Oil & Gas: buen panorama gracias a precios estables

La mejora de los parámetros de la oferta y demanda de petróleo, así como los recortes de oferta de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), en conjunto con la reducción de la producción mantendrán estables los precios del petróleo a corto y mediano plazo.

23 marzo, 2023

También influyen las sanciones derivadas del conflicto bélico con Ucrania y el aumento sostenido de la demanda de países como India y China. Así surge según el más reciente informe “Oil & Gas benchmarking” que realiza PwC

Para Hernán Rodríguez Cancelo, socio de PwC Argentina especialista en la industria energética, “los precios del petróleo serán levemente superiores y mantendrán una tendencia alcista en los próximos 2 o 3 años. “Esta tendencia tiene que ver también con la recuperación del consumo, respecto a los niveles que dejó la pandemia, ya que, al tratarse de un commodity, tiene relación directa con la oferta y la demanda”, precisó.

Asimismo, el informe destaca el hecho de que tanto China como India, que son los principales importadores de petróleo, han recuperado los volúmenes de consumo luego del derrumbe de 2020. Esto, sumado a los reportes que avalan el hecho de que el consumo se incrementará en los próximos años, al punto de mantenerse en 101 millones barriles diarios (b/d) o incrementarse a 102 millones de b/d, hace prever un panorama positivo para el mercado petrolero.

De acuerdo con el análisis del especialista, se observa cómo Estados Unidos y Canadá continúan reforzando su liderazgo en el mercado y se espera que aumenten su producción en los próximos años, mientras que la OPEP+ ratifica su postura de mantener su producción limitada entre los 45 millones de barriles por día, lo que deriva en una estabilidad prolongada de los precios de cara a los próximos años.

Más allá del escenario de estabilidad o leve incremento de precios, no se descartan posibles turbulencias que puedan provenir de factores externos, como la reciente crisis bancaria, que podría alterar la tendencia de precios mientras duren estas incertidumbres.

“La irrupción de las energías renovables ha tenido una baja influencia en la matriz energética global, y por ende, en el consumo de petróleo, pese a las previsiones de los actores del mercado, que esperaban que el proceso de transformación hacia las energías limpias ejerciera presión sobre los precios en el futuro cercano. Esto se debe, principalmente, a que los países con mayor demanda de petróleo, como China o India, no están tan alineados a los objetivos Net Zero, escenario sobre el cual no se esperan grandes cambios en los próximos 3 o 4 años” indicó Ezequiel Mirazón, socio de PwC Argentina, líder de la práctica de Energía, Minería y Utilities.

Si bien en Europa la irrupción de las energías renovables ha tenido un impacto relevante, esto no se observa en el resto del mundo. Otro factor que ha incidido es que aún la matriz energética global tiene una importante dependencia respecto del carbón, la más contaminante de las alternativas energéticas, por lo que en el corto plazo podría esperarse una sustitución de ésta en favor de petróleo y gas.

 

Incidencia geopolítica en el mercado argentino

La prolongación del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y las sanciones respectivas, continúan reconfigurando la dinámica económica mundial, tal es el caso de la reciente reducción de la producción petrolera anunciada por Rusia (-500.000 barriles por día) y la negativa por parte de la OPEP de compensar los recortes anunciados.

Sin embargo, este panorama global puede ser positivo para el mercado y los productores argentinos, quienes tendrán cierto nivel de certidumbre en lo que son sus inversiones en Vaca Muerta. Este escenario, puede representar un aliciente para que incrementen su inversión y fomenten el crecimiento de este yacimiento, a fin de aprovechar esta nueva oportunidad para que Argentina pueda incursionar en el mercado global, y en especial en el ávido mercado europeo que es tan dependiente de Rusia.

“Hoy Argentina está teniendo excedentes de exportación de crudo y se ha convertido en un exportador neto, es decir de los 630 mil barriles por día que está produciendo, sólo aproximadamente 500 mil están destinados al mercado interno. Esto, aunado a la perspectiva de estabilidad de los precios del petróleo para 2023 y 2024 y la firme tendencia de crecimiento de la producción proveniente de Vaca Muerta, va a derivar en un incremento de los excedentes para exportar, lo que va a generar nuevos ingresos que cubran una parte de lo que dejará de producir el mercado agroexportador a raíz de la sequía”, indicó Hernán Rodríguez Cancelo.

Respecto al precio del gas, el escenario también es positivo, ya que luego del incremento que se registró en 2022 impulsado por el conflicto bélico de Rusia y Ucrania, si bien se prevé una baja, los valores se colocan dentro de niveles muy atractivos. Esto también podría beneficiar a Argentina, ya que podría fomentar el desarrollo de los planes de exportación de gas a través de gas natural licuado (GNL).

“El panorama a nivel global es prometedor y denota certidumbre debido a que se prevé que se mantengan los volúmenes de consumo lo que derivará en precios más estables y en un mayor aliciente para inversionistas y productores, lo que sin duda será un factor positivo para el desarrollo y el crecimiento de la industria”, concluyó Rodríguez Cancelo.

 

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades