute;s velocidad que nunca antes en medio siglo.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Hay un nuevo mundo de oportunidades para trabajadores con habilidades especiales. Pero el futuro ser&aacute; dif&iacute;cil para quien no est&eacute; especializado o entrenado.</p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; "><strong style="margin: 0px; padding: 0px; ">El primer paso de la gran estrategia</strong></p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; ">El acuerdo de fusi&oacute;n entre Glencore y Xtrata, el nuevo conglomerado de US$ 90.000 millones que combina los esfuerzos de la principal firma de&nbsp;<em style="margin: 0px; padding: 0px; ">commodities</em>&nbsp;mundial y uno de los grupos mineros m&aacute;s grandes del globo, permite que aparezca un nuevo protagonista en el escenario. Su envergadura, el potencial de sus esfuerzos y habilidades combinadas y la capacidad del&nbsp;<em style="margin: 0px; padding: 0px; ">management</em>&nbsp;integrado auguran novedades de importancia y son una clara se&ntilde;al de que este movimiento es el primer paso de una gran estrategia.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
La l&oacute;gica detr&aacute;s de la fusi&oacute;n es innegable. Glencore reina en el &aacute;mbito del comercio de productos b&aacute;sicos de todo tipo, a la par que desde hace a&ntilde;os acumula emprendimientos mineros. Xtrata, entre los grandes grupos mineros del planeta, tiene un papel destacado en cobre, zinc, n&iacute;quel y carb&oacute;n.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Los accionistas de Glencore retendr&aacute;n 56% de las acciones del grupo combinado. Ivan Glasenberg, CEO de Glencore, mantiene una participaci&oacute;n de 9%. Entre &eacute;l y 12 de sus colaboradores en Glencore, retendr&aacute;n la cuarta parte del poder accionario de la nueva compa&ntilde;&iacute;a, que pasa a ser la cuarta en el ranking minero mundial y la primera en comercializaci&oacute;n de productos b&aacute;sicos.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Lo que no escapa a los analistas es que el nuevo coloso &ndash;Glencore Xstrata International&ndash; estar&aacute; en condiciones de pujar para adquirir emprendimientos mineros en todas partes del mundo. Ya est&aacute;n los que suponen que el nuevo elenco directivo tiene en la mira a Anglo American, ahora el quinto grupo minero mundial (aunque el cortejo no parezca viable por ahora).&nbsp;<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
El nuevo grupo controla la tercera parte de todo el carb&oacute;n que se usa para generar energ&iacute;a (es, salvando las distancias, como si Arabia Saudita produjera tres veces m&aacute;s petr&oacute;leo que su actual producci&oacute;n). Tambi&eacute;n controla 25% del mercado mundial de zinc y probablemente ocupe la primera posici&oacute;n en cobre.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Una preeminencia que deber&iacute;a inquietar a los consumidores de estas materias primas, pero seguramente mucho m&aacute;s a los pa&iacute;ses que son grandes productores de estos productos b&aacute;sicos.</p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; "><strong style="margin: 0px; padding: 0px; ">Clima b&eacute;lico por el poder nuclear iran&iacute;</strong></p>
<p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; color: rgb(85, 85, 85); font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; line-height: 16px; ">Hace a&ntilde;os que planea la sombra de una guerra que puede desatarse por la actividad nuclear iran&iacute; sobre la regi&oacute;n. Pero esta vez es diferente. Para muchos estrategas occidentales el conflicto puede escalar a partir de un masivo bombardeo a&eacute;reo de Israel sobre las instalaciones nucleares iran&iacute;es.&nbsp;<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
A finales de febrero, el precio del petr&oacute;leo subi&oacute; en todos los mercados. La causa: un organismo de Naciones Unidas revel&oacute; que Ir&aacute;n increment&oacute; su producci&oacute;n de uranio enriquecido en los &uacute;ltimos meses.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Si bien en Estados Unidos hubo prisa en anticipar que eso no significaba que el r&eacute;gimen iran&iacute; tuviera armamento nuclear, los temores se expandieron teniendo en cuenta la intenci&oacute;n de Israel de actuar de modo decidido para impedir que ello ocurra.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
El precio del barril de crudo Brent (el marcador mundial) trep&oacute; a US$ 125. Ya hab&iacute;a subido 14% durante el mes pasado debido a tensiones entre Ir&aacute;n y pa&iacute;ses occidentales que suspendieron sus compras de crudo a Teher&aacute;n, as&iacute; como algunos problemas en Sud&aacute;n, Siria y Yemen.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
La onda expansiva de un conflicto puede involucrar a Estados Unidos, a Francia e Inglaterra, pero tambi&eacute;n a Arabia Saudita y otros estados &aacute;rabes vecinos, temerosos de un eventual bloqueo persa del Golfo de Ormuz que trabe exportaciones petroleras de la zona.&nbsp;<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
En Israel se dice que en pocos meses m&aacute;s, Ir&aacute;n podr&iacute;a entrar en una zona de inmunidad, donde ning&uacute;n ataque alcance a detener o desmantelar su capacidad nuclear ofensiva. La conclusi&oacute;n es evidente: es necesario golpear cuanto antes para evitar que se transponga esa barrera. En Occidente hay quienes sostienen que ese ataque podr&iacute;a ocurrir en el pr&oacute;ximo trimestre.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Pero Jerusal&eacute;n no es la &uacute;nica capital preocupada. Los estados del Golfo y Arabia Saudita comparten la inquietud. Nadie quiere ver armas nucleares en manos del Gobierno de Teher&aacute;n.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Estados Unidos hace lo posible por desmarcarse, pero si hay un ataque, de hecho quedar&aacute; involucrado en el conflicto. Algo nada bueno para Barack Obama en un a&ntilde;o de elecciones, justo ahora que se retira de Irak y Afganist&aacute;n.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
M&aacute;s belicosos y atentos a un inminente conflicto est&aacute;n los Gobiernos de Francia y Gran Breta&ntilde;a.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Hay dos escenarios previstos: en el primero, Israel ataca, Occidente ensaya una d&eacute;bil condena, e Ir&aacute;n contraataca. Lo que har&aacute; que estadounidenses y europeos acudan a defender a Israel. El segundo, luego del ataque israel&iacute;, los iran&iacute;es contraatacan contra todos los intereses occidentales, adem&aacute;s de los estados &aacute;rabes del Golfo.<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Lo evidente es que tras lo ocurrido en Libia, hay gran confianza en la eficacia del poder&iacute;o a&eacute;reo (y de la tecnolog&iacute;a misil&iacute;stica), para destruir blancos militares sin causar &ndash;demasiadas&ndash; bajas civiles. Por otra parte, Teher&aacute;n no tendr&aacute; blancos f&aacute;ciles para golpear a los occidentales en la regi&oacute;n. EE.UU. no tiene tropas en Irak, y Gran Breta&ntilde;a &ndash;desde el a&ntilde;o pasado&ndash; cerr&oacute; su embajada en la capital iran&iacute;.&nbsp;<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Todav&iacute;a queda la amenaza saudita: si Ir&aacute;n tiene la bomba, la monarqu&iacute;a saud&iacute; intentar&aacute; tener la propia, para lo cual parece que tiene un entendimiento con Pakist&aacute;n (que s&iacute; es ya una potencia nuclear).&nbsp;<br style="margin: 0px; padding: 0px; " />
Tal vez se est&eacute; subestimando el poder de causar da&ntilde;o que puede tener Ir&aacute;n si es atacado primero.</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades