Thomas Cook, otra víctima de los tiempos

La agencia de turismo más antigua del mundo perdió su batalla contra Internet, low cost y Brexit.

23 septiembre, 2019

Luego de todo un día de conversaciones urgentes con su principal accionista y creedores para mantener el negocio a flote, colapsó el domingo a la noche sorprendiendo a su personal y a cientos de miles pasajeros desparramados por el mundo. La compañía de 178 años no pudo conseguir los 200 millones adicionales de libras esterlinas que necesitaba y anuncia que su directorio llegó a la conclusión de que no tenía más alternativa que tomar laas medidas necesaris para entrar en liquidación obligatoria con efecto inmediato.

Peter Fankhauser, CEO de Thomas Cook, se disculpó ante clientes, empleados, proveedores y socios. Lal compañía acumuló una pérdida de US% 1.900 millones en los seis meses que culminaron el 31 de marzo.

La decisión motiva la mayor repatriación de personas en tiempos de paz que haya registrado Gran Bretaña en toda su historia. Hay más de 150.000 británicos en el extranjeros, casi el doble de los que fueron repatriados luego del colapso en 2017 de Monarch Airlines.

Los vuelos de repatriación están a disposición solamente de los pasajeros cuyo viaje se haya originado en el Reino Unido.

El negocio de Thomas Cook, de venta de vuelos en su propia aerolínea junto a habitaciones de hotel sufre desde hace años la presión de rivales online y aerolíneas low cost. El Brexit complicó las cosas devaluando la libra y desalentando a algunos viajeros.

En cifras el colapso de Thomas Cook significa que 21.000 empleados pierden su trabajo y 150.000 pasajeros quedan varados en el extranjero.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades