Telefónica apostó fuerte en Alemania

El grupo español considera “razonable” el precio pagado por una de las licencias UMTS alemanas. Las acciones de la compañía, sin embargo, registraron fuertes descensos en Madrid y Buenos Aires.

(EFE).- Telefónica de España se mostró “muy satisfecha” con el resultado de la subasta de licencias de telefonía móvil UMTS en Alemania y calificó de “muy razonable” el precio
-US$ 7.627 millones- por el que ha adquirido las frecuencias, junto a su socio finlandés Sonera.

Fuentes de la compañía aseguraron que el consorcio 3G (formado por la operadora española y Sonera) estaba dispuesto a pagar aún más para adquirir una licencia de telefonía móvil de tercera generación (que permite el acceso a Internet y la transmisión de datos multimedia).

El consorcio cuenta con un plazo de un mes para abonar los US$ 7.627 millones (8.408 millones de euros) que ha ofrecido por la licencia, un precio que, a juicio de Telefónica, es relativamente inferior a lo que hubiese pagado en la subasta por las licencias del Reino Unido, de la cual finalmente se retiró.

Según Telefónica, la inversión en Alemania es más rentable debido a que se trata de un país con más población, más poder adquisitivo, una mayor concentración urbana, una orografía más llana y un índice inferior de penetración de la telefonía móvil.

Para Telefónica el precio de la adjudicación de Alemania es relativamente bajo porque mientras que Vodafone cuenta con tres licencias (Reino Unido, Alemania y España) en las que ha invertido cerca de 3 billones de pesetas (US$ 16.357 millones), la operadora española tiene dos y se ha gastado 1,4 billones.

Telefónica perdió ayer en bolsa 5,31% y situó el precio de sus acciones en 23,90 euros (3.977 pesetas o US$ 21,6) después de que el gobierno alemán adjudicara al grupo con el que se presentó a la subasta dos paquetes de frecuencias de telefonía móvil.

Los analistas atribuyeron esta caída al elevado precio -1,4 billones de pesetas (US$ 7.627 millones)- que deberá pagar el consorcio 3G formado por la compañía española y la finlandesa Sonera para entrar en el negocio de telefonía UMTS de Alemania.

Tras este traspie, el precio de las acciones de la operadora queda muy lejos de sus máximos, ya que a principios de marzo los títulos superaban los 33 euros (5.491 pesetas o US$ 29,9).

Telefónica registró descensos moderados durante la mayor parte de la sesión, pero hora y media antes del cierre se precipitó hasta caer más de 5%, inmediatamente después de el gobierno alemán anunciara que les concedía dos paquetes de frecuencias de telefonía móvil.

Los seis grupos que pujaban en la subasta se repartieron los doce bloques de frecuencias y deberán abonar por ellos un total de 50.519 millones de euros (8,4 billones de pesetas o US$ 45.801 millones).

(EFE).- Telefónica de España se mostró “muy satisfecha” con el resultado de la subasta de licencias de telefonía móvil UMTS en Alemania y calificó de “muy razonable” el precio
-US$ 7.627 millones- por el que ha adquirido las frecuencias, junto a su socio finlandés Sonera.

Fuentes de la compañía aseguraron que el consorcio 3G (formado por la operadora española y Sonera) estaba dispuesto a pagar aún más para adquirir una licencia de telefonía móvil de tercera generación (que permite el acceso a Internet y la transmisión de datos multimedia).

El consorcio cuenta con un plazo de un mes para abonar los US$ 7.627 millones (8.408 millones de euros) que ha ofrecido por la licencia, un precio que, a juicio de Telefónica, es relativamente inferior a lo que hubiese pagado en la subasta por las licencias del Reino Unido, de la cual finalmente se retiró.

Según Telefónica, la inversión en Alemania es más rentable debido a que se trata de un país con más población, más poder adquisitivo, una mayor concentración urbana, una orografía más llana y un índice inferior de penetración de la telefonía móvil.

Para Telefónica el precio de la adjudicación de Alemania es relativamente bajo porque mientras que Vodafone cuenta con tres licencias (Reino Unido, Alemania y España) en las que ha invertido cerca de 3 billones de pesetas (US$ 16.357 millones), la operadora española tiene dos y se ha gastado 1,4 billones.

Telefónica perdió ayer en bolsa 5,31% y situó el precio de sus acciones en 23,90 euros (3.977 pesetas o US$ 21,6) después de que el gobierno alemán adjudicara al grupo con el que se presentó a la subasta dos paquetes de frecuencias de telefonía móvil.

Los analistas atribuyeron esta caída al elevado precio -1,4 billones de pesetas (US$ 7.627 millones)- que deberá pagar el consorcio 3G formado por la compañía española y la finlandesa Sonera para entrar en el negocio de telefonía UMTS de Alemania.

Tras este traspie, el precio de las acciones de la operadora queda muy lejos de sus máximos, ya que a principios de marzo los títulos superaban los 33 euros (5.491 pesetas o US$ 29,9).

Telefónica registró descensos moderados durante la mayor parte de la sesión, pero hora y media antes del cierre se precipitó hasta caer más de 5%, inmediatamente después de el gobierno alemán anunciara que les concedía dos paquetes de frecuencias de telefonía móvil.

Los seis grupos que pujaban en la subasta se repartieron los doce bloques de frecuencias y deberán abonar por ellos un total de 50.519 millones de euros (8,4 billones de pesetas o US$ 45.801 millones).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades