Tropieza Uber en California

Un juez federal rechazó la propuesta de la compañía para zanjar la demanda de 400.000 conductores, quienes reclaman que se los debía haber considerado empleados y no contratistas.

La compañía debía pagar hasta US$ 100 millones por daños a conductores según un fallo del mes de abril. El juez dijo que la oferta de Uber no es justa ni adecuada ni razonable.

 

 
Según un acuerdo concertado en abril, Uber debía pagar hasta US$ 100 millones por daños ocasionados a casi 400.000 conductores. Ellos hicieron una primera denuncia en 2013 diciendo que se los debía haber clasificado como empleados en lugar de contratistas independientes de la compañía. Uber se opuso a eso pues significaba ponerlos en nómina y pagar cargas sociales y asegurar que tuvieran por lo menos un sueldo mínimo.

Pero en los documentos presentados por la corte del distrito federal de California, el juez Edward M. Chen dictamina que el acuerdo de abril no es justo ni razonable y por lo tanto lo rechaza.

Esta decisión es un duro golpe para Uber en su larga batalla con los conductores, muchos de los cuales han dicho que el tipo de control que ejerce la compañía sobre ellos constituye condiciones de empleo. Como empleados, los conductores estarían en condiciones de que se les reembolsen los gastos por mantenimiento del vehículo, mientras que como contratistas independientes ahora los pagan ellos.

Uber había considerado el acuerdo como una victoria sobre los conductores que deseaban mantener flexibilidad en el trabajo. Pero otros aseguraban que el monto era muy bajo. El juez les dio la razón. La compañía está valuada en US$ 62.500 millones

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades