Tres pasos peligrosos de la Shell

En el corazón de los negocios está siempre el factor riesgo. Nunca un negocio se hace sin correr algún tipo de riesgo. Por eso, cuanto más grande la compañía mayores son los riesgos. Aquí, los tres grandes riesgos que ha decidido correr la petrolera anglo holandesa Shell en los últimos días.

El primero riesgo es un acuerdo con el BG Group, tercera productora de petróleo y gas de Gran Bretaña , que está atravesando un proceso de aprobación regulatoria. La compra valora a BG en US$ 70.000 millones más de 50% por encima de la valuación de mercado.

 

El segundo riesgo es la apuesta en el Ãrtico. Shell va adelante con sus intenciones de perforar en el Mar Chukchi, frente a las costas de Alaska, haciendo caso omiso de la acción de los grupos ambientalistas .Si lleva adelante la perforación ante la posibilidad de acciones legales y regulatorias aumentará unos US$ 1.400 millones a los costos de exploración de este año y más en 2016.

 

Tercer riesgo es su intención de una alianza estratégica con Gazprom. Ya la había anunciado en 2010 y no pasó nada. Pero esta vez las intenciones son más serias y hay una serie de proyectos específicos : el desarrollo de dos extensiones de la línea Nordstream que llevaría gas ruso a los mercados de Europa occidental y la expansión del proyecto de exportación d LNG de Shell (gas natural licuado) a la parte más oriental de Rusia. Ambos proyectos fueron anunciado el mes pasado en San Petersburgo con bombos y platillos.

 

En el ambiente se presume que estos tres proyectos son contrarios al actual clima en el mercado de hidrocarburos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades